Ojo de Horus

(Redirigido desde «Udyat»)

El Ojo de Horus, Udyat «el que está completo» (Udjat en inglés), fue un símbolo de características apotropaicas, es decir: mágicas, protectoras, purificadoras, sanadoras, símbolo solar que encarnaba el orden, lo imperturbado y el estado perfecto. El Udyat es un símbolo de estabilidad cósmico-estatal.

Relieve del ojo de Horus en el Templo de Kom Ombo.
Ojo de Horus personificado ofreciendo incienso al dios entronizado Osiris en una pintura parietal de la tumba del artesano Pashedu (TT3), siglo XIII a. C.[1]

MitologíaEditar

Horus era hijo de Osiris, el dios que fue asesinado por su propio hermano Seth. Horus mantuvo una serie de encarnizados combates contra Seth, para vengar a su padre. En el transcurso de estas luchas los contendientes sufrieron múltiples heridas y algunas pérdidas vitales, como la mutilación del ojo izquierdo de Horus. Pero, gracias a la intervención de Thot, el ojo de Horus fue sustituido por el Udyat, para que el dios pudiera recuperar la vista. Este ojo era especial y tenía cualidades mágicas.

Amuleto mágicoEditar

 
Amuleto de la tumba de Tutankamón, siglo XIV a. C., que incorpora el Ojo de Horus debajo de un disco y un símbolo de media luna[1]

El Ojo de Horus, o Udyat, se utilizó por primera vez como amuleto mágico cuando Horus lo empleó para devolver la vida a Osiris.

Gozó de gran popularidad en el Antiguo Egipto, siendo considerado un amuleto de los más poderosos: potenciaba la vista, protegía y remediaba las enfermedades oculares, contrarrestaba los efectos del "mal de ojo" y, además, protegía a los difuntos.

Como talismán simboliza la salud, la prosperidad, la indestructibilidad del cuerpo y la capacidad de renacer. Incluso en la actualidad se sigue utilizando como amuleto por personas que practican diversas religiones en todo el mundo.

Características purificadorasEditar

 
El ojo de Horus Udyat: pectoral.

Textos de las Pirámides: declaración 258, en la pirámide de Unis.

¡Su mal es expulsado! Se ha purificado con el Ojo de Horus.[2]

Características protectorasEditar

Libro de los Muertos: capítulo 112

El Ojo de Horus es tu protección, Osiris, Señor de los Occidentales,
constituye una salvaguarda para ti: rechaza a todos tus enemigos,
todos tus enemigos son apartados de ti.

Textos de los sarcófagos: Encantamiento 64

Te traigo el Ojo de Horus, para que tu corazón pueda alegrarse ...
Encantamiento 316
Yo soy el fiero Ojo de Horus, quien marchó terrible ...

Amuleto mágicoEditar

 
El ojo de Horus Udyat de fayenza.

El Ojo de Horus, o Udyat, se utilizó por primera vez como amuleto mágico cuando Horus lo empleó para devolver la vida a Osiris.

Gozó de gran popularidad en el Antiguo Egipto, siendo considerado un amuleto de los más poderosos: potenciaba la vista, protegía y remediaba las enfermedades oculares, contrarrestaba los efectos del "mal de ojo" y, además, protegía a los difuntos. Como talismán simboliza la salud, la prosperidad, la indestructibilidad del cuerpo y la capacidad de renacer. Incluso en la actualidad se sigue utilizando como amuleto por personas que practican diversas religiones en todo el mundo.

Las fracciones egipciasEditar

 
El ojo de Horus Udyat: de los primeros números racionales.

Los egipcios utilizaron un complejo sistema para representar fracciones en medidas agrarias de superficie y volumen, basado en las potencias de 1/2. Los signos de las fracciones mayores fueron tomados de las partes que componían el jeroglífico del Ojo de Horus.

Cada fracción se representaba mediante una grafía del jeroglífico del ojo:

D11
 
D12
 
D13
 
D14
 
D15
 
D16
 

Véase tambiénEditar

NotasEditar

  1. a b Wilkinson, 1992, pp. 42–43.
  2. Traducción: Federico Lara Peinado

BibliografíaEditar

  • Wilkinson, Richard H. (1992). Reading Egyptian Art: A Hieroglyphic Guide to Ancient Egyptian Painting and Sculpture. Thames & Hudson. ISBN 978-0-500-05064-4. 

Enlaces externosEditar