Ricario (en francés, Riquier; ¿? - 26 de abril de 645) fue un eremita franco y fundador de dos monasterios. Es venerado como santo por la Iglesia católica.

San Ricario
Saint-Riquier 23-09-2008 10-47-36.JPG
Información personal
Nombre en francés Riquier de Centule Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento c. 560
Ponthieu, Francia
Fallecimiento 645
Crécy, Francia
Nacionalidad Francesa
Información profesional
Ocupación Monje y presbítero Ver y modificar los datos en Wikidata
Información religiosa
Canonización Santo Ver y modificar los datos en Wikidata
Festividad 26 de abril
Venerado en Iglesia Católica

BiografíaEditar

Ricario nació como pagano a finales del siglo VI en el condado de Ponthieu cerca de Amiens en Picardía. Se convirtió al cristianismo bajo la influencia de Fricor y Cadoc, dos misioneros galeses. Después de la conversión, comió solo pan y agua con sus propias lágrimas. Fue ordenado sacerdote y viajó a Inglaterra, para orar y curar a los enfermos.

En 638, después de algunos años por Inglaterra, Ricario fundó un monasterio en su ciudad natal, Ponthieu a la que llamó Centule (en Latín, Centula). Este monasterio estuvo bajo las normas de San Columbano de Luxeuil. La ciudad creció alrededor del monasterio y también se llamó Centule e incluso tomó el nombre de Saint-Riquier. Ahora, con más de 1200 habitantes, estos aún se autodenominan Centulois. El rey franco Dagoberto I visitó una vez el monasterio, y Ricario advirtió al monarca. Fue franco y claro en su discurso, hablando sobre el temor a Dios. Entonces, el rey se convirtió en benefactor del monasterio. Otras donaciones llegaron al monasterio, para ayudar a los leprosos y a los prisioneros de Inglaterra.

Ricario fundó un segundo monasterio llamado Forest-Montier en el bosque de Crécy, a veinticinco kilómetros del otro monasterio. Vivió allí como eremita con su discípulo Sigeberto. El 26 de abril de 643, murió en manos de su compañero.

VeneraciónEditar

Sus reliquias fueron colocadas en un arcón y fueron trasladadas a la abadía de Centula. 115 años después Carlomagno construyó una caja de oro para guardar las reliquias. Junto a Saint-Riquier, la ciudad de Saint-Riquier-en-Rivière en Normandía lleva su nombre, además de una iglesia en Aberford en Yorkshire con un patrón llamado San Ricario Parish.

Enlaces externosEditar