Siempre habrá un mañana

serie de televisión

Siempre habrá un mañana es una telenovela mexicana dirigida por Arturo Salgado y producida por Valentín Pimstein para la cadena Televisa en 1974. Fue protagonizada por Meche Carreño, Eduardo Alcaraz y Gastón Melo, con la actuación antagónica de Aurora Molina. Es una historia original de la cubana Inés Rodena adaptada por Estella Calderón.

SinopsisEditar

La trama cuenta la vida de Mercedes, una joven y humilde lavandera, que un día conoce a Arturo, un joven licenciado que viene de la capital. Arturo y Mercedes se enamoran. Él tiene que regresar a la capital y ella acuerda esperarlo. Al regresar a la capital, Arturo conoce a una mujer de la alta sociedad quien se enamora de él, y por ambición, acepta casarse. Arturo no le puede decir la verdad a Mercedes ya que esto la destrozara. Sin embargo, la pobre lavandera terminara enterándose de la peor manera del cruel engaño de su amado. Al final, Mercedes termina encontrado el verdadero amor en Carlos, un hombre que si la valora, pero existirá otro obstáculo para ser feliz, la frívola novia de este, Pilar.

ElencoEditar

Equipo de producciónEditar


VersionesEditar

Enlaces externosEditar

Véase tambiénEditar

CategoríasEditar