Sustitución de moneda

uso de una moneda extranjera en paralelo o reemplazando a una moneda local

La sustitución de moneda es el uso de una divisa extranjera en paralelo a la de curso legal, ya sea de manera formal o informal, total o parcial, afectando así la soberanía monetaria del país donde se aplica. Por su extendido uso internacional, se entiende a la dolarización como sinónimo de este proceso, sin embargo, el dólar estadounidense no es la única moneda utilizada como sustitutivo monetario, siendo del mismo modo el euro, entendida como la eurización fuera de la Eurozona, la segunda más extendida a nivel mundial para estos propósitos en el siglo XXI.[1]

Uso de las monedas extranjeras y paridades cambiarias en el mundo

En algunos casos, la sustitución de moneda se realiza de manera oficial por las instituciones financieras nacionales (como los bancos centrales) luego de profundas crisis económicas y sus problemáticas asociadas, como la hiperinflación y la devaluación, tal como sucedió en los casos de Ecuador, El Salvador y Zimbaue; mientras que en algunas economías pequeñas, como la de Liechtenstein, les resulta impráctico mantener un sistema monetario propio, adoptando el franco suizo, de su país vecino, como moneda oficial. Asimismo, esta sustitución ocurre cuando los residentes de un país, de forma voluntaria y progresiva, deciden mantener o cambiar sus activos financieros a una moneda extranjera, tal como ocurrió en Argentina y Perú en los años 1990 con el dólar, como también en Cuba y Venezuela de manera informal en la actualidad.[2]

Tipos de sustituciónEditar

Los tipos de sustitución monetaria se pueden subdividir en dos categorías:

  • Por su naturaleza legal: formal (oficial), semioficial (parcial) e informal (no oficial).
  • Por la cantidad de activos utilizados: total o parcial.

MedidoresEditar

Existen dos indicadores económicos principales para poder dimensionar de manera formal u oficial la sustitución de moneda: la primera mediante la participación de los depósitos en moneda extranjera dentro de un sistema bancario nacional, además de la participación de los depósitos en moneda extranjera realizado por todos los residentes de un país a nivel nacional y el de sus residentes nacionales en la banca en el exterior.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Cuevas Ahumada, Víctor Manuel (2016). «El papel internacional del dólar versus el euro en el siglo XXI». Economía UNAM (Ciudad de México) 13 (39). ISSN 1665-952X. Consultado el 15 de diciembre de 2021. 
  2. «Venezuela y Cuba dependen de su 'peor enemigo': el dólar». El Nuevo Siglo (Nuevosiglo.com.co). 7 de febrero de 2021. Consultado el 15 de diciembre de 2021.