En la mitología nórdica, Suttung era un Jotun (Gigante), hijo de Gilling, quien (junto con la madre de Suttung) había sido asesinado por Fjalar y Galar.

Perseguido por Suttung, Odín derrama la hidromiel en varias vasijas. Ilustración de Jakob Sigurðsson, artista islandés del siglo XVIII.

Suttung buscó a sus padres y amenazó a los hermanos enanos (Fjalar y Galar), atándolos a una roca a punto de ser cubierta por la marea. Los enanos rogaron a Suttung que los liberara y le ofrecieron la hidromiel mágica . Suttung la tomó y la escondió en el centro de una montaña, con su hija Gunnlod, a quien convirtió en una bruja para que le hiciera guardia.

Odín decidió conseguir dicha hidromiel y trabajó para Baugi, el hermano de Suttung, un granjero, por un verano entero y luego pidió un pequeño sorbo de ella. Baugi se escondió taladrando en una montaña, y Odín se convirtió en una serpiente y se arrastró. Dentro, Gunnlod, la hija de Suttung, estaba custodiando pero la persuadió para que le diera tres sorbos; Odín bebió toda la hidromiel, se convirtió en un águila y escapó.

También hay una luna de Saturno, Suttungr, que se deletreaba originalmente Suttung.

Enlaces externosEditar