Abrir menú principal

Tomás Marco Nadal

historietista español

BiografíaEditar

Inicios profesionalesEditar

Debido al asesinato de su padre por motivos religiosos, Tomás Marco no puede terminar su educación formal y ha de comenzar a trabajar en todo tipo de oficios a muy tierna edad.

Inició su carrera como historietista en 1950, realizado cuentos infantiles y el cuaderno de aventuras El Vengador para Editorial Marco.[1]​ Volvió al medio a finales de esa década para realizar en 1958 y para Hispano Americana Buffalo Bill y El aventurero del espacio.[1]​ Fue contratado entonces por Bruguera para entintar y continuar sus series, obligándole en el caso de El Capitán Trueno a utilizar las caras recortadas de Ambrós.[2]

El mercado exterior (1963-83)Editar

En 1963, Tomás Marco empezó a trabajar para el mercado francés con SOS Titan para la revista Super Boy y sobre todo con Kalar, una serie de aventuras selváticas que duraría hasta el cierre de la editorial Imperia en 1983 y donde exhibe su dominio de la figura animal.

Últimos años (1982-96)Editar

En 1982, Tomás Marco había comenzado ya a tantear otros terrenos, como el terror en la revista alemana Gespenster Geschichten de la Editorial Bastei Verlag, y la ciencia ficción en Metal Hurlant y Rambla. En esta última realizó Androstar con Josep María Beà a los guiones, cuyo protagonista pasa de la fantasía heróica espacial al Barrio Chino de Barcelona.[3]

Colabora luego en la revista Makoki (1983-84) e ilustra una biografía de David Livingstone escrita por José Antonio Vidal Sales (Cassarel). A través de la agencia Norma, publica en Italia El Buen Lig (1989), Krantor (1991) y Cazador (1992),[4]​ siguiendo en activo hasta 1996.[2]

La mayoría de los últimos proyectos del autor, como Yago, el último superviviente con guion de Víctor Mora, La Sicosfera (1985), Viaje a la Luna y Nuevas aventuras del Capitán Trueno, ambos de 1987, un álbum ecologista y diversas historias de dinosaurios, quedarían inéditos o inconclusos por no encontrar editor.[4]​ Tomás Marco murió en el año 2000 debido a un cáncer.[2]

ReferenciasEditar

  1. a b Cuadrado (2000), p. 779.
  2. a b c Entrevista al autor, recogida en la web de El Capitán Trueno On-Line el 19/08/2007.
  3. Josep María Beà, libador neuronal", entrevista a Josep María Beà realizada por el Señor Ausente, en Mondo Brutto nº 39, mayo de 2008, pp. 91.
  4. a b Jiménez, Gregorio José en Tomás Marco Nadal, el reconocimiento por la perseverancia para El coleccionista, 1/11/2000.

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar