Abrir menú principal

Quinto Ligario (en latín, Quintus Ligarius) fue un militar romano, que vivió hacia el año 50 a. C. Fue acusado de traición por haberse opuesto a Julio César en una guerra en África, pero fue defendido tan elocuentemente por Cicerón que obtuvo el perdón y se le permitió volver a Roma. Más tarde conspiró con Bruto en el asesinato de Julio César.

Guerra civilEditar

Quinto Ligario, de familia sabina, fue un miembro del Ordo Equester destinado a África, como legado del gobernador provincial Cayo Considio Longo, quien más tarde volvió a Roma, dejándole el control de la provincia.[1]​ Después de que César derrotara a Pompeyo en la Batalla de Farsalia,[2]​ el aliado de Pompeyo, Publio Accio Varo ocupó África, esperando restaurar la causa pompeyana. Ligario se convirtió en uno de sus asistentes en la continuación de la guerra contra César y estuvo presente en la Batalla de Tapso. Tras la derrota de los pompeyanos, fue capturado en Hadrumeto. Fue perdonado por César, pero no se le permitió volver a Italia.[3]

Enlaces externosEditar

ReferenciasEditar

  1. John Hazel, Who's Who in the Roman World, Routledge, London, 2001, p.168.
  2. Darrouy, Fernando Villegas (1 de febrero de 2012). Julio Cesar para jóvenes y no tanto. Penguin Random House Grupo Editorial Chile. ISBN 9789562623841. Consultado el 27 de diciembre de 2017. 
  3. Harold C. Gotoff, Cicero's Caesarian Speeches: A Stylistic Commentary, University of North Carolina Press, 1993, p.xxxiii.