Timo del vídeo

El timo del vídeo, o también timo del piedrasonic, del tipo de estafas conocidas en lengua inglesa como brick-in-a-box, está documentado desde las décadas de los 80 y 90, y continúa ejerciéndose variando el cebo, que en la actualidad puede ser un iPad, un teléfono móvil o un ordenador portátil.[1]

Esquema del timoEditar

Los timadores abordan a los viandantes, o conductores (si van en automóvil), y les ofrecen un vídeo de última generación a precios muy reducidos, tras mostrarles previamente cajas de tales productos bien presentadas y embaladas. Tras efectuar la venta, y tras un aviso falso de un compinche, los estafadores desaparecen con celeridad. Cuando el comprador abre la caja comprueba que solo hay piedras, cascotes o ladrillos de un peso similar al del vídeo.[2]

ReferenciasEditar

  1. Raldúa Martín, E. V., Timos, cuentistas, «espabilaos» y pardillos, Salamanca: Ediciones Universidad de Salamanca, 2015, ISBN 978-84-9012-537-3, páginas 60 y 61.
  2. Sorprendido un joven que empleó en El Rastro el timo del 'piedrasonic', El País, 17 de mayo de 1994.