Abrir menú principal

Raquel Liberman

No trabajó, fue víctima de trata de personas

Raquel Liberman (Berdychiv, 10 de julio de 1900 - Buenos Aires, 7 de abril de 1935) fue una mujer polaca, víctima de la trata de personas en Argentina que logró denunciar a sus tratantes y deshacer la red judía de trata de blancas Zwi Migdal, que operaba en Argentina desde principios del siglo XX.

Raquel Liberman
Raquel Liberman.PNG
Raquel Liberman en 1930, con sus dos hijos (de 10 y 9 años).
Información personal
Nacimiento 10 de julio de 1900
Berdychiv,
Ucrania,
Imperio ruso Bandera de Rusia
Fallecimiento 7 de abril de 1935 (34 años)
Buenos Aires,
Argentina Bandera de Argentina
Causa de la muerte cáncer de tiroides
Nacionalidad argentina

Índice

BiografíaEditar

Rokhl Lea Liberman[1]​ nació en la pequeña ciudad de Berdýchiv, de unos 50 000 habitantes (el 80 % de los cuales era judío). De pequeña emigró con su padres a Varsovia (capital de Polonia). En 1919 se casó con Yaacov Ferber, en 1920 tuvo su primer hijo, Joshúa Ferber. En 1921, cuando Raquel Líberman estaba embarazada de su segundo hijo, su esposo emigró a la Argentina en busca de trabajo. Ese mismo año, Raquel Líberman emigró con los dos bebés para reunirse con su esposo Jacob, y se radicaron en el pueblo de Tapalqué (en el centro de la provincia de Buenos Aires).

A los pocos meses (1923), su esposo murió de tuberculosis y Raquel Líberman ―sin conocimiento del español― se vio obligada a dejar sus dos bebés en casa de vecinos y mudarse a la ciudad de Buenos Aires en busca de trabajo. Al no conseguir trabajo de costurera, entró ―se desconoce si voluntariamente― en la prostitución. Finalmente fue secuestrada por la red de trata Zwi Migdal, que ―bajo la apariencia de una Sociedad Judía de Socorros Mutuos―, reclutaba mujeres judías pobres de Europa del Este para explotarlas sexualmente en Buenos Aires y otras ciudades del país.[2][3]

Otra versión dice que en Polonia conoció a un hombre llamado Jaime Kissinger, quien ―con promesas de matrimonio― la llevó a Buenos Aires, donde la dejó en manos de la Zwi Migdal.[3]

Una vez atrapada por esta red de trata Raquel Líberman sufrió todo tipo de vejámenes por los «caftenes» (tratantes judíos) en los distintos prostíbulos de la capital.[3]

Durante seis años Raquel Líberman permaneció prisionera de esta red pero logró ahorrar dinero a escondidas para lograr su libertad con la complicidad de un cliente, que se apiadó de ella y ofreció comprarla al proxeneta para su propio prostíbulo de judías en Mendoza. El tratante de la Zwi Migdal aceptó, y Liberman le pagó su precio al cliente. Con lo que quedaba de sus ahorros, Liberman compró un local en la calle Callao pero fue prontamente detectada por la Zwi Migdal. Esta comenzó a acosarla y amenazarla para evitar su ejemplo en otras prisioneras de la red. La Zwi Migdal envió a un rufián (José Salomón Korn) para engañarla con promesas de matrimonio. Ella se casó con José Korn y al poco tiempo éste le robó sus ahorros y la recluyó en un burdel-cárcel en Buenos Aires.[3]​ Muere por un cáncer de tiroides.

Denuncia y juicio a la Zwi MigdalEditar

Luego de escapar por segunda vez de la red Raquel Líberman contactó al comisario Julio Alsogaray, un policía con fama de incorruptible, ante el cual radicó la denuncia el 31 de diciembre de 1929.[3]​ El comisario le preguntó si estaba dispuesta a declarar ante un juez y ella afirmó: «Solo se muere una vez: la denuncia no la retiro».[4]​ El juez en lo criminal Manuel Rodríguez Ocampo citó a Raquel Líberman a declarar. Así se obtuvo el trasfondo de la siniestra organización: las mujeres eran llevadas de un lugar a otro de modo forzoso, eran maltratadas física y mentalmente para doblegarlas y evitar que denunciaran a la organización. El juez dictó procesamiento y prisión preventiva a 108 miembros de la Zwi Migdal[4]​ y la captura de 334 prófugos bajo los cargos de corrupción y asociación ilícita. A lo largo de la investigación se descubrió cierta complicidad de la red con la Policía Federal.

Los ricos líderes de la Zwi Migdal apelaron la sentencia del juez. Pese a la declaración de Raquel Líberman, los jueces de la Cámara de Apelaciones en la causa solo dictaron prisión preventiva a tres integrantes secundarios de la organización, dejando libres a los jefes y a todos los demás. La Cámara justificó su acción en que solo Raquel Líberman (pese a las amenazas) había declarado, mientras las otras víctimas no declararon.[3]

Raquel Líberman se reunió con sus dos hijos, y vivió en Buenos Aires. Sin embargo, un par de años después enfermó de cáncer de tiroides y murió el 17 de abril de 1935, a los 34 años, dejando huérfanos a sus dos hijos de 15 y 14 años.[5][2]​ Antes de morir, estaba tramitando un visado para volver a Polonia con sus hijos para estar con su familia.[6]

Suerte de su pueblo natalEditar

A mediados de 1941, luego de la invasión alemana a la Unión Soviética, la ciudad de Berdíchiv ―en la que vivían más de 40 000 judíos― fue ocupada por las tropas nazis. Varios miles de judíos escaparon a otras regiones de Ucrania. En Berdíchiv se estableció una unidad de exterminio (Einsatzgruppen, en alemán), que instaló a continuación un gueto para recluir a la población judía. Dicho gueto fue liquidado pocos meses después, en octubre de 1941, siendo asesinados entre 20 000 o 30 000 judíos.

ReconocimientoEditar

El ejemplo de Raquel Líberman inspiró semificciones en varios autores, como Humberto Costantini, Carlos Serrano, Myrtha Schalom (con La polaca[7]​), Nora Glickman[2]​ y Elena Vinelli.

En Argentina también existen los «premios Raquel Liberman», dedicados a los derechos humanos contra la violencia de género.[8]

En el año 2017 se premió y publicó la novela "Mistonga florcita de lis", obra del escritor argentino Gerardo H. Badoglio, en la cuál se hace referencia explícita a Raquel Liberman y se relata la historia de una mujer francesa que es traída a argentina mediante engaños y atraviesa el horror de la trata en aquel particular Buenos Aires de la década infame.

En el año 2019 se estrenó la telenovela Argentina, tierra de amor y venganza, en la que el personaje de Raquel, interpretado por Eugenia Suárez, está libremente basado en la vida de Liberman.

ReferenciasEditar

  1. «The Legacy of Raquel Liberman». Archivado desde el original el 7 de agosto de 2016. Consultado el 1 de agosto de 2016. 
  2. a b c Nora Glickman. «Raquel Liberman». Jewish Women Archive (en inglés). 
  3. a b c d e f Luciano Andrés Valencia (Agencia Walsh) (28 de enero de 2013). «Raquel Liberman y Marita Verón». Argenpress. Consultado el 31 de julio de 2013. 
  4. a b «Reconocimiento a Raquel Liberman, pionera contra la trata de personas». diario El Argentino. Consultado el 31 de julio de 2013. 
  5. Eduardo Pogoriles. «Zwi Migdal: filman la historia de la mafia polaca en la Argentina». diario Clarín. Consultado el 31 de julio de 2013. 
  6. Raquel Liberman, "la polaca" que desnudó la trata de mujeres en la Argentina de los años 30.
  7. Reeditan "La polaca", la historia de una heroína silenciada. Telam
  8. «Reconocimiento a quienes luchan por frenar la violencia de género». parlamentario.com. Consultado el 1 de agosto de 2013.