Abrir menú principal

Si fuera una cualquiera

película de 1950 dirigida por Ernesto Cortázar II

Si fuera una cualquiera es una película mexicana dirigida por Ernesto Cortázar. Fue estrenada en 1950 y protagonizada por Meche Barba y Fernando Fernández. Es la secuela de la cinta del mismo año Amor de la calle.

ArgumentoEditar

Fernando (Fernando Fernández) y Queta (Meche Barba) manejan el próspero negocio de la tortería Acá las tortas. La relación entre Fernando y Queta a pesar de vivir humildemente, se viene abajo cuando él se enreda con las traficantes dueñas de un cabaret, las cuales son protegidas por un policía corrupto que desea a Queta, y la convence de que baile en el cabaret. Fernando a verla bailar piensa que ella se ha convertido en una cualquiera. Fernando termina cantando en cabarets de quinta, mientras Queta busca la forma de convencerlo de su inocencia.[1]

RepartoEditar

ComentariosEditar

La película es una secuela de la cinta del mismo año Amor de la calle, también protagonizada por Barba y Fernández.

ReferenciasEditar

  1. Revista Somos: Las Rumberas del Cine Mexicano (Meche Barba: Rumba a la mexicana). Editorial Televisa S.A de C.V. 1999. p. 36.