Abrir menú principal

Test 3D del Antisemitismo

El Test 3D del Antisemitismo es un conjunto de criterios objeto distinguir la crítica legítima de Israel de antisemitismo. Las tres D corresponden a Deslegitimación [de Israel], Demonizacion [de Israel], y sometiendo a Israel a estándares Dobles; cada uno de los cuales indica el antisemitismo.[1]​ El test fue desarrollado por Natan Sharansky,[2]​ un líder judío y actual presidente de la Agencia Judía para Israel. Fue publicado en el Jewish Political Studies Review en el 2004.[3]​ el test sirve como una herramienta conceptual que define los límites de la crítica legítima hacia el Estado de Israel, sus acciones y políticas y una crítica no legítima que ya se convierte en antisemita.[4]

El Profesor Irwin Cotler, un destacado experto en derechos humanos, ha dicho que "tenemos que establecer ciertos límites de donde la crítica a Israel no cruce la línea, porque soy uno de los que cree firmemente, no sólo en el libre discurso, sino también en el debate riguroso, la discusión, la dialéctica, y similares. Si uno dice con demasiada facilidad que todo es antisemita, entonces nada es antisemita , y ya no se puede distinguir".[5]​ La test refuta los argumentos que afirman que " Cualquier crítica hacia el Estado de Israel es considera como antisemita, y por lo tanto la crítica legítima es silenciada e ignorada".[6]​Esta prueba ha sido aprobada por el Departamento de Estado de los Estados Unidos.[1]​Ha sido criticado por su falta de "rigor suficiente para ser utilizado sin modificaciones con fines académicos o gubernamentales".[7]

Conceptos PrincipalesEditar

La teoría se puede implementar en muchas situaciones diferentes, especialmente no antisemitismo clásico, por ejemplo antisemitismo que es más sutil y más difícil de reconocer. Este antisemitismo, no el clásico toma la forma de atacar a Israel, el estado judío. Como explica Sharansky: "esconderse detrás de la chapa de la 'crítica legítima de Israel', este nuevo antisemitismo es mucho más difícil para exponer".[cita requerida] Una persona puede analizar una noticia, artículo de opinión, entrevista o incluso una protesta y ver si las críticas que se realizan cruzan la línea de al menos uno de los siguientes D.

DeslegitimaciónEditar

El término "La deslegitimación de Israel" se refiere a la negación del pueblo judío en cuanto a su autodeterminación, por ejemplo, al afirmar que la existencia de un Estado de Israel es un proyecto racista.[8]​ Esta afirmación discrimina a los judíos negando su derecho básico de autodeterminación como se determinó por el derecho internacional. Dado que cualquier discriminación contra un grupo étnico, racial o nacional específico se considera un tipo de racismo, la deslegitimación del derecho del pueblo judío a su autodeterminación se ve como el racismo contra los judíos, es decir, el antisemitismo.

El ex Primer Ministro de Suecia, Per Ahlmark, un destacado defensor de la lucha contra el antisemitismo, escribió: "en comparación con la mayoría de los brotes antisemitas anteriores, este nuevo antisemitismo es a menudo menos dirigida contra Judíos individuales. Ataca principalmente a las colectividades judías, a el Estado de Israel y luego esos ataques inician una reacción en cadena de asaltos a Judíos individuales e instituciones judías. [...] en el pasado los más peligrosos antisemitas eran los que querían hacer del mundo "Judenrein" , libre de Judíos . Hoy en día, los antisemitas más peligrosos podría ser aquellos que quieren hacer del mundo "Judenstaatrein", libre de un Estado judío."[9]​ El Profesor Irwin Cotler ha definido deslegitimación como uno de los nueve conjuntos de lo que él llama "Neoantisemitismo". Cotler utiliza el término "antisemitismo político " para describir la negación del derecho del pueblo judío a la autodeterminación y la deslegitimación de Israel como un Estado.[10]

Estándares DoblesEditar

La segunda 'D' se refiere a la aplicación de diferentes principios en situaciones similares. Si una persona critica a Israel y sólo Israel sobre determinados temas, pero opta por ignorar situaciones similares realizadas por otros países se está realizando una política de estándares dobles contra Israel. La aplicación de una norma moral diferente para judíos y de Israel en comparación con el resto del mundo, al igual que la afirmación de deslegitimación, discrimina a un grupo específico y se etiqueta como antisemitismo. Argumentos similares fueron hechos por Thomas Friedman, alegando que movimientos de "Boicot, Desinversiones y Sanciones" (BDS) que ignoran la situación en Siria, Arabia Saudí e Irán son falsos y antisemitas.[11]​ En el mismo asunto, Friedman también ha escrito que "criticar a Israel no es antisemita, y el que lo diga es vil, Pero señalar a Israel por el oprobio y la sanción internacional fuera de toda proporción a cualquier otra parte en el Medio Oriente - es antisemita, y el que no lo diga es deshonesto".[10]​ El Profesor Irwin Cotler también ha definido estándares dobles como uno de los nueve conjuntos de lo que él llama "Neoantisemitismo". Cotler ofrece la negación de Israel de la igualdad ante la ley en el ámbito internacional (es decir, "la singularización de Israel para un trato diferenciado y discriminatorio en el ámbito internacional") como un nuevo acto antisemita.[10]

DemonizaciónEditar

La última 'D' se refiere a a representación de ciertos grupos como malos, demoníacos, o satánicos. La Agencia Europea de Derechos Fundamentales (FRA) ha definido el antisemitismo como " acusación frecuentemente a los Judíos de conspirar para dañar a la humanidad, y se utiliza a menudo para culpar a los Judíos de porque "las cosas van mal". Se expresa en el habla, la escritura, las formas visuales y acciones, y emplea estereotipos siniestros y rasgos de carácter negativos".[8]​ Si la crítica usa metáforas , imágenes o retórica que implica que los israelíes o los Judíos son malos , es una vez más una proyección de los libelos de sangre antisemitas y la retórica. Un ejemplo de ello podría ser haciendo, la des humanización, la demonización, o acusaciones mendaces estereotipadas acerca de Judíos como colectivo, especialmente, pero no exclusivamente, el mito de la conspiración judía mundial o de Judíos que controla los medios de comunicación, la economía, el gobierno u otras instituciones sociales.[8][9]

RespuestaEditar

Jonathan Judaken escribe que "los criterios de demonización, deslegitimación y estándares dobles para delimitar cuando la crítica de Israel se convierte judeofobia es un principio útil , pero todavía son tenues y plantean problemas"[2]Kenneth L. Marcus escribe que "Si bien la prueba 3D de Sharansky es útil en parte por su astucia mnemotecnia, he argumentado en La identidad judía y los Derechos Civiles en Estados Unidos, que carece de suficiente rigor para ser utilizado sin modificaciones con fines académicos o gubernamentales".[7]

ReferenciasEditar

  1. a b Rosenthal, Hannah (Dec 5, 2011). «Remarks at the 2011 B'nai B'rith International Policy Conference». US Department of State. Archivado desde el original el 14 de enero de 2015. Consultado el 26 de febrero de 2015. «Our State Department uses Natan Sharansky’s “Three Ds” test for identifying when someone or a government crosses the line from criticizing Israeli policies into anti-Semitism: when Israel is demonized, when Israel is held to different standards than the rest of the countries, and when Israel is delegitimized.» 
  2. a b Jonathan Judaken (2008). «So what's new? Rethinking the ‘new antisemitism’ in a global age». Patterns of Prejudice. 
  3. Sharansky, Natan (Fall 2004). «3D Test of Anti-Semitism: Demonization, Double Standards, Delegitimization». Jewish Political Studies Review. 
  4. Cohen, Florette. The New Anti-Semitism Israel Model: Empirical Tests. p. 12. Archivado desde el original el 17 de diciembre de 2014. 
  5. Cotler, Irwin. «On judging the distinction between legitimate criticism and demonization». Engage – the anti-racist campaign against antisemitism. Consultado el 24 de julio de 2012. 
  6. Kenneth L. Marcus. Jewish Identity and Civil Rights in America. Cambridge University Press. pp. 60-62. 
  7. a b Marcus, Kenneth. «The New OCR Antisemitism Policy». Journal for the Study of Antisemitism. Archivado desde el original el 3 de febrero de 2014. Consultado el 26 de febrero de 2015. 
  8. a b c «Working Definition of Antisemitism». EUMC. Archivado desde el original el 15 de septiembre de 2012. Consultado el 24 de julio de 2012. 
  9. a b Cotler, Irwin. «Irwin Cotler delivers remarks at signing of Ottawa Protocol on Combating Antisemitism». Consultado el 24 de julio de 2012. 
  10. a b c Dershowitz, Alan (2003). The Case For Israel. New Jersey, USA: John Wiley & Sons Inc. pp. 208-216. ISBN 0415281164. 
  11. Friedman, Thomas. «Campus Hypocrisy». The New York Times. 

Véase tambiénEditar