Sancho (obispo de Nájera)

obispo de Nájera

Sancho (m. 1046) fue un eclesiástico navarro a quien García Sánchez III, rey de Pamplona y Nájera, encomendó restituir el prestigio de la catedral de Calahorra tras reconquistar la plaza en 1045. Para lograrlo el monarca dotó al templo de suficientes fincas y diezmos. [1]

Sancho había sido monje en Leyre y era a la sazón obispo de Nájera (1032-1046), desde cuya sede ejerció un relevante papel en la ampliación de los dominios legerenses en La Rioja y Álava siguiendo la política expansiva dictada por el monarca navarro. [2]

Con todo hay que señalar que el regreso presencial de obispos a Calahorra no ocurre hasta 1109, año en que Sancho de Grañón (1108-1116) recibe una bula dirigida por el papa Pascual II "al venerable hermano Sancho, obispo de la diócesis de Calahorra" señalando los límites diocesanos con inclusión de Calahorra, Álava, Vizcaya, Nájera y ambos Cameros. Esta actuación devuelve Calahorra el rango que tuvo la diócesis antes de la invasión musulmana de 711 y sanciona definitivamente el título de obispo y pastor de la amplia diócesis calagurritana. [1]



Predecesor:
Recaredo (812)
Obispo de Calahorra y La Calzada
1045 - 1046
Sucesor:
Gómez (1046-1064)

ReferenciasEditar

  1. a b Sáinz Ripa, Eliseo (2001). «Los obispos de Calahorra en la Edad Media (Siglos VIII-XV)». I Semana de Estudios Medievales, Nájera, del 6 al 11 de agosto de 1990: 37-66. 
  2. Fortún Pérez de Ciriza, Luis Javier (1982). «El dominio alavés de San Salvador de Leire». La formación de Alava : 650 aniversario del Pacto de Arriaga (1332-1982): 339-372.