Rosa Ileana Boudet

narradora y teatróloga cubana

Rosa Ileana Boudet (La Habana, 1947)[1]​ es una crítica, narradora y teatróloga cubana.

Rosa Boudet
Información personal
Nombre de nacimiento Rosa Ileana Boudet
Nacimiento 1947 (75 años)
Bandera de Cuba La Habana, Cuba
Nacionalidad cubana
Lengua materna Español Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Hijos Broselianda Hernández
Información profesional
Ocupación narradora, teatróloga, crítica
Empleador Instituto Superior de Arte Ver y modificar los datos en Wikidata
Géneros Narrativa, ensayo

En sus primeros relatos resalta el carácter autobiográfico, tal es el caso de la noveleta Alánino, Alánimo sobre la primera recogida de café de Cuba en 1962, así como la vida de las becas.[2]​ En algunos textos se cita erróneamente la Campaña de Alfabetización como momento en que transcurre la acción.[3]​ Con posterioridad, ese tono autobiográfico ha devenido confesional e intimista (Potosí 11 dirección equivocada).[4][5]​ También ha incursionado en el testimonio y realizado interesantes estudios sobre el teatro cubano. Sus relatos han sido publicados en diversas antologías como: Estatuas de sal o Cuentistas cubanas contemporáneas (Editorial Biblioteca de Textos Universitarios. Salta. Argentina. 2000). Ella misma ha considerado sus textos narrativos como difíciles de clasificar,[4]​ y en muchos casos resultan autoreferenciales. Francisco López Sacha la inscribió en la narrativa del deslumbramiento.[6]

Obra publicadaEditar

  • Alánimo, Alánimo 1977.
  • El vaquerito 1983.
  • Teatro nuevo, una respuesta. 1983.
  • Este único reino 1988.
  • Potosí 11 dirección equivocada (2000).
  • Luisa Martínez Casado en el paraíso (2011).

Antologías en las que apareceEditar

  • Cuentistas cubanas contemporáneas. Salta. Argentina.Editorial Biblioteca de Textos Universitarios. 2000.
  • Estatuas de sal. Ediciones Unión. La Habana. 1996.

ReferenciasEditar

  1. «Obras de Boudet, Rosa Ileana». Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. 
  2. Fornet, Ambrosio. “Con los libros de [Miguel]Mejides, Boudet y [Senel] Paz, la perspectiva de grupo –común a muchos narradores de la Violencia– había dado paso a una visión individual centrada sobre todo en el adolescente y el niño. En El otro y sus signos. Editorial Oriente, 2008. p. 232.
  3. En la antología de Bladimir Zamora se dice erróneamente que narra hechos de la Campaña de Alfabetización, dato que se ha ido repitiendo en varias reseñas. https://ufdc.ufl.edu/UF00029010/03503?search=bohemia%2cbohemia. Miguel Barnet. “Alánimo, alánimo”. Bohemia. 28 de abril de 1978. p.28. “El recuento de un proceso de cambio, en el que los valores se invierten, quedando la sustancia de lo noble y lo permanente".
  4. a b Estatuas de sal. Editorial Letras Cubanas. 1996. 
  5. Yáñez, Mirta. “De unos primeros relatos donde lo autobiográfico formaba parte del tono de la época, evoluciona hacia textos confesionales y de un intimismo fascinante,donde lo anecdótico cede paso a la disección introspectiva, mediante la utilización recurrente de la primera persona del singular”. En la nota de presentación de Estatuas de sal.
  6. En el texto [...] se funde ya el personaje reflexivo del niño con el tránsito a la adolescencia. Es un libro maduro, tal vez el más logrado del periodo, tejido con recuerdos y añoranzas. López Sacha, Francisco. La nueva cuentística cubana. La Habana: Ediciones UNION, 1994. p. 17.