Unión Española de Explosivos

empresa española

La Unión Española de Explosivos (UEE) fue una empresa española que existió entre 1896 y 1970. Constituida originalmente para la fabricación de explosivos, con posterioridad diversificó su negocio y también se dedicó a la fabricación de cartuchería, fertilizantes, etc. En su momento llegó a ser una de las más importantes empresas de España.

Unión Española de Explosivos
Acrónimo UEE
Tipo Sociedad anónima
Industria Química
Fundación 16 de marzo de 1896[1]
Disolución 24 de julio de 1970[n. 1]
Sede Bilbao, Madrid

HistoriaEditar

 
Antigua sede de la UEE en el paseo de la Castellana de Madrid, obra de Manuel Ignacio Galíndez Zabala.

La compañía nació en 1896[3]​ a partir de la unión de la Sociedad Anónima Española de la Pólvora Dinamítica (creada originalmente en 1872) y otros siete fabricantes de dinamitas, dando lugar al nacimiento de la «Unión Española de Explosivos».[4]​ La nueva sociedad se constituiría formalmente en Bilbao el 16 de marzo de 1896,[1]​ con la participación de importantes industriales.[n. 2]

Tuvo inicialmente su sede social en la ciudad de Bilbao, si bien con posterioridad este se trasladaría a Madrid.

En 1897 el Estado le entregó a UEE el monopolio legal para la producción y distribución de explosivos en España por un período de veinte años, hasta 1917.[5]​ Esto concedió a la compañía una privilegiada posición en el mercado, y con el tiempo se convertiría en una de las principales empresas españolas. Si bien la UEE se centró inicialmente en la fabricación de pólvora y explosivos, con posterioridad diversificó sus negocios y también se dedicó a la producción de fertilizantes (potasas, fosfatos, etc.).

En 1970 absorbió a la Compañía Española de Minas de Río Tinto, pasando a constituirse en «Unión Explosivos Río Tinto».[6][7]

NotasEditar

  1. El 24 de julio de 1970 se firmó el acuerdo por el que la CEMRT y la UEE se unían para formar la nueva Unión Explosivos Río Tinto.[2]
  2. Como Telesforo de Errazquin y Astigarraga, Paul du Buit, Max Adolph Philipp, Gustavo Aufschlager, José Tartiére Lenegre, Anselmo González del Valle, Luis de Vereterra y Estrado, Alberto Thiebaut y Laurin, José Tarruella y Munner, etc. En el momento su constitución la Unión Española de Explosivos tenía un capital de veinticinco millones de pesetas de la época.[1]

ReferenciasEditar

BibliografíaEditar

  • Egea Bruno, Pedro María (1986). El distrito minero de Cartagena en torno a la primera Guerra Mundial (1909-1923). Universidad de Murcia. 
  • O'Connor, Bernard; Solano, Leyre (2014). The Spanish Phosphateers: the origins and development of Spain's phosphate industry. Lulu.com. 
  • Puig, Núria (1998). «The Frustrated Rise of Spanish Chemical Industry between the Wars». Determinants in the Evolution of the European Chemical Industry, 1900–1939 (Springer-Science+Business Media, B.V.). 
  • Romero Macías, Emilio M. (2006). Los Ferrocarriles en la provincia de Huelva: Un recorrido por el pasado. Universidad de Huelva. ISBN 978-84-16061-73-0. 
  • Ruiz Ballesteros, Esteban (1998). Minería y poder. Antropología política en Riotinto. Diputación Provincial de Huelva. 
  • Tamames, Ramón (1992). Estructura Económica de España. Alianza Editorial.