Tomás Marco Nadal

Tomás Marco Nadal (Badalona, 28 de junio de 1929 - 20 de julio de 2000) fue un dibujante de historietas español, que trabajó fundamentalmente para el mercado exterior.

Índice

BiografíaEditar

Inicios profesionalesEditar

Debido al asesinato de su padre por motivos religiosos, Tomás Marco no puede terminar su educación formal y ha de comenzar a trabajar en todo tipo de oficios a muy tierna edad.

Inició su carrera como historietista en 1950, realizado cuentos infantiles y el cuaderno de aventuras El Vengador para Editorial Marco.[1] Volvió al medio a finales de esa década para realizar en 1958 y para Hispano Americana Buffalo Bill y El aventurero del espacio.[1] Fue contratado entonces por Bruguera para entintar y continuar sus series, obligándole en el caso de El Capitán Trueno a utilizar las caras recortadas de Ambrós.[2]

El mercado exterior (1963-83)Editar

En 1963, Tomás Marco empezó a trabajar para el mercado francés con SOS Titan para la revista Super Boy y sobre todo con Kalar, una serie de aventuras selváticas que duraría hasta el cierre de la editorial Imperia en 1983 y donde exhibe su dominio de la figura animal.

Últimos años (1982-96)Editar

En 1982, Tomás Marco había comenzado ya a tantear otros terrenos, como el terror en la revista alemana Gespenster Geschichten de la Editorial Bastei Verlag, y la ciencia ficción en Metal Hurlant y Rambla. En esta última realizó Androstar con Josep María Beà a los guiones, cuyo protagonista pasa de la fantasía heróica espacial al Barrio Chino de Barcelona.[3]

Colabora luego en la revista Makoki (1983-84) e ilustra una biografía de David Livingstone escrita por José Antonio Vidal Sales (Cassarel). A través de la agencia Norma, publica en Italia El Buen Lig (1989), Krantor (1991) y Cazador (1992),[4] siguiendo en activo hasta 1996.[2]

La mayoría de los últimos proyectos del autor, como Yago, el último superviviente con guion de Víctor Mora, La Sicosfera (1985), Viaje a la Luna y Nuevas aventuras del Capitán Trueno, ambos de 1987, un álbum ecologista y diversas historias de dinosaurios, quedarían inéditos o inconclusos por no encontrar editor.[4] Tomás Marco murió en el año 2000 debido a un cáncer.[2]

ReferenciasEditar

  1. a b Cuadrado (2000), p. 779.
  2. a b c Entrevista al autor, recogida en la web de El Capitán Trueno On-Line el 19/08/2007.
  3. Josep María Beà, libador neuronal", entrevista a Josep María Beà realizada por el Señor Ausente, en Mondo Brutto nº 39, mayo de 2008, pp. 91.
  4. a b Jiménez, Gregorio José en Tomás Marco Nadal, el reconocimiento por la perseverancia para El coleccionista, 1/11/2000.

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar