Suecia-Finlandia

período histórico de Suecia que también incluye a la actual Finlandia

Suecia-Finlandia (en finés, Ruotsi-Suomi, en sueco, Sverige-Finland) es un antiguo término historiográfico finlandés que se refiere al Reino de Suecia en el periodo que va desde la Unión de Kalmar a las guerras napoleónicas, que comprende los siglos XIV al siglo XVIII. En 1809 el reino se dividió y la mitad oriental llegó a constituir el Gran Ducado de Finlandia, en unión personal con el Imperio ruso. El término fue acuñado por los historiadores nacionalistas finlandeses durante la década de 1920, pero desde entonces ha sido eliminado de la historiografía profesional debido a su imprecisión.[1]​ A veces todavía se utiliza en el habla cotidiana finlandesa.

Suecia-Finlandia
Sverige-Finland
Ruotsi-Suomi
Reino desaparecido
1721-1809

Flag of Sweden.svg
Armoiries des rois Adolphe Frédéric, Gustave III et Charles XIII de Suède.svg

Swedish Empire (1560-1815) es.svg
Suecia entre 1560 y 1815
Capital Estocolmo
Entidad Reino desaparecido
Idioma oficial Sueco
 • Otros idiomas Finés, estonio, bajo alemán, lenguas sami, karelio, livonio, ingrio
Religión Luteranismo
Moneda Riksdaler, marco (hasta 1664), corona (desde 1664)
Período histórico Europa Moderna
 • 1721 Paz de Nystad
 • 1809 Invasión rusa de Finlandia
Forma de gobierno Monarquía
Miembro de Países nórdicos, Imperio sueco
Precedido por
Sucedido por
Imperio sueco
Gran Ducado de Finlandia
Unión entre Suecia y Noruega

Aunque el término es bastante didáctico, por ejemplo cuando se utiliza junto con los términos de Dinamarca-Noruega o Suecia-Noruega, es un error porque a partir de la Edad Media hasta 1809 lo que hoy es Finlandia era parte integrante del reino sueco. Durante ese periodo Finlandia fue considerada como una de las cuatro tierras suecas, llamándose entonces Österland. Se diferenciaba de Götaland y Svealand, ya que en esas regiones el sueco era la lengua mayoritaria, pero no de Norrland pues en esta parte del reino el sueco no era la lengua más hablada, a excepción de algunas áreas a lo largo de la costa y entre la nobleza y las clases altas urbanas. Durante el periodo imperial, Suecia-Finlandia fue idéntica a la Suecia verdadera, mientras las posesiones de ultramar constituían los dominios de Suecia. Sin embargo, la distinción conceptual entre Suecia y Finlandia se hacía a veces ya durante el gobierno de Suecia. Por ejemplo, en algunos documentos del siglo XVI, Gustavo Vasa de vez en cuando utilizaba las frases las ciudades de Suecia y Finlandia y las ciudades de Finlandia y las ciudades de Suecia, lo que implica que las dos entidades no eran idénticas. En este contexto, "Finlandia", sin embargo generalmente se refiere a las provincias históricas de Finlandia genuina y Satakunta, no a Häme o Carelia.[1]

ReferenciasEditar

  1. a b Jussila, Osmo: Suomen historian suuret myytit. WSOY, Helsinki 2007.

Enlaces externosEditar