Teletrabajo

trabajo a distancia

El teletrabajo, o trabajo a distancia, permite trabajar en un lugar diferente a la oficina. El trabajo (pudiendo ser dependiente o autónomo) se realiza en un lugar alejado de las oficinas centrales, de las instalaciones de producción o del cliente que lo contrata, mediante la utilización de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TICs).[1][2]​.

Es el trabajo realizado a distancia utilizando las TICs para producir bienes y servicios por cuenta propia o ajena y vender productos y servicios al mundo. Las TICs necesarias para estas tareas son principalmente PC, Internet, celular, teléfono y cámara digital, entre otras. Dentro de Internet se engloba principalmente la navegación web y el correo electrónico. Y, según el caso, blogs, sitios web, software de traducción, mensajería instantánea (chat) y telefonía IP (voIP).

La Organización Internacional del Trabajo define el teletrabajo como una forma de trabajo que se realiza en una ubicación alejada de una oficina central o instalaciones de producción, separando al trabajador del contacto personal con colegas de trabajo que estén en esa oficina y como la nueva tecnología hace posible esta separación facilitando la comunicación.

Otras definiciones del conceptoEditar

El concepto de teletrabajo puede tener una definición amplia, una más estricta, otra de carácter jurídico y por último, una según su funcionalidad.

  • Definición amplia: forma de trabajo que se realiza en un lugar alejado de las oficinas centrales o centros de trabajo habituales,y que implica la utilización de equipos informáticos y de telecomunicaciones como herramientas primordiales para el cumplimiento de las actividades. De este concepto se confiere que trata de una manera de trabajar especialmente ligada a las nuevas tecnologías y su creciente desarrollo que han condicionado el ámbito laboral. Por este motivo se lo puede considerar al teletrabajo como e-trabajo ("e-working" o "electronic working"). El carácter inespecífico de esta definición lo confiere el hecho que el e-trabajo engloba actividades asociadas a las nuevas tecnologías sin establecer el contexto en donde se desarrollan. Por ejemplo, un empleado de atención al cliente online desarrolla su labor de forma no presencial gracias al desarrollo de las nuevas tecnologías aunque este puede estar trabajando desde un establecimiento definido por la empresa o desde su hogar.
  • Definición estricta: comparte las características del concepto anterior con la salvedad de que el teletrabajo indefectiblemente, para ser considerado como tal, debe comprender una nueva organización singular del trabajo por lo que deja de considerarse sinónimos los conceptos de teletrabajo y e-trabajo. Dentro de esta visión, todo teletrabajo es e-trabajo pero todo e-trabajo no puede considerarse teletrabajo. Volviendo al ejemplo anterior, las normas, regulaciones y características de un trabajo convencional con presencialidad física en un espacio laboral asignado no son las mismas que el trabajo desarrollado desde el hogar u otro lugar móvil.
  • Definición jurídica: es una forma de organización laboral, que consiste en el desempeño de actividades remuneradas o prestación de servicios a terceros utilizando como soporte las tecnologías de la información y comunicación (TIC) para el contacto entre el trabajador y la empresa, sin que se requiera la presencia física del trabajador en un lugar específico de trabajo.
  • Definición funcional: es cualquier forma de trabajo desarrollado por cuenta de un empresario o de un cliente, y por parte de un trabajador dependiente, por un trabajador autónomo o por un trabajador a domicilio efectuado regularmente y durante una parte importante de su tiempo de trabajo, desde uno o varios lugares distintos al lugar de trabajo tradicional y mediante el uso de tecnologías informáticas y de telecomunicaciones.[1]

DescripciónEditar

Historia del teletrabajo.

Muchas de las tareas que se ejecutan en una oficina no requieren de la presencia del trabajador en su puesto y pueden ser realizadas a distancia utilizando las tecnologías de la información y la comunicación (más conocidas como TICs). De esta manera se disminuyen los tiempos de desplazamiento y se reducen los tiempos muertos sin tareas que realizar. También plantea una replanificación del trabajo; de horas en la oficina a horas dedicadas al trabajo.

Las TICs permiten procesar la información para el trabajo. En estas se puede englobar la computadora, el fax, el teléfono móvil, el propio Internet (correo electrónico, chat, llamadas sobre IP y videoconferencia), etc.

El trabajo puede ser desempeñado en una casa, en un centro de coworking, en un hotel, en un restaurante, en un ómnibus, en un automóvil, en un cibercafé o en cualquier otro lugar. El teletrabajo también es una excelente opción para personas con algún tipo de limitación que no pueden transportarse físicamente a su área de trabajo,[3]​ y para las personas que viven en países diferentes al de su trabajo.

Hoy, el teletrabajador tiene acceso a bases de datos, a reuniones virtuales y transferencia de información, lo cual le permite tomar decisiones en tiempo real, maximizando su eficiencia dentro de los procesos productivos.

Es común que los teletrabajadores adopten la modalidad de trabajo freelance, donde a través de distintas plataformas como Freelancer.com, Nubelo o Workana.com encuentran clientes remotos que están buscando sus servicios.

ElementosEditar

Es necesario destacar que el uso de las tecnologías de la información ha sido ajena a otras modalidades de trabajo que se realizan a distancia. Ello hace necesario la caracterización de los límites que contribuyen a modelar la idea de teletrabajo, según Miguel Peguera Poch; Albert Agustinoy Guilayn y otros podemos encontrar la siguiente tríada de elementos:[4]

  1. «El teletrabajo se refiere a trabajo que se realiza fuera del lugar normal de trabajo», lo cual implica que el trabajador no se encuentra físicamente vinculado a su centro de trabajo en la totalidad del tiempo que cumple con sus obligaciones contractuales.
  2. «El teletrabajo se refiere al trabajo que implica el uso de las TICs», la «presencia» del trabajador en el proceso productivo se realiza mediante el uso y soporte de las Tecnologías de la Información.
  3. «El teletrabajo refiere a trabajo que se organiza de manera diferente», este elemento ayuda a diferenciar el teletrabajo de otros sistemas de empleo, aun cuando cumplan con las variables anteriores. Como ha sido referido, existen labores que se realizan fuera de centros de trabajos específicos y con apoyos de las tecnologías de la información; sin embargo, el teletrabajo modifica la organización y los métodos con los que tradicionalmente interactuaba el trabajador en su puesto de trabajo y con la empresa. Tal migración, en términos físicos, no es una sustracción del trabajador de su ambiente laboral para obligarlo a adoptar modelos negocios basados en SOHO (Small Office, Home Office / Pequeña oficina, oficina en casa).

Diferencias con el trabajo habitualEditar

Permite trabajar desde cualquier lugar (no dispone un lugar fijo de trabajo). Permite trabajar en cualquier momento (no requiere un horario fijo de trabajo). Se utilizan siempre las TICs como apoyo. En la mayoría de los casos no se tienen jefes. En la mayoría de los casos no se conoce personalmente a los empleadores o clientes.[5]

El teletrabajo en la empresaEditar

Los sistemas de conexión remotos, las mejoras de las comunicaciones, el cambio de mentalidad de muchas empresas que empiezan a ver el teletrabajo como un ahorro de costes, así como la percepción que tienen muchos empleados de esta modalidad, son algunos de los factores que están propiciando el avance de esta forma de trabajo.

VentajasEditar

Para el trabajadorEditar

Libertad para Organizar el tiempo que se dedica al trabajo y autonomía que conlleva a más espacio para dedicarlo a fines netamente familiares.

Es una ocasión única para combinar el espacio familiar con las labores cotidianas siendo ello de un alto valor para el trabajador.

El desplazamiento al trabajo en grandes ciudades puede consumir varias horas diarias, al no tener que desplazarse el teletrabajador ahorra un tiempo considerable que puede ser utilizado con grandes beneficios para el.

Permite integrar al trabajo a personas que tengan discapacidad o dificultad para el desplazamiento al centro de trabajo.

Para el empresarioEditar

El workshifting le permite a usted señor empresario hacer parte de la propiedad intelectual de su empresa, al trabajador que usted desee, mano de obra mejor calificada, sin importar la latitud en la que este se encuentre y reduciendo el coste que un profesional le puede generar con una contratación tradicional.

También elimina los gastos fijos — hasta en un 18% — que le acarrea tener personal en unas oficinas alquiladas ubicadas en el mejor sector de la ciudad, sentado en unos cubículos, mesas y sillas las cuales usted compró y con el paso de los días se van a ir deteriorando, pagar facturas de servicios públicos, administración y demás, que es el costo que se incrementa cuando tiene personal fijo en su empresa.[6]

  • Mayor autonomía, flexibilidad y movilidad
  • Aumento de la productividad
  • Más oportunidades laborales
  • Mayor especialización
  • Más vida familiar
  • Mejor integración laboral de personas con discapacidad
  • Más unificación familiar de objetivos
  • Posibilidad de combinar el trabajo profesional con las tareas domésticas
  • Menor estrés
  • Menos desplazamientos, evitando o reduciendo los movimientos pendulares (más respeto al medio ambiente)
  • Elección personal del entorno de trabajo
  • Favorece el acceso a la formación (por medio de la teleformación), con la ventaja añadida de que se aprende a través del medio con que se va a trabajar.
  • Más tiempo libre, mejor rendimiento que en la oficina, horario flexible, mejor calidad de vida.
  • Herramienta útil para mejorar el ejercicio de cualquier profesión, desvinculada del lugar y del horario, adaptando el trabajo a la vida y no la vida al trabajo, y sustituyendo "obligación" por "responsabilidad“
  • Modalidad más racional de trabajo, permite recuperar la profesionalidad y la especialización en el trabajo autónomo e independiente.
  • Ser uno "su propio jefe". Los teletrabajadores desempeñarán sus funciones sin moverse de casa disponiendo y organizando su tiempo, con lo que podrán realizarse en otros campos, (familiar, aficiones, relaciones...). También es posible el desarrollo de la actividad profesional en otros lugares, no necesariamente el hogar. [7]
  • Permite la conciliación familiar: el teletrabajo permite que los dos miembros de la pareja puedan distribuirse mejor las tareas domésticas. Tanto el hombre como la mujer que trabajan gran parte de su jornada semanal desde casa participan de una manera más equitativa, lo que permite una mayor conciliación.[8]

Para la empresaEditar

  • Menos problemas de convivencia entre empleados
  • Mayor productividad debido a la implantación del trabajo por objetivos
  • Menor coste por producción
  • Menor necesidad de equipamiento
  • Más acceso a profesionales de alto nivel
  • Eliminación de control horario
  • Mejora de plazos de entrega
  • Posibilidad de modificar horarios de trabajo
  • Eliminación del absentismo laboral
  • Implementación de las nuevas tecnologías de la información, ya que la empresa que contrata teletrabajadores está obligada a disponer de equipos adecuados para poder realizar un trabajo ágil.
  • Reducción de costos: la creación de un puesto de teletrabajo resulta un 50 % más barato que un puesto presencial.
  • Facilidad de expansión geográfica
  • Crecimiento sin cambios estructurales
  • Mejor aprovechamiento de los puestos de trabajo, que pueden ser compartidos por distintos trabajadores.

Estado - SociedadEditar

  • Posibilidad de implementar políticas públicas para aprovechar los ciclos del Bono Demográfico.
  • Menor contaminación al disminuir el traslado de trabajadores desde sus casas a sus puestos de trabajo presencial.
  • Menos problemas de circulación al disminuirse los traslados o hacerse en horas menos congestionadas.
  • Menos accidentes de tráfico con la consiguiente reducción de indemnizaciones de compañías de seguros y/o lesiones físicas.
  • Menor dependencia del petróleo para economías que tienen una gran dependencia de esta fuente de energía.

DesventajasEditar

Las desventajas del teletrabajo pueden resumirse en la falta de ambiente laboral y disminución de relaciones sociales que también puede repercutir en conflictos familiares, ya que se difuminan las barreras entre trabajo y familia.

  • No hay separación entre el trabajo y la vida familiar o el ocio.
  • Es un método de trabajo muy solitario, que puede repercutir en el rendimiento del trabajador, ya que éste no puede consultar con otros colegas, al menos no en persona, cómo está evolucionando su trabajo.
  • A nivel de empresa, se difuminan las jerarquías hasta el punto de desaparecer, ya que el trabajador suele tener contacto directo únicamente con un jefe.

Para el trabajadorEditar

  • El ambiente en el que el trabajador labora puede no ser el más apto para la realización de sus actividades.
  • Puede provocar el sedentarismo.
  • Puede aumentar conflictos o distracciones dentro del núcleo familiar.
  • Pérdida de colaboración y relaciones personales con otros trabajadores de su área.
  • Algunas veces horarios ilimitados, incluidos los fines de semana.
  • Algunas personas pueden sentirse aisladas o solitarias debido al poco o nulo contacto social con compañeros de trabajo u otros seres humanos ajenos a la familia.

Para la empresaEditar

  • Suele haber pérdida de jerarquías, aunque este hecho no tiene porque constituir una desventaja sino que puede aportar mayor agilidad a la empresa en su toma de decisiones.
  • Las compensaciones monetarias pueden exceder el coste total del trabajador a tiempo completo en la oficina o almacén.
  • Se pueden crear conflictos derivados de la lealtad de los teletrabajadores cuando accedan a los bancos de datos de la compañía.
  • Se da una menor identificación del trabajador con la empresa.
  • El aislamiento físico produce una menor socialización y participación del trabajador.

Estado - SociedadEditar

  • La sociedad se subsume en relaciones interpersonales distantes y superficiales.
  • No todos los trabajadores tienen acceso o manejan las tecnologías de la información.
  • Se resta eficacia a la normativa referida a condiciones y medio ambiente del trabajo.

Pautas para ser productivo en el teletrabajoEditar

  1. Elegir una zona de trabajo: establecer un lugar de trabajo en un espacio óptimo de la casa que disponga de buena ventilación, iluminación y temperatura, y sobre todo libre de distracciones. Es importante crear una atmósfera en la que el teletrabajador se sienta totalmente cómodo.
  2. Establecer rutinas: marcar unos horarios que hagan tener pequeñas rutinas: levantarse siempre a la misma hora, establecer un horario de comida, dividir el tiempo de la jornada con pequeños descansos. Con estas rutinas el teletrabajador evitará distracciones innecesarias y podrá desarrollar todas las tareas establecidas.
  3. Planificar tareas: preparar diariamente, antes de finalizar la jornada laboral, un listado con las tareas a cumplir el día siguiente. Es importante marcarse unos objetivos diarios, semanales y mensuales. Para que la planificación sea efectiva, cada mañana se establecerá el tiempo de duración de cada tarea y se intentará ceñirse a dicho listado. Las aplicaciones móviles para gestionar el trabajo pueden ayudar a desarrollar la planificación.
  4. Empezar la jornada laboral por las tareas más costosas: cuando el teletrabajador comience la jornada laboral, es recomendable que lo haga con las tareas más costosas e importantes, ya que requieren más tiempo y urgencia y las primeras horas de la mañana suelen ser las más productivas.
  5. Contacto continuado con la empresa: a pesar de estar trabajando desde la distancia, el teletrabajador debe estar siempre conectado con la empresa y establecer cada cierto tiempo reuniones a través de videoconferencias.
  6. Desconectar: evadirse cuando finaliza la jornada laboral también forma parte de la productividad del teletrabajo (INE), por eso es clave tener pequeños momentos de desconexión durante el día y tomarse unas cortas vacaciones cada cierto tiempo.Trabajando desde casa se puede perder la noción del tiempo y olvidar que hay un horario establecido.[9]

El nuevo trabajador - criterios de selecciónEditar

Para ser teletrabajador será conveniente incluir en el currículum los conocimientos técnicos o informáticos que se posean y se indique si estaría dispuesto a convertirse en teletrabajador. Esta podría ser una manera de ingresar en una empresa. El teletrabajo es una tendencia laboral que va en aumento desde mediados de los años noventa, cuando la Comisión Europea se fijó el objetivo de llegar a 10 millones de teletrabajadores: hay encuestas que muestran que un 16% de los trabajadores europeos utilizan ya este sistema, y se prevé que dentro de cinco años crezca hasta situarse en el 75 %.[10]

Teletrabajo por paísesEditar

En ArgentinaEditar

El teletrabajo en Argentina no es una modalidad regularmente utilizada. Conforme al siguiente artículo [11]​del CIPPEC (Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento) y según los datos del módulo “teletrabajo” de la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) de 2017, de un total de 3.432.791 trabajadores relevados en 12 aglomerados urbanos, apenas 267.826 realizan tareas asociadas al teletrabajo, resultando en un 7,8% del total del país. A su vez, de acuerdo al análisis de los datos del artículo anteriormente nombrado, indica que el porcentaje de trabajos que tiene el potencial para realizarse desde el hogar se encuentra entre un 27% y un 29% de los trabajos totales, ratio que se reduce sensiblemente si se corrige la estimación por el uso efectivo de TIC en los hogares, llegando a una estimación de piso de 18% en el caso de uso de computadoras.

Como consecuencia de la pandemia del COVID-19 y tal como ha sucedido en la mayoría de los países del mundo, se ha incrementado sustancialmente la modalidad de teletrabajo debido al confinamiento. Según el siguiente estudio [12]​ llevado a cabo por IAE Business School (IAE) en donde realizó una encuesta de la que participaron Gerentes y Directores de RR.HH de 111 empresas con un número de empleados entre menos de 50 y más de mil, el %65 de las empresas no contaban con empleados con modalidad de teletrabajo. Sin embargo, a partir de la pandemia del COVID-19, el 42% de los empleadores entrevistados tienen a más de la mitad de los trabajadores en dicha modalidad.

Marco NormativoEditar

Antes de la pandemia del COVID-19 y decretado el aislamiento social preventivo y obligatorio, el teletrabajo en Argentina estaba regulado por las siguientes normas[13]​:

A raíz de lo acontecido, se ha publicado el día 14 de Agosto del 2020 la Ley N° 27.555 que establece el régimen legal del contrato de teletrabajo que, según el Artículo 19 de la misma, "entrará en vigor luego de noventa (90) días contados a partir de que se determine la finalización del período de vigencia del aislamiento social, preventivo y obligatorio".

En EspañaEditar

Las posibilidades del autoempleo y el teletrabajo en España fueron ampliamente investigadas por primera vez en España por un equipo multidisciplinar promovido y dirigido en la Universidad Autónoma (UAM) de Madrid a partir de 1995 por un equipo dirigido por el profesor Gustavo Matías Clavero y financiado por el Ministerio de Economía y Hacienda, que publicó un libro resumen de los resultados en 1998.El foco de esa investigación ya se ponía entonces en las posibilidades de desarrollar la ocupación y el emprendimiento para nutir la futura sociedad de la información y del conocimiento en España por parte de estudiantes de los últimos cursos de formación profesional o universigarios y personas que quedaran en el paro y quisieran convertirse en trabajadores autónomos o potenciales promotores de pequeñas y medianas empresas. En 2006 el Gobierno español previó su extensión dentro del Plan Concilia.

Debido al Covid de marzo de 2020 y al estado de alarma que declaró el Presidente del Gobierno Pedro Sánchez, se ha recomendado desde el gobierno que todas las empresas que puedan teletrabajar desde casa lo implementen para conciliar en este periodo.[14]​ La recomendación es promover el teletrabajo en todo el territorio español para la flexibilización de horarios y reuniones no presenciales.

En ChileEditar

También debido al Covid junto a la cuarentena y toque de queda decretado en ciertas partes del país, Chile se convirtió en el primer país latinoamericano en adoptar el teletrabajo de manera legal con la Ley de Trabajo a distancia y Teletrabajo propuesto por el Ministerio de Hacienda (Chile) el 10 de Agosto de 2018 y decretado oficialmente el 26 de Marzo de 2020. La ley se concentra en 5 puntos básicos:

  • El trabajador tendrá los mismos derechos laborales que cualquier otro trabajador (derechos colectivos e individuales).
  • El trabajador podrá pactar libremente su jornada laboral, siempre y cuando sus funciones así se lo permitan.
  • El trabajador tendrá la posibilidad de combinar tiempos de trabajo presencial en su empresa con tiempos de trabajo fuera de ella.
  • Los equipos, materiales y herramientas deberán ser entregadas por el empleador al trabajador.

En PerúEditar

El teletrabajo es uno de los medios por el cual el ciudadano peruano tiene que generar un ingreso económico para la canasta familiar en estos tiempos de pandemia - COVID 19 - más aun cuando no haya sido beneficiado con algún programa que otroga el estado peruano para combatir esta pandemia. Tal es así que un trabajador recurre a estas modalidades de trabajo como es el Teletrabajo regulado por la Ley N° 30036 y su respectiva reglamentacion, quienes hacen uso de las tecnologías de información y comunicaciones en las diversas instituciones públicas o privadas.

Es así que la modalidad del Teletrabajo se seguirá empleando tanto para el empleador como para las entidades debido a la prorroga del Estado de Emergencia Nacional a consecuencia de la propagación del covid 19 según el Decreto Supremo N° 116-2020-PCM, entre otros artículos tal como especifica el Artículo 10.- De las actividades del sector Público y la atencíón a la ciudadanía.

En tal sentido el trabajador y las entidades deberán de velar por la salubridad de sus pares en todo momento por lo cual se seguirá utilizando esta forma de trabajo en aras de salvaguarda la salud de los ciudadanos así como solventar la canasta familiar.

Véase tambiénEditar

Plataformas de TeletrabajoEditar

ReferenciasEditar

  1. a b Buira, Jordi (2012). El teletrabajo. Entre el mito y la realidad. UOC. 
  2. «Teletrabajo» (html). Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (Argentina). Archivado desde el original el 3 de abril de 2009. Consultado el 20 de marzo de 2020. «Para comprender el concepto es fundamental detallar que es una manera de organizar y realizar el trabajo a distancia con el uso de las tecnologías de la información y comunicación (TICS) en el domicilio del trabajador o en un lugar o establecimiento ajeno al empleador.» 
  3. Comisión TIC. «Telecapacitados. Teletrabajo para la inclusión laboral de personas con discapacidad». 
  4. Peguera Poch, Miguel; Agustinoy Guilayn, Albert; Casas Vallès, Ramón y otros (2005). «Derecho y Nuevas Tecnologías». Editorial UOC: 591. 
  5. «Copia archivada». Archivado desde el original el 24 de octubre de 2015. Consultado el 9 de junio de 2015. 
  6. IDx (28 de agosto de 2017). «Sáquele provecho al teletrabajo en su empresa». IDx Transformación Digital. Consultado el 28 de agosto de 2017. 
  7. http://www.informe-teletrabajo.com.ar/teletrabajo/definicion-teletrabajo.php
  8. H/Creada:27-05-2019, Dreamstime | La RazónÚltima actualización:16-11-2019 | 17:51 (27 de mayo de 2019). «Teletrabajo: un paso más hacia la conciliación laboral». La Razón. Consultado el 21 de noviembre de 2019. 
  9. Lexington (17 de marzo de 2020). «Consejos para ser más productivo en el teletrabajo». Lexington. Consultado el 17 de marzo de 2020. 
  10. http://www.informe-teletrabajo.com.ar/problemas-teletrabajo.php
  11. Albrieu, Ramiro. «Evaluando las oportunidades y los límites del teletrabajo en Argentina en tiempos del COVID-19». Abril del 2020. 
  12. Irigoin, Julián I. (Abril 2020). «COVID-19: ACCIONES Y PREOCUPACIONES DE DIRECTIVOS DE RRHH - ARGENTINA Abril 2020». COVID-19: ACCIONES Y PREOCUPACIONES DE DIRECTIVOS DE RRHH - ARGENTINA Abril 2020. 
  13. «Gobierno Argentino. Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social». 
  14. Lerena, Sancho (16 de marzo de 2020). «Afrontar el teletrabajo forzoso» (html). Pandora FMS. Archivado desde el original el 19 de marzo de 2020. Consultado el 20 de marzo de 2020. 

BibliografíaEditar

  • Poch, Miguel Pesquer; Guilayn, Albert Agustinoy; otros (2005). Derecho y nuevas tecnologías. OCLC 628759980

Enlaces externosEditar