Revista académica

publicación periódica revisada por expertos

Una revista académica es una publicación periódica, seriada revisada por expertos, sostenida por un comité editorial y un editor académio. E ella se publican artículos académicos.[1]

Las revistas académicas sirven de foro para la introducción y presentación de las nuevas investigaciones que están pendientes de examen, así como para la crítica acerca de la investigación existente. El contenido, típicamente, toma la forma de artículos que presentan investigaciones originales, recensiones de artículos y reseñas de libros.

Un tipo de revista académica son las revistas científicas, que se centran en la ciencia y contienen artículos científicos.

Artículos académicosEditar

Hay dos tipos de trabajos en la academia: el solicitado, cuando una persona ha sido invitada a presentar su trabajo, ya sea por contacto directo o a través de una llamada general a la participación, y el no solicitado, donde una persona presenta una obra para su posible publicación sin que se le haya solicitado directamente.[2]​ Tras la recepción de un artículo, los editores de la revista determinan si se debe rechazar la presentación de manera categórica o iniciar el proceso de revisión por pares. En este último caso, la presentación se convierte en objeto de revisión por expertos externos a la elección del editor que, por lo general, permanecen en el anonimato. El número de estos evaluadores o "árbitros" varía de acuerdo a la práctica editorial de cada revista (por lo general, no suelen ser menos de dos, aunque a veces sean tres o más, los expertos en la materia objeto del artículo los que elaboran informes sobre el contenido, estilo y otros factores que dan lugar a las decisiones de los editores de la publicación). A pesar de que estos informes suelen ser confidenciales, algunas revistas y editores también hacen una revisión por pares pública. Los editores o bien optan por rechazar el artículo para que se realice una revisión o una nueva presentación, o aceptan el artículo para su publicación. Incluso los artículos aceptados suelen ser objeto de posterior (y a veces considerable) edición por el personal de la revista antes de llevarlos a impresión. La revisión por expertos puede durar desde varias semanas hasta varios meses.[3]

Métodos de aprendizaje activo MAAEditar

Las metodologías activas, como las define López (2005), son un proceso interactivo basado en la comunicación profesor-estudiante, estudiante-estudiante, estudiante-material didáctico y estudiante-medio que potencia la implicación responsable de este último y conlleva la satisfacción y enriquecimiento de docentes y estudiantes. Sin embargo, el uso y la utilidad de los métodos activos no se limita al ámbito de la educación formal, sino que se aplican también y sobre todo en ámbito de la educación no formal. Siendo esta metodología la que fundamenta modelos de intervención tales como la animación sociocultural y la educación para el ocio y tiempo libre, tal y como lo demuestra Ventosa y su equipo (2016).

El estudiante en el aprendizaje activo, en el ámbito en que encuentra dispone de mayor libertad en otros tipos de aprendizajes. Esta debe fomentarse y construirse desde una toma de conciencia paulatina que atienda a la responsabilidad del proceso y sea capaz de crear en el estudiante una introspección necesaria para la autonomía que deberá emprender sea ordenada, con claridad y rigurosa. Según, Ramos (2013) menciona que el aprendizaje activo se mueve en el ámbito que:

Dispone de mayor libertad de la que disponía en otros tipos de aprendizajes. Esta debe fomentarse y construirse desde una toma de conciencia paulatina que atienda a la responsabilidad del proceso y sea capaz de crear en el estudiante una introspección necesaria para la autonomía que deberá emprender (p. 57).

Por consiguiente, abarca un conjunto de métodos que comparten el involucrar al estudiante en tareas tales como el análisis, la síntesis y la evaluación, desarrollando estrategias en las que el estudiante, además de actuar reflexiona sobre la acción que desarrolla (Fink, 2003). Se explica porque estos métodos implican que el estudiante se involucre de manera activa en el proceso de aprendizaje. Entre los métodos que forman parte de este grupo se encuentran el trabajo en equipo, la enseñanza-aprendizaje orientada a proyectos y el estudio de casos.

El alumno debe trabajar la capacidad de aprender a aprender, siendo consciente de sus estrategias de aprendizaje, sus preferencias, sus limitaciones y sus intereses en cuanto al acercamiento a la lengua se refiere, frente a esto Ramos (2013) menciona que, podemos pedir que en su diario de clase reflexione también sobre las formas en las que aprende con mayor o con menor dificultad. Es interesante concebir la programación como una hoja de ruta creada para llegar a una ciudad que queremos visitar (p. 34).

El aprendizaje basado en métodos de aprendizaje activo es, por tanto, un método de enseñanza basado en el constructivismo, colaborativo, auto dirigido y de aprendizaje. El punto de partida es plantear a los estudiantes un problema relevante que mantiene su motivación y que les conduce a descubrir lo que ya saben sobre el tema y lo que necesitan saber, decidir sobre nuevas líneas de investigación, construir nuevos conocimientos y aplicar las herramientas necesarias para resolver el planteamiento, según Granado (2018) dice que el docente adopta el rol de orientador, que propone el problema o las situaciones problemáticas, y que está al lado del estudiante para colaborar con las necesidades que les vaya surgiendo.

Revisión de artículosEditar

La revisión de artículos, también llamada "examen de los progresos", consiste en los diversos controles que se establecen a la investigación publicada en revistas. Algunas revistas se dedican por completo a la revisión de artículos mientras que otras contienen unas pocas en cada edición, pero la mayoría no publican artículos de revisión. Tales revisiones tratan a menudo sobre la investigación del año anterior, así como de lapsos de tiempo más largos o cortos; algunas están dedicadas a temas específicos, otras a estudios generales. Algunas revistas son enumerativas y enumeran todos los artículos importantes relativos a un tema determinado; otras son selectivas e incluyen solo lo que consideran que vale la pena. Sin embargo, otras son evaluativas y juzgan los progresos en un campo específico. Algunas revistas se publican en series, cada una referida a un año completo de un campo o cubriendo ámbitos específicos de varios años.

A diferencia de los artículos de investigación originales, los artículos de revisión tienden a ser peticiones solicitadas y a veces se planifican con años de antemano. Se suelen confiar a estudiantes que comienzan sus estudios en un campo determinado para procurar información actualizada a los que ya están situados en dicho campo.

La Localización de las palabrasEditar

Cuando hablamos de Estilo y composición son dos temas muy diferentes que deben ser abordados, de esta manera es en cuanto a la composición se debe seguir con una serie de parámetros, en cuando se refiere a la composición de textos académicos, según Zayas (2012) menciona que hay tres clases de composición en la redacción de un escrito académicos y esto son: En el primer grupo, que corresponde en términos generales a la planificación, se concentran las operaciones de definición de objetivos (decidir para qué escribir), generación de ideas o invención (buscar qué decir) y organización del material (diseñar un plan textual). Es importante tener en cuenta que no hay que pensar a la planificación como un proceso previo a la redacción, ni siquiera como una actividad necesariamente anterior a la revisión (p. 27).

Para lograr comprender la complejidad del proceso de composición escrita y producir textos en función de audiencias específicas, con intenciones comunicativas y dentro de contextos y prácticas comunicativas reales, según Zayas (2012) afirma que, se requiere abandonar la enseñanza de la composición centrada en los productos logrados por los estudiantes, donde el profesor señala y corrige las fallas y errores ortográficos que presenta el texto, logrando así una composición escrita adecuada.


Al iniciar una escritura académica se vuelve más complejo y tiende a saturar la memoria del estudiante, Es decir, es necesario que el escritor ponga en marcha algún sistema de control que dirija las distintas habilidades (Ortega y Beéjar, 2008, p. 23).

En cualquier momento, sea una conversación, oración u escrito usamos sustantivos. Según la naturaleza de la entidad a la que nombran, según sus géneros, según su número, según su morfología cuando hablamos acerca de la oración se dice que es el fragmento más pequeño capaz de comunicar una idea, esta es una serie de palabras que tienen sentido completo la cual está formada por sujeto y predicado al igual se las puede clasificar como las oraciones según la fuerza Linkografia: Enunciativas o declarativas, Exhortativas o imperativas, Exclamativas, Interrogativas, Dubitativas, Optativa o desiderativa.

Oración al párrafoEditar

El comienzo de un párrafo es la idea principal una o más ideas secundarias, La idea principal contiene la esencia del párrafo, sin ella no se puede comprender el mensaje central que contiene cada uno. Las ideas secundarias amplían, complementan o reiteran la idea principal. Es indicado por diversos medios, como una línea en blanco antes o una sangría en la primera línea. Antiguamente, se empleaban los símbolos , para separar párrafos, para comenzarlos, pero hoy es raro verlos, según Spencer (1980) afirma que:

El primer punto, y fundamental, de este enfoque será, pues, un estudio detenido de las conjunciones, las expresiones de transición y los pronombres relativos. Abundante ejercitación de estos elementos, que implican adición de conceptos, contradicción, consecuencia, concesión, etc., parece ser esencial para desarrollar el pensamiento lógico hacia el lenguaje. Por otro lado, los conceptos de coordinación y subordinación, que, por supuesto, implican el uso de estos nexos lógicos, no logran ser captados en profundidad sin una base semántica adecuada. (p. 45).

El alumno estará entrenado en la construcción de frases, lo que no significa que automáticamente. Probablemente, tendrá una gran confusión de ideas y una desorganización en cuanto al planteamiento y desarrollo de un buen párrafo. Será necesario, por tanto, introducir conceptos de unidad, de coherencia y de énfasis, imprescindibles para esta etapa del aprendizaje de la composición. Se enseñará que el párrafo es una frase o un conjunto de frases que desarrollan una idea central, pero de acuerdo a ciertas reglas básicas, frente a esto Caldera (2003) afirma lo siguiente que:

El maestro deberá lograr que el alumno se acostumbre a incluir las ideas pertinentes y excluir aquellos no pertinentes, organizar las ideas que quiera incluir en un orden lógico o sistemático y de acuerdo con su importancia (pag.365).

Todo Párrafo se caracteriza por ser dueño de un conjunto de oraciones que, concatenadas a través de la unidad y la coherencia, proyectan una idea sólida y consumada que cumple así la exigencia entre lo que pensamos, lo que queremos decir, y lo que realmente decimos. Al proceso de la escritura se vinculan ciertas estrategias cuya utilización, consciente o no, influyen de manera determinante en la producción de un texto escrito. Según Spencer (1980), estas estrategias pueden ser las que maneja el escritor para expresarse por escrito, y son las utilizadas por el docente a fin de lograr sus objetivos de aprendizaje, porque implica que el alumno será capaz de escribir en forma autónoma y autorregulada.

Reseñas de librosEditar

Las reseñas de libros académicos representan los controles a los libros de investigación publicados por los académicos; a diferencia de los artículos, las reseñas de libros tienden a ser solicitadas. Las revistas normalmente tienen un editor de reseñas de libros separado que determina qué nuevos libros revisar y por quién. Si un erudito independiente acepta la petición del editor para reseñar un libro, él o ella suele recibir una copia gratuita del libro por parte de la revista a cambio de su oportuna revisión. Las editoriales envían los libros a los editores de reseñas con la esperanza de que sus libros sean revisados. La longitud y la profundidad de las reseñas de libros de investigación varía mucho de una revista a otra, así como la extensión de los libros de texto y las reseñas de los libros comerciales.

PrestigioEditar

El prestigio de una revista académica se establece con el tiempo y puede reflejar muchos factores, aunque solo algunos pueden expresarse cuantitativamente. En cada disciplina académica existen revistas que lideran el sector y reciben el mayor número de propuestas y, por ende, pueden ser selectivas en la elección de sus contenidos. Sin embargo, no solo las grandes revistas son de excelente calidad.

ClasificaciónEditar

En las ciencias naturales y en las ciencias sociales, el factor de impacto es un indicativo de lo más práctico que mide el número de artículos posteriores que citan artículos ya publicados en la revista. Hay otros factores, posibles factores cuantitativos, tales como el número total de citas, lo rápido que se citan los artículos, y el promedio de "vida media" de los artículos, es decir, cuando ya dejan de ser citados. También está la cuestión de si algún factor cuantitativo puede reflejar el verdadero prestigio; las revistas de ciencias naturales se clasifican y se ordenan en el Science Citation Index y las revistas de ciencias sociales en el Social Sciences Citation Index.

En las humanidades anglo-estadounidenses no existe una tradición (como la hay en las ciencias) de hacer públicos los factores de impacto que podrían utilizarse para establecer el prestigio de una revista. Se han tomado medidas recientemente a cargo de la European Science Foundation para rectificar dicha situación, lo que ha dado como resultado la publicación de las listas preliminares para la clasificación de las revistas académicas en las humanidades.

En algunas disciplinas tales como la gestión del conocimiento o el capital intelectual la falta de un sistema de clasificación de las revistas bien establecido se percibe como "un gran obstáculo en el camino del ejercicio, promoción y reconocimiento" (Bontis y Serenko, 2009, pp. 17).

Se ha intentado lograr una categorización del prestigio de una revista en algunos campos usando, por lo general, letras para clasificar su importancia dentro del mundo académico.

Podemos distinguir tres categorías de técnicas para evaluar la calidad de las revistas y desarrollar clasificaciones de revistas (Lowry et al., 2007):

  • preferencia declarada;
  • preferencia revelada; y el
  • enfoque al poder de publicación (Serenko y Jiao, 2011).

PublicaciónEditar

Muchas revistas académicas son subvencionadas por universidades u organizaciones profesionales y no están encaminadas a obtener un beneficio económico. Sin embargo, a menudo aceptan anunciantes en sus páginas e imágenes para afrontar los costes de producción. Por otro lado, algunas revistas son producidas por editoriales comerciales que sí obtienen beneficios mediante el cobro de las suscripciones a los lectores y bibliotecas. No obstante, también llegan a vender la totalidad de sus revistas en colecciones concernientes a disciplinas específicas o paquetes variados. [4]

Los editores de las revistas tienden a asumir otras responsabilidades profesionales y, con frecuencia, son profesores universitarios. En el caso de las revistas más grandes, existe un personal remunerado que trabaja en la edición. La producción de las revistas se hace casi siempre por el personal a cargo de la editorial. Las revistas académicas sobre humanidades y ciencias sociales suelen estar generalmente subvencionadas por las universidades u organizaciones profesionales.

Nuevas herramientasEditar

Internet ha revolucionado la producción y el acceso a las revistas académicas (Hendler, 2007), ya que sus contenidos se encuentran disponibles en línea a través de los servicios a los que están suscritas las bibliotecas universitarias. Los artículos están indexados por campos en bases de datos como Google Scholar. Algunas de las más pequeñas y especializadas revistas se elaboran por las propias instituciones, por un departamento académico, y se publican solo en Internet (a veces en formato de blog).

En la actualidad, hay un movimiento en la enseñanza superior que está fomentando el acceso abierto, ya sea a través de auto-archivos, por los que el autor deposita su trabajo en un repositorio donde se puede buscar y leer, o bien a través de su publicación gratuita en una revista de «acceso abierto», que no cobran por suscripción ya que se encuentran o subvencionadas o financiados con los derechos del autor. Sin embargo, hasta la fecha el acceso abierto ha tenido más impacto entre las revistas científicas que en las de humanidades. Las editoriales comerciales están ahora experimentando con modelos de acceso abierto pero tratando de proteger sus ingresos por suscripción.

La RedacciónEditar

En la redacción de un escrito académico, uno de los principales inconvenientes o problemas del estudiante y profesional que se encuentran en niveles de educación superiores, es saber elegir un buen tema u opinión, idea, expresión en la investigación, para así poner un tema agradable, el tema elegido debe ser un título que plantee una problemática, también debe tener un aporte referente a la sociedad, dándole solución a esta problemática en el trascurso de la investigación y proceso del escrito académico- científico. En la profesión científico-académico este es extenso, hay muchos motores de búsqueda que nos permite de mejor manera tener a la palma de la mano información precisa para escribir escritos académicos. Hoy en el siglo XX0 se utiliza el internet, por tal motivo, es de importar importancia conocer las distintas publicaciones que hay, de esta forma, elegir la más apropiada para nuestro tópico, o cómo vamos a realizar el estudio.

La toma de notasEditar

La toma de notas es más que una técnica, es una labor muy importante en el día a día de la vida académica del estudiante, ya que como requisito es necesario saber leer y escribir académicamente, entonces, se afirma que la toma de notas nos sirve para lograr desarrollar habilidades analíticas y sintéticas, con claridad, concisión y concreción. Según, Shelagh Rixon (1986: 37). La comprensión auditiva es la habilidad en la que los estudiantes presentan mayor dificultad, puesto que, en las otras habilidades de la lengua, los alumnos tienen la oportunidad de monitorear lo que hacen; pero en la habilidad de comprensión auditiva, les es muy difícil controlar lo que otros dicen, la velocidad en que lo hacen y, como consecuencia, entenderlo. Es sabido que la toma de notas es un elemento fundamental en la interpretación consecutiva. En términos generales, esta habilidad se define como una técnica de simbolización gráfica por medio de la cual el intérprete registra, en paralelo a las operaciones de memorización, signos, términos o palabras que le permiten conservar –con vistas a la reformulación- aspectos lingüísticos e informativos del discurso (Abuín, 2009, p. 1).

La toma de notas, no se la ve como una técnica en sí, si no más como una habilidad que ya está interpuesta de manera natural en cada uno de los seres humanos, el principal error es pensar eso ya que estadísticamente, los estudiantes presentan problemas al momento de hacer correctamente una toma de notas, según Abuín (2009) menciona que esta clase de técnica se relaciona de una forma dinámica con los componentes de comprensión, escuchar y analizar.

En la actualidad, gracias al avance de la ciencia como conocimiento y a la tecnología, como método de mejora de vida para el ser humano, hay muchas maneras de aprender que parten desde uno mismo hasta terceros que nos permiten aprender y asimilar un conocimiento nuevo, según Abuín (2009). La formalización de los principios, métodos y procedimientos notacionales ha dado lugar a la creación de un buen número de sistemas y métodos de anotación (p. 2).

Cada persona tiene una forma para tomar notas y generalmente utilizan palabras propias para comprenderlo de mejor manera. Se deben copiar los esquemas o bosquejos que utilice el expositor de manera ordena para así saber su secuencia, por ejemplo, cuadros sinópticos, esquemas y todo aquel dibujo o diagrama que sea necesario. Lo primordial en esta técnica es captar el mensaje o contenido de la exposición.

Un estado mental que resulta de hacer distinciones nuevas, analizar la información desde nuevas perspectivas y ser sensible al contexto (Langer 1993).

La toma de notas es una técnica que se hace en nosotros los seres humanos, esta técnica nos ayuda comprender los horizontes laborales, también, nos permite incrementar la eficacia en la elaboración de trabajo investigativos y estudios en distintos niveles de educación general trata na acción de análisis y síntesis, quiere decir, separar y ordenar todo por general. También, es útil en grupos de reunión, de presentación, de charla y al disponer de documento académico, por tal razón, es de mayor importancia que este constantemente y tratando de conocer cómo elaborar realmente una excelente síntesis de diversos libros académicos. La toma de resolución del profesor, debe ser acatada en cuenta con actitud que se presente ellos a todos los estudiantes, por el cual se evaluará la manera de cómo se expresa el estudiante, dado el caso que al llevar al cabo una nueva forma de aprendizaje se reflejará un resultado por parte de los estudiantes y profesores, el cual mejorará e facilitará en qué sentido se manifiesta, sentido que tendrá muchas ideas de pensadores y de manera coherentes hacia profesores y facilitará la mejor manera de un buen diálogo a un punto que el profesor congratule al estudiante por el buen rendimiento al mejorar sus acciones.

La toma de decisiones del profesor, siendo este un dato curioso y complejo de encontrar una solución, siendo una de ellas que tienen que ver con mayor porcentaje en los estudiantes en tema de la correcta ortografía y la manera en que expresan hacia las demás personas, para esta problemática los profesores deben proponer una forma de estudio que ayude a mejora la ortografía de los estudiantes sobre el uso de signos de puntuación y acrónimo o abreviaturas, siendo esta la práctica la mejor manera e imprescindible, da a comprender que hace falta poner en práctica los consejos que nos dan de los profesores, contrario en estudiantes que tiene la mismo manera de dar sus propias ideas de cómo hay que mejorar la ortografía y caligrafía. Es importante lograr desarrollar de manera perfecta textos, e independiente tanto académicos, sin las bases necesaria para la elaboración de ideas tanto principales y secundarias que conforma un texto y añadir oraciones y párrafos, desde ahí se comienza para que en un futuro comenzar a redactar, organizar y ordenarlo a la información que se recoleta para un excelente escrito, tanto académicos, literarios o científicos, de esta manera, se rescata en general por los alumnos lo más necesario, importantes e imprescindibles lo que es saber redactar y leer con un excelente nivel académico.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Camacho Villalobos, María Elena; Rojas Porras, Marta Eugenia; Rojas Blanco (1 de julio de 2014). «El artículo científico para revista académica: pautas para su planificación y edición de acuerdo con el modelo APA.». e-Ciencias de la Información. Revista electrónica semestral. 
  2. Gwen Meyer Gregorio (2005). El bibliotecario académico exitoso. estrategias ganadoras de los líderes de la biblioteca. Información de Hoy. 
  3. Michèle Lamont (2009). ¿Cómo piensan los profesores: Dentro del curioso mundo de juicio académico. Harvard University Press. p. 1.14. 
  4. Bergstrom, Theodore C. (2001). «Sindicalismo Libre de Revistas costosos?». Journal of Economic Perspectives 15 (3): 183-198. doi:10.1257/jep.15.4.183. 

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar