Abrir menú principal

Transferencia adoptiva de linfocitos T

La transferencia adoptiva de células T, es una terapia de tipo inmunitario que se utiliza de forma experimental para el tratamiento de determinados tipos de cáncer,. Se basa en obtener linfocitos T del paciente, los cuales son expandidos in vitro en el laboratorio y después transferidos adoptivamente al paciente. Pueden utilizarse los linfocitos T inalterados o bien modificarlos genéticamente, insertando un gen que codifica un receptor, el cual reconoce un antígeno específico de las células tumorales. Estos linfocitos T alterados genéticamente se adhieren a la superficie de las células malignas favoreciendo su destrucción. Esta terapia se ha utilizado experimentalmente para el tratamiento de melanomas con metástasis y algunos tipos de leucemia.[1][2][3][4]

Tipos de transferencia de linfocitos T según el donanteEditar

  • Autólogo.- Cuando el donante de los linfocitos T es el propio enfermo, su desventaja clínica es que se precisa realizar todo el proceso de producción para cada enfermo de forma individual.
  • Alogénico.- Cuando el donante de los linfocitos T es una persona sana, su ventaja clínica es la biodisponibilidad, pues puede fabricarse de forma industrial y almacenarse para su uso clínico en los centros hospitalarios.

ProducciónEditar

Una vez obtenidos los linfocitos T del donante, son tratados en laboratorio por una plataforma de transferencia genética (por ejemplo: TALEN, CRISP, por vector viral o por otra tecnología de transferencia genética) para incorporar a la superficie de los linfocitos T un tipo o varios de proteínas transmenbrana quiméricas, que reconocen antígenos específicos de la superficie de las células tumorales, una vez editados los linfocitos T con estas proteínas quiméricas, son cultivados hasta multiplicar su cantidad unas cien veces y son de nuevo transfundidos al enfermo.

Efectos adversosEditar

El desarrollo de los ensayos clínicos previos muestran una gran efectividad en la reducción y eliminación de células tumorales si bien uno de sus posibles efectos adversos es el síndrome de tormenta de citoquinas asociada a la respuesta inmunitaria,[5]​ para solucionarlo se han diseñado fármacos asociados para regular la expresión de los linfocitos T, que se usan como interruptores de encendido y apagado (incluso reguladores de su nivel de encendido), y que portan una proteína esencial para el funcionamiento del antígeno quimérico como tal, esto es un regulador transcripcional, lo que se consideran CAR-T de segunda y tercera generación

Situación en 2017Editar

En 2017 los resultados experimentales son muy alentadores, así existen ensayos en glioblastoma que en fase 2 han elevado la esperanza de vida media de los enfermos de 5 meses a más de 12 meses.[6]​ Por otro lado varias empresas farmacéuticas han solicitado a la FDA y a la EMEA una aplicación de licencia biológica de terapia CAR-T (al tratarse de un cultivo celular y no de un fármaco clásico), como Novartis con CTL019 para leucemia linfoide aguda de células B para pacientes pediátricos y jóvenes adultos,[7]​ y Kite Pharma con KTE-C19 para leucemia linfoide aguda de células B y linfoma no hodgkiniano agresivo .[8]​ Ambas terapias biológicas son de trasplante autólogo, y expresan en la superficie celular de las células T un receptor quimérico del antígeno específico CD19 y por lo tanto su objetivo terapéutico son las leucemias y tumores que expresan CD19 (CD19+). Por lo que se espera que se apruebe su autorización entre finales de 2017 y principios 2018.

TiposEditar

Existen varios tipos de transferencia celular adoptiva que se denominan de forma abreviada por sus iniciales en inglés: [9]

ReferenciasEditar

  1. Instituto Nacional de Cáncer: ¿Qué es la terapia adoptiva de transferencia de linfocitos T?. Consultado el 8 de diciembre de 2015.
  2. Sutlu T, Alici E.: Natural killer cell-based immunotherapy in cancer: current insights and future prospects. Journal of Internal Medicine 2009;266(2):154-181.
  3. David Cabrerizo Granados: Inmunoterapia: Un nuevo enfoque en la lucha contra el Cáncer. Universidad Pablo de Olavide, Sevilla.
  4. El espectador: Nueva terapia anticancerígena ataca exitosamente la leucemia. Publicado el 2 de septiembre de 2015.
  5. Maude, Shannon L.; Barrett, David; Teachey, David T.; Grupp, Stephan A (2014). «Managing Cytokine Release Syndrome Associated With Novel T Cell-Engaging Therapies». Cancer Journal. doi:10.1097/PPO.0000000000000035. Consultado el 6 de mayo de 2017. 
  6. «ZIOPHARM Announces Successful End-of-Phase 2 Meeting with FDA for Ad-RTS-hIL-12 Gene Therapy in Recurrent Glioblastoma». Consultado el 6 de mayo de 2017. 
  7. «Novartis announces first CAR-T cell therapy BLA for pediatric and young adult patients with r/r B-cell ALL granted FDA Priority Review». Consultado el 6 de mayo de 2017. 
  8. «Kite Completes Submission of U.S. Biologics License Application (BLA) for Axicabtagene Ciloleucel as the First CAR-T Therapy for the Treatment of Patients With Aggressive Non-Hodgkin Lymphoma (NHL)». Archivado desde el original el 25 de abril de 2017. Consultado el 6 de mayo de 2017. 
  9. Células T y CAR: manipulación de células inmunitarias de pacientes para tratar sus cánceres. INH. Consultado el 15 de junio de 2018