Abrir menú principal

El reflejo rotuliano es la contracción involuntaria del músculo cuádriceps femoral por la flexión del tendón rotuliano. Es un reflejo de tipo miotático o de estiramiento.[1]​ Fue descubierto, estudiado y reportado por primera vez en 1875 por William Erb.[2]

SinónimosEditar

Al reflejo rotuliano también se le denomina reflejo patelar (derivado de su nombre en inglés patellar reflex) reflejo del cuádriceps, reflejo cuadricipital, reflejo del tendón rotuliano; y coloquialmente reflejo de la rodilla.[3]

MecanismoEditar


Al percutir el tendón rotuliano, la pierna se extiende ya que las neuronas motoras alfa dirigen un impulso nervioso al músculo cuádriceps femoral. El nervio femoral, responsable de tal reflejo, se extiende por todo el muslo y sus sinapsis se encuentran en el nervio espinal lumbar 2 a 4 (L2-L4) de la médula espinal. Por tanto, este movimiento es involuntario y responde a una necesidad de regulación automática de los músculos del cuerpo.

Para que este reflejo se produzca, es imprescindible tener la pierna flexionada y relajada.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. «Reflejos - Diccionario». 
  2. The Origins of the History and Physical Examination
  3. Real Academia Nacional de Medicina. Diccionario de términos médicos. Madrid: Panamericana; 2012.