Abrir menú principal

Usuardo, Usuard en francés, latinizado Usuardus Sangermaniensis (-13 de enero ca. 875) fue un monje y escritor benedictino de la Abadía de Saint-Germain-des-Prés y una de las figuras del Renacimiento carolingio. Además de su propia obra, la fuente historiográfica que da noticia de su vida es Aimonio, monje de la misma abadía (ca. 871).[1]

En 858 fue enviado por Hilduino, el abad de su monasterio, junto con Odelardo (u Odilardo), para obtener reliquias en España. Inicialmente pretendían conseguir las de San Vicente, que creían poder encontrar en Valencia, pero desisten de ello al enterarse de que habían sido trasladadas a Benevento. El conde Hunifredo de Barcelona les proporciona una carta de recomendación para Abd al-Uwar, gobernador de Zaragoza, que les permite viajar hasta Córdoba, la capital del Emirato, donde el obispo Saúl o Saulo les ofrece las reliquias de tres de los mártires mozárabes, Jorge, Aurelio y Natalia (ejecutados en 852).[2]​ Cuando, al final de su vida, Usuardo escriba su obra, incluirá a treinta y dos del medio centenar de mártires cordobeses.[3]​ También mantuvieron relación con Eulogio de Córdoba, el abad Sansón de Peñamelaria y con un notable cordobés llamado Leovigildo.[4]

Entre las localidades españolas por las que pasaron Usuardo y Odelardo estuvo también Toledo, a donde el emir Muhammad I de Córdoba realizó una expedición que fue aprovechada por los monjes para emprender su regreso.[4]

En algún momento de su viaje recibieron la información del descubrimiento de la tumba del apóstol Santiago en Compostela (ermitaño Pelayo, año 813).[5]

A su vuelta a Francia se reunió con su comunidad monástica en Emaut (diócesis de Sens), puesto que Saint Germain había sido quemado por los normandos. En el año 863 volvieron todos a la abadía reconstruida, donde fueron situadas las reliquias. La fama que adquirió hizo que el rey Carlos el Calvo le encargara la redacción de un Martirologio, que es la única obra que se atribuye.[6]

Martirologio de UsuardoEditar

La dedicatoria del texto, dirigida al rey, parece preceder en poco al fallecimiento del autor. De esta obra se tomó el martirologio romano. Circuló con mucho éxito a lo largo de toda la Edad Media, como testimonian los numerosos manuscritos conservados.[7]​ Este martirologio toma algunos elementos del de Adón de Viena y de una versión lionesa aumentada del de Beda, atribuida al archidiácono Floro de Lyon.[8]​ La fuente utilizada para los mártires cordobeses son las propias Actas redactadas por San Eulogio y que Usuardo y Odilardo trajeron de Córdoba junto a las reliquias (Passio sanctorum martyum Georgii monachi, Aurelii atque Nathaliae).[4]

EdicionesEditar

Estas ediciones se hicieron a partir del manuscrito llamado "original" (ms. Paris, B.N. lat. 13745), considerado como el más fiable, sea o no autógrafo.

NotasEditar

  1. De translatione sanctorum martyrum Georgii monachi, Aurelii et Nathaliae ex urbe Corduba Parisios, citado en Pedro Herrera Roldán, Introducción a las Obras completas de Eulogio de Córdoba, Akal, 2005, pg. 231 y ss. Juan Carlos Lara Olmo, El relato del traslado de los santos mártires Jorge, Aurelio y Natalia - un valioso escrito hagiográfico y documental histórico de mediados de siglo IX, en Hispania sacra, ISSN 0018-215X, Vol. 51, Nº 103, 1999 , págs. 55-90
  2. Cronología histórica
  3. Edward Colbert, LA BIBLIOGRAFÍA SOBRE LA ESPAÑA MOZÁRABE
  4. a b c Herrera, op. cit.
  5. Ivan Muñiz, HACIA UNA ARQUEOLOGÍA DE LA CULTURA. PATRONES DE MOVILIDAD INTELECTUAL ENTRE ASTURIAS Y FRANCIA (SIGLOS v-xiii d.C.)
  6. Usuardo de Saint Germain, en Biografía eclesiastica completa, 1865, pg. 906 y ss.
  7. Henri Quentin suministra una lista parcial, cf. Martyrologes historiques, 1908, pp. 675-677
  8. en:Florus of Lyon

BibliografíaEditar

  • H. Quentin, Les martyrologes historiques du Moyen Âge, Paris, 1908

Enlaces externosEditar