Sundiata Keita

Emperador de Malí

Sundiata Keïta (Niani, 1205 — 1255) fue Mansa de Malí entre 1235 y 1255. La Epopeya de Sundiata, relatada de generación en generación por el Pueblo Mandinga, está basada en su vida.

Sundiata Keïta
Mansa de Malí
Reinado
c. 1235 – c. 1255[1]
Predecesor Dankaran Touman (Como faama de Malí)
Sucesor Ouali I (Como Mansa de Malí)
Información personal
Coronación c. 1235, tras la Batalla de Kirina
Nacimiento 20 de agosto de 1190
Malí preimperial
Fallecimiento 1255
Río Sankarani, Imperio de Malí
Religión Islam[2]​ o alguna religión tradicional africana[3]
Familia
Dinastía Dinastía Keïta
Padre Naré Maghann Konaté
Madre Sogolon Condé
Heredero Ouali I
Descendencia Ouali I
Ouati
Khalifa Keita
Carrera militar
Apodo El rey león
Conflictos Batalla de Kirina

BiografíaEditar

La historia de Sundiata Keita es esencialmente conocida por la epopeya contada de generación en generación hasta nuestro días a través de los griots (bardos).

El Maghan Naré Kon Fatta fue un rey mandinga, faama del pequeño reino de Niani en África occidental que bajo su reinado se había expandido siguiendo el curso del río Níger. Un día, recibió la visita de un cazador adivino el cual predijo que una mujer fea le daría un día un hijo el cual se convertiría en un gran rey. Naré Konaté ya estaba casado con Sassouma Berté y tenía un hijo llamado Dankaran Touman. Así pues, algunos años más tarde, cuando dos cazadores llegados del país de Do le presentaron a una mujer fea y jorobada, llamada Sogolon Kédjou, entonces se acordó de la predicción y se casó con ella. Su segunda mujer dio a luz a un hijo que fue bautizado Sundiata Keita. Fue un niño tullido y enfermizo durante toda su infancia, incapaz de mantenerse de pie.

Tras la muerte del padre en 1218, Dankaran Toumani Keita, el primer hijo tomó el poder debido a la presión de su madre, Sassouma Berté que odiaba a Keita y a Sogolon. Sundiata y su madre (que había dado a luz a dos hijas y había adoptado a Manding Bory, hijo la tercera mujer de Naré Kon Fatta) eran objeto de desprecio por parte del nuevo rey y de la madre de éste. Después de una afrenta contra su madre, Sundiata con siete años de edad, consiguió ponerse de pie agarrándose al cetro real de su padre. Pero la ira de Sassouma Berté y de Dankaran Touman condujeron a Sundjata, su madre y sus hermanas al exilio en el reino de Mema.

Soumaoro Kanté, el rey sosso, atacó el reino Manden y Dankaran Touman Keita, temiendo por su vida, tuvo que huir hacia las zonas boscosas del sur. Según la tradición, Soumaoro llevó a cabo una decena de expediciones en el curso de las cuales masacró a once de los hijos del anterior maghan, Naré Kon Fatta y donde se incluiría la propia Sassouma Berté, prácticamente asesinó a todos los Keita salvo al propio Soundiata. Los manden fueron a buscar a Sundiata Keita en su exilio. El joven príncipe se convirtió en alguien muy popular entre los mandingas, pues esperaban de él que un día acabara con los invasores sossos. Esta popularidad en aumento inquietó a Soumaoro, a quien los brujos habían predicho: Tu vencedor nacerá en Malí. Para escapar de su venganza, Sundjata se refugió en la casa de un soberano vecino, amigo suyo, el cual reinaba en Wagadou, al sur del país. Allí, esperó el momento favorable para liberar su reinado.

Sundjata se entrenó desde joven en la técnica tiro con arco. Durante años vivió con la idea de vengar la masacre de su familia. Un día, un emisario le da a conocer la revuelta de los manden contra Soumaro Kanté.

Reunió guerreros de todas partes gracias a sus habilidades diplomáticas con el objetivo final de acabar con la tiranía de los Sosso, así conquista Fouta-Djalon y lanza el ataque contra el reino sosso. Para conocer el secreto de la invulnerabilidad de Soumaoro Kanté, envía a su hermana Djegue que, según la tradición, conoce el secreto de que sólo una flecha llevando el espolón de un gallo blanco podrá matar al rey de Sosso. Así hizo Sundiata con la ayuda de los magos que estaban a su servicio.

Reagrupó los ejércitos de los diferentes pequeños reinos en lucha contra los sosso, y consiguió vencer al ejército de Soumaoro Kanté ayudándose entre otras cosas del Nasi, un objeto mágico que eliminaba la brujería de Soumaoro, era el 1235 en Kirina. Soumaro Kanté desapareció tras una montaña de Kulikoró.

MansaEditar

Sundiata reunió a todos los reinos para constituir el Imperio de Malí. Después se proclama "mansa" que significa "Rey de reyes". Establece la capital en Niani, su ciudad natal, la cual es hoy en día un pequeño pueblo en Guinea próximo a la frontera con Malí. Tras su entronización, se proclama el Kouroukan Fouga, constitución no escrita que abole la esclavitud, expresa el deseo mutuo por la paz y es una de las primeras declaraciones de los Derechos del Hombre.

Hacia 1240, el rey Sundiata se apodera de Koumbi Saleh, capital del Imperio de Ghana y la destruye. Toma el título de emperador, se posiciona como digno sucesor del Imperio de Ghana y envía a sus lugartenientes a conquistar Bambougou.

Sundjata es presentado como un gran administrador que desarrolla el comercio, la explotación de oro y las nuevas técnicas, como la introducción del cultivo de algodón. Organiza política y administrativamente los pueblos sometidos, implantando una sólida organización militar: los jefes de sus ejércitos se instalan como gobernadores de provincia. Sundjata, además de por sus conquistas guerreras es conocido por su sabiduría y su tolerancia, que permitieron la coexistencia pacífica del islam y del animismo en su imperio ganándose así el apoyo tanto de la élite social (que en su mayoría se había convertido al Islam) como de la población general (que aún era en su mayoría animista).

Muere en el año 1255, ahogado en las aguas del río Sankarani, afluente del río Níger, según algunos, por una flecha traicionera o accidental durante una fiesta en Niani, según otros. A su muerte, el Imperio de Malí se extiende del Atlántico hasta Níger y desde la selva hasta el desierto.

Sundiata Keita tuvo tres hijos que le sucedieron en el trono del Imperio Malí: Mansa Ouali Keita, Ouati Keita y Khalifa Keita. Mansa Ouali, el rey Rojo, fue un soberano apacible y piadoso, por el contrario sus sucesores Ouati, Khalifa y Abubakari I, que padecieron de una falta de autoridad y dejaron reinar la anarquía en el Imperio.

Los mandingas hacen hoy en día rituales en la memoria de Sundiata, quien según la leyenda al caer al río Sankarani fue reencarnado en hipopótamo.[4]


Predecesor:
ninguno
Mansa de Malí
12351255
Sucesor:
Ouali I

ReferenciasEditar

  1. Carruth, Gorton, The Encyclopedia of World Facts and Dates, HarperCollins Publishers, 1993, pp. 167, 1192. ISBN 0-06-270012-X.
  2. "Sundiata", Encyclopædia Britannica Online.
  3. Fage, J. D, The Cambridge History of Africa: From c. 1050 to c. 1600 (eds J. D. Fage, Roland Anthony Oliver), p. 390, Cambridge University Press, 1977, ISBN 0-521-20981-1.
  4. Benítez Fleites y Moreno García, 2008, p. 68.

BibliografíaEditar

  • Dialiba Konaté: L’épopée de Soundiata Keïta, Seuil jeunesse, París, 2002.
  • Niane, Djibril Tamsir: Soundjata ou l'épopée mandingue, Présence africaine, París, 1960.
  • Niane, Djibril Tamsir: Historia general de África, Volume IV, Unesco, 1991.
  • Waldman, Maurício. Africanidade, Espaço e Tradição: a topología do imaginário africano tradicional na crônica “Griot” de Sundjata Keita. In. Revista África, n.º 20-21. p. 219-268. São Paulo: Centro de Estudos Africanos da Universidade de São Paulo - CEA/USP, 2000; Información catalográfica Centre National de la Recherche Scientifique (CNRS, Francia): [1]; Descripción del texto [2]; Download: [3].
  • Benítez Fleites, Augusto E.; Moreno García, Julia F. (2008). Los pueblos de África. Vida y costumbres en la Antigüedad (1ª edición). EDIMAT LIBROS. ISBN 84-9764-846-3. 
  • Levtzion, Nehemia: The thirteenth and fourteenth-century kings of Mali. In. Journal African History, vol. 4, p. 341–353.
  • Jansen, Jan: L’Epopée, Histoire, societé. Le Cas de Soundjata, París, 2001.

FilmografíaEditar