Un tocador es un mueble que sirve para arreglar el tocado, es decir el arreglo de la cabeza, ya sea el peinado o la disposición de cualquier prenda cubrecabezas.[1]

Dibujo de un tocador, 1886.
Ilusión óptica por Charles Allan Gilbert en 1892, muestra a una mujer sentada frente a un tocador, que visto de lejos parece ser una calavera.

Con forma habitualmente de escritorio suele constar de un espejo y una serie de cajones donde se pueden guardar los instrumentos, cosméticos, perfumes y adornos necesarios para tal fin. Suele situarse en el dormitorio o pieza aledaña denominada también tocador.

HistoriaEditar

Los primeros tocadores se iniciaron en el Antiguo Egipto y consistían en unas cajas en donde se almacenaba lo necesario para un ritual de belleza.[2]

En Europa a finales del siglo XVII fue donde logró el desarrollo de los tocadores, parecidos a los de hoy en día.

ReferenciasEditar

  1. Tocador por la Real Academia Española
  2. «La historia del tocador en el Museo Metropolitano de Nueva York». azureazure.com, Saida Santana, 1 de enero de 2014. Consultado el 11 de enero de 2023.