Abrir menú principal

La sellaíta es un mineral de la clase de los minerales haluros. Fue descubierta en 1868 en el glaciar Gébroulaz, en la región de Ródano-Alpes (Francia), siendo nombrada así en honor de Quintino Sella, ingeniero de minas italiano.[1]​ Sinónimos poco usados son: belonesita o belonosita.

Sellaíta
Sellaite-39033.jpg
General
Categoría Minerales haluros
Clase 3.AB.15 (Strunz)
Fórmula química MgF2
Propiedades físicas
Color Incoloro a blanco
Raya Blanca
Lustre Vítreo
Transparencia Transparente
Sistema cristalino Tetragonal, ditetragonal dipiramidal
Hábito cristalino Cristales prismáticos de hasta 5 cm o tabulares, también aciculares en agragados fibrosos esferulíticos
Fractura Concoidea
Dureza 5 - 5,5 (Mohs)
Tenacidad Quebradizo
Densidad 2,97 - 3,15
Solubilidad Ligeramente soluble en agua

Características químicasEditar

Es un fluoruro simple de magnesio, anhidro. Su estructura tetragonal está relacionada con la de los minerales del grupo del rutilo (M4+O2) -con M un metal-.

Los cristales exhiben un brillo violeta pálido cuando son calentados.

Formación y yacimientosEditar

Aparece en morrenas glaciares, en rocas con dolomita-anhidrita bituminosas. También se ha encontrado en evaporitas, en eyecciones volcánicas y depósitos de fumarolas, en mármol en Carrara, en yacimiento metamórfico de magnesita y en un granito alcalino.

Suele encontrarse asociado a otros minerales como: fluorita, azufre, celestina, anhidrita, yeso, magnesita o cuarzo.

ReferenciasEditar

  1. Strüver (1868) Acc. Torino, Att.: 4: 35.