Abrir menú principal

Sello

instrumento de impresión
Sellos.

El término sello (del latín sigillum) (en algunos países también llamado timbre) se aplica, por un lado, para nombrar el instrumento con imágenes grabadas que, a través de la impresión de tinta sobre el papel, se utiliza para autorizar documentos. Por otro lado, también se llama sello la impresión que resulta del uso de ese instrumento, generalmente al lado de una o más firmas.

HistoriaEditar

 
Almohadilla para sellos de goma. De la colección del Museo del Objeto del Objeto.

Su empleo se remonta a las antiguas civilizaciones de la Mesopotamia (sellos cilíndricos) y el Antiguo Egipto (escarabeos y sellos cilíndricos).

Usados como sello personal para lacrar o signar correspondencia y documentos, eran de confección artesanal en piedra, fayenza o metal. Ver sello (cuño).

Con el desarrollo de la prensa y la producción de tipos móviles, el sello se fue popularizando, lo que permitió su producción en masa.

Las versiones más modernas incluyen ya una almohadilla con tinta en su interior. También hay otras variantes que permiten mayor seguridad y limpieza, además de fácil portabilidad.

TiposEditar

 
Sello (timbre) fechador.
 
Sello en seco o en relieve.
  • Sello manual: tipo de sello con montura de madera o de otro tipo de material cómo el plástico. Para usarlo es necesario un tampón de tinta independiente del sello.
  • Sello automático o autoentintable: tipo de sello con montura de plástico o metálica que incorpora una almohadilla de tinta en su interior. De esta forma no es necesario el uso de un tampón de tinta externo. Dentro de los sellos automáticos hay diversas tipologías teniendo en cuenta si el grabado del sello es móvil o no.
    • Sello automático estándar: se trata de un sello autoentintable cuyo grabado es fijo. De esta forma la marca que hace el sello siempre es la misma.
    • Sello fechador o numerador: sello con motivos móviles (bandas de números y caracteres) que permite alterar manualmente la fecha o la numeración antes de ser marcada en el papel.
    • Sello de repetición automática: sello en el que es posible, a través de motivos móviles (bandas de números y caracteres) efectuar la numeración secuencial, en la que luego de cada marcación los motivos se mueven automáticamente al número siguiente, lo que facilita la continuidad del trabajo hasta el final.
  • Sello en seco o en relieve: incorporan una placa metálica en su base. Al presionarle encima un material blando (por ejemplo cera), el relieve queda marcado.
  • Sello en imprentilla: este tipo de sello es automontable. La idea es similar a las antiguas cajas tipográficas. Incorpora un sello con carcasa de plástico y en su base unas guías para montar las tipografías, que se encuentran en una placa externa. Se va montando con los caracteres de la placa un sello totalmente personalizado.


Material de fabricaciónEditar

Para fabricar un sello de goma se usan diversos elementos. Para empezar, el grabado, que puede ser fabricado de diversas formas. Las más utilizadas en la fabricación profesional son:

  • Con resina fotopolímera y a través de un sistema de insolación se obtiene una goma semirrígida donde se encuentra el grabado en sí.
  • Con caucho y a través del corte con láser se obtiene el grabado deseado.

Una vez obtenido el grabado puede ser montado en máquinas de entintaje automático, en monturas de madera, o en otros elementos más domésticos.

AccesoriosEditar

  • Portasellos — especie de percha, en diversos modelos, donde los sellos se colocan de forma tal que queden colgados;
  • Almohadilla — lugar en el que está la tinta en la que se moja el sello antes de usarlo.

Tipos de tintaEditar

Existen diversos tipos de tinta que emplear con un sello, en función de la superficie que quiera personalizarse.

  • Tintas para sellar materiales no absorbentes metales, cristales y gomas.
  • Tintas para papeles y sellos de oficina.
  • Tintas para materiales textiles, incluyendo fibras naturales y sintéticas, y también cuero.
  • Tintas visibles tan solo si se someten a luz ultra violeta ("tinta invisible").
  • Tintas para madera, madera barnizada y cerámica.
  • Tintas alimentarias para el uso en carnes, quesos, huevos.
  • Tintas para hormigón.
  • Tintas para juegos infantiles, apta para marcar la piel.
  • Tintas especiales para máquinas de franquear.

CuidadosEditar

  • Limpieza — Con el tiempo, restos de tinta tienden a juntarse en el sello, secándose y endureciendo. Debe limpiarse con alcohol.
  • La almohadilla debe ser recargada periódicamente. La tinta usada puede ser a base de agua o aceite.
  • La limpieza con alcohol puede ser nociva, según el material de que esté hecha la goma del sello: si ésta fuere de fotopolímero líquido, el alcohol rompería el sello; para limpiarlo con alcohol, el sello debe ser de goma y no de fotopolímero líquido.

UsoEditar

Los sellos son importantes accesorios en oficinas públicas y privadas donde haya documentos que tengan que marcarse frecuentemente. En los correos han servido, desde el inicio del uso de estampillas (o matasellos), para inutilizar la estampa.

También los hay para uso recreativo y escolar, lo que permite la fácil repetición en tareas pedagógicas.

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar