Sol (coloide)

Un sol es un coloide hecho de partículas sólidas muy pequeñas[1]​ en un medio líquido continuo. Los soles son bastante estables y muestran el efecto Tyndall. Los ejemplos incluyen sangre, tinta pigmentada, fluidos celulares, pintura, antiácidos y barro.

Los soles artificiales se pueden preparar mediante dispersión o condensación. Las técnicas de dispersión incluyen el triturado de sólidos a dimensiones coloidales mediante molienda de bolas y el método de arco de Bredig. La estabilidad de los soles se puede mantener usando agentes dispersantes.

Los soles se utilizan comúnmente como parte del proceso sol-gel.

Un sol generalmente tiene un líquido como medio de dispersión y un sólido como fase dispersa.

Propiedades de un coloide (aplicable a soles)

  • Mezcla heterogénea
  • El tamaño del coloide varía de 1 nm a 100 nm
  • Muestran el efecto Tyndall
  • Son bastante estables y, por lo tanto, no se estabilizan cuando no se les molesta

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Brown, Theodore L. (Theodore Lawrence), 1928- (2002). Chemistry : the central science. (9th ed. edición). Prentice Hall. ISBN 0-13-066997-0. OCLC 47953855.