Uadi (del árabe clásico الوادي al-wādi,[1][¿cuál?] el-uad 'el valle', pl. ’āwdiya), también visto en español con otras grafías como wad y ued (o incluso oued, por influencia del francés),[2][3]​ es un vocablo de origen árabe utilizado para denominar las ramblas, es decir, los cauces secos o estacionales de ríos, arroyos y torrentes que drenan regiones cálidas y áridas o desérticas. Hay numerosos ’āwdiya en la península arábiga y en el norte del continente africano. Estos cauces pueden tener hasta más de cien metros de anchura; generalmente, solo encauzan agua durante breves temporadas lluviosas —de horas, días o a lo sumo semanas de duración— que pueden ser de periodicidad anual o esporádicas e impredecibles, tanto en la época del año en que ocurren como en la pluviosidad.

Uadi en Nachal Paran, el Negev, Israel.
Wādi Musa, Jordania.

En estas regiones, la escasa vegetación es xérica, espinosa, de lento crecimiento y está limitada al entorno de los ’āwdiya. Si en el subsuelo o en la superficie de estos se almacena el agua, la vegetación puede tener un carácter más exuberante y originar un tipo de oasis, aunque la vegetación natural en estos, normalmente, es reemplazada por especies domésticas como: palma datilera, árboles frutales, hortalizas, hierbas forrajeras, a veces, plantadas por quienes habitan y usufructúan el oasis.

En España este tipo de cauces recibe el nombre de ramblas.

Nombres similaresEditar

 
Wādi, el Negev, Israel.
 
Wādi Tirante en Argentina, después de una modesta lluvia.

El término vaguada define la parte más profunda de un valle.

Esto es el uadi, es como una llanura.

En EspañaEditar

El nombre de muchos ríos de la península ibérica tienen la raíz semítica Guad-, especialmente en el sur (Guadalfeo, Guadalhorce, Guadalquivir, Guadarrama y Guadiana, entre otros); recibieron este nombre durante la dominación árabe, y proviene de la raíz árabe común wādi «valle, cauce».[3]

En AméricaEditar

En Colombia se utiliza el término jagüey para depósitos superficiales de agua en zonas con sequías estacionales prolongadas; posiblemente el término esté relacionado con la cultura wayúu, no con el término árabe. Al igual que la voz jagüel (proviene de la palabra quichua jagüei o jagüey), usada en el Cono Sur para indicar un pozo o zanja que retiene el agua de lluvia y sirve para abrevar el ganado o el riego.

En otras zonas áridas, como la península de La Guajira en Colombia y la costa del mar Caribe en el occidente de Venezuela, también hay ríos estacionales y estos presentan ’āwdiya, aunque el término no se usa en Sudamérica.

El vocablo Guajira no tiene ninguna relación con wādi, es una coincidencia; deriva de wayúu, la etnia que habita estas regiones desde épocas precolombinas.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Hans Wehr (1976): A Dictionary of Modern Written Arabic, pág. 1059, columna 2
  2. Julivert, Manuel; Julivert Casagualda, Manuel (2003). El Sáhara: Tierras, pueblos y culturas. Universitat de València. pp. 41-42. ISBN 9788437057989. Consultado el 30 de diciembre de 2019. 
  3. a b Terés Sádaba, Elías (1986). Materiales para el estudio de la toponimia hispanoárabe: nómina fluvial, Volumen 1. CSIC. p. 236. ISBN 9788400062781. Consultado el 30 de diciembre de 2019. 

BibliografíaEditar

Artículo Zonas áridas en: Ángel Ramos (editor). 1987. Diccionario de la naturaleza. Espasa-Calpe. Madrid. ISBN 84-239-6949-5

Enlaces externosEditar