Abrir menú principal

Servicio de Información e Investigación

El Servicio de Información e Investigación[n. 1]​ fue un servicio de inteligencia perteneciente al partido Falange Española Tradicionalista y de las JONS que operó durante la Guerra Civil Española y la Dictadura franquista como una especie de fuerza parapolicial,[2]​ con la misión de vigilar a opositores y confeccionar informes personales.

HistoriaEditar

Antes del estallido de la guerra civil, Falange Española y de las JONS disponía de un pequeño servicio de información que redactaba informes personales sobre «enemigos» del partido. Tras el comienzo de la guerra, sus actividades y su campo de actuación aumentaron vertiginosamente. Sin embargo, tras el Decreto de Unificación y la creación de FET y de las JONS, a comienzos de mayo de 1937 el servicio de información de Falange quedó bajo control directo del Servicio de Información Militar.[3]

Tras la contienda, este servicio continuó con sus actividades. Por ejemplo, en 1940, tenía desplegados por toda España a unos 3.804 falangistas y colaboradores, y en sus archivos disponía de 5.092.748 fichas y de 2.962.853 expedientes.[1]​ Según sus propias memorias, solo en ese año el servicio de información habría confeccionado 803.480 informes,[4]​ lo que da una idea de su volumen de trabajo. En muchas ocasiones su labor llegó a superponerse con la de los Cuerpos de seguridad del Estado.[5]​ Dado que FET y de las JONS era el partido único, disponía de muchos militantes repartidos en todas las capas de la sociedad, lo que le permitía acceder a mucha información.[5]​ El servicio de información de Falange disponía de delegaciones provinciales y también delegaciones en todos los municipios.[6]​ Durante la Segunda Guerra Mundial los servicios secretos de Falange también se hicieron cargo del espionaje dirigido a los diplomáticos los aliados en la España franquista,[7]​ colaborando con los servicios secretos nazis.[5]

Al frente del organismo estuvieron, entre otros, Santiago Tena Ferrer, José Finat y Escrivá de Romaní (1939-1941), José Aybar Pérez (1941-1942), David Jato Miranda (1942-1944), Luis González Vicén (1944-1948), Carlos Ruiz García (1948) o Gumersindo García Fernández.[8]​ El mandato de José Finat —a la postre, director general de Seguridad— fue significativo, dado que constituyó el periodo de mayor cooperación del organismo con las fuerzas policiales.[8]

Hasta 1945 se mantuvo muy activo,[6]​ aunque posteriormente su actividad descendió. El Servicio de información de Falange también estaba encargado de investigar el pasado de los candidatos a las elecciones del Sindicato Vertical y de supervisar el proceso electoral mismo.[9]​ Desapareció tras la muerte de Franco.

NotasEditar

  1. Posteriormente fue renombrado como Delegación Nacional de Información e Investigación.[1]

ReferenciasEditar

BibliografíaEditar

  • Cazorla Sánchez, Antonio (2000). Las políticas de la victoria: La consolidación del Nuevo Estado franquista (1938-1953). Madrid: Marcial Pons. ISBN 84-95379-19-8. 
  • Chueca, Ricardo (1983). El fascismo en los comienzos del régimen de Franco: Un estudio sobre FET-JONS. Madrid: CIS. 
  • Fontana, Josep; Villares, Ramón; Plácido, Domingo (2010). Historia de España vol. 9: La España de Franco. Crítica. 
  • Hebenstreit, Maria (2014). La Oposición al Franquismo en Puerto de Sagunto (1958-1977). Universidad de Valencia. 
  • Marín, José María; Molinero, Carme; Ysàs, Pere (2010) [2001]. Historia política de España, 1939-2000 II. Madrid: Istmo. 
  • Martín de Pozuelo, Eduardo; Ellakuría, Iñaki (2008). La guerra ignorada: los espías españoles que combatieron a los nazis. Debate. 
  • Ros Agudo, Manuel; Heiberg, Morten (2006). La trama oculta de la Guerra Civil. Los servicios secretos en España 1931-1945. Crítica. ISBN 9788484327332. 
  • West, Nigel (2015). Historical Dictionary of International Intelligence. Rowman and Littlefield: Marcial Pons.