Abrir menú principal

Episodio ocurrido el 4 de octubre de 1818, durante la Invasión Portuguesa, a la Banda Oriental. Después de haber salvado a José Artigas en la Batalla de Queguay Chico, Fructuoso Rivera marchó hasta la barra del arroyo Rabón, al suroeste del actual departamento de Paysandú, con la intención de atacar allí a fuerzas luso-brasileñas. Al frente de 600 hombres el caudillo oriental se encontró sorpresivamente con un ejército que lo superaba ampliamente en número (2000 soldados) al mando del guerrillero riograndense Bento Manuel Ribeiro. Debió emprender retirada arriesgando una catástrofe, y logró escapar con fuerzas casi intactas (perdiendo sólo 6 hombres). Luego de diez largas horas de combate en retirada, a lo largo de 60 km, pudo librarse de su perseguidor en una hazaña táctica que contribuyó a sentar su fama de guerrillero escurridizo e imprevisible.