Usuario discusión:Manu Lop/Los hombrecitos

Añadir tema
Discusiones activas
Los hombrecitos
Les Petits Hommes
Publicación
Formato Serializada en "Spirou
Primera edición 1967-presente
Contenido
Tradición franco-belga
Género Cómico
Personajes principales Régis Renaud, Cédille, Dimanche
Dirección artística
Guionista(s) Albert Desprechins
Mittéï
Pierre Seron
Dibujante(s) Pierre Seron

Los hombrecitos (en el francés original, Les Petits hommes) es una serie de historietas humorística franco-belga creada por Pierre Seron con la colaboracion a los guiones de Albert Desprechins y Mittéï. publicado por primera vez en enero de1974 en ediciones Dupuis.

Trayectoria editorialEditar

Nacido en la década de los 70, forma parte del abanico de series de la escuela franco-belga. Entre Alerte à Eslapion y L'Exode , el estilo de dibujo Serón Attanasio se alejó para estar más cerca de uno de los personajesde Franquin , en concreto de Gastón, de quien toma las proporciones de sus personajes y la mayor parte de su modelado efectos (caras y ropas ).

Afortunadamente, en la década de los 80, Serón toma la dirección artística de toda su gama y no deja a otros la tarea del dibujo, modernizando los diseños.

Los personajes se renuevan, se abandona los estereotipos (Gilbert, Tarzán ...). Desde Lapaille y Lapoutre, compañeros cuyos nombres son una broma, Serón opta por mantener sólo a Lapoutre, convirtiéndole en el fiel (aunque de mal humor!) compañero de aventura de Renaud. Aparte de ocasionales que dejan de figurar en la serie como el pusilánime Lapaille. Por contra, Dimanche y Cedille se convierten en compañeros indispensables con personalidades totalmente antagónicas. Estos personajes demuestran discretamente, aunque de forma clara, la ambición de Pierre Seron de distanciarse del diseño tradicionalista de la historieta, llamada a caer en desuso: ¡ un personaje de color ocupa un papel principal,además de no encontrarse al servicio del héroe blanco y Cedille, perdsonaje femenino muy alejado del estereotipo despectivo de la mujer rubia! En contrapunto de estos nuevos héroes modernos, Serón ofrece, por fin, un malo a la altura de la serie: maquiavélico, sádico, megalómano e incansable, el duque de la Fourrière.

Conocido el entusiasmo de Serón para la tecnología y la aeronáutica, lo que se refleja en sus álbumes: máquinas y arquitecturas de ciencia ficción. Se trata de un golpe sobre la mesa, convirtiéndose Los Hombrecitos, en una gran serie del noveno arte tal como se refleja en álbumes como La Planète Ranxérox o Le Trou blanc. La decoración y el arte son hermosas, el humor es devastador, escenarios completamente inesperados y emocionantes y álbumes llenos de conceptos visuales y descubrimientos de gran originalidad.

La edad de oro prosigue de álbum en álbum, siendo Voyage entre deux mondes un punto de inflexión en el que una nueva tendencia comienza a tomar forma. Los álbumes empiezan a tener un contenido de ciencia ficción menos ambiciosos y se empiezan a centrar en un tipo de aventuras más humano que tienen lugar en las cuevas o en sus alrededores.

A partir de los años 1980, Pierre Seron, encuentra su estilo y los álbumes se vuelven fuertemente impregnados de su personalidad. El autor define sus propios códigos: haciendo el dibujo y el guión de sus álbumes, reúne los dos en un concepto único "desnario". Todos los álbumes llevarán en lo sucesivo, la mención "Desnario: Seron ".

¡Y esta afirmación no es una vanidad¡ Hay detrás de ella, un talento verdadero por parte de Pierre Seron, para integrar el guión y las experimentaciones plásticas con el fin de inventar nuevos modos de narración, que suponen un ovni entre los mejores de la serie e incluso entre los clásicos del comic franco-belga!

Tomemos como ejemplo La Planète Ranxérox, que se lee teniendo el álbum como si de un calendario se tratase, donde nuestros héroes en color descubren un mundo fotocopiado en blanco y negro, donde perturban el orden establecida. O el álbum Le Trou blanc, donde el concepto es llevado todavía más allá: el álbum es casi monocromo y nuestros héroes están más perdidos de lo que siempre han estado, en un universo post-apocalíptico dantesco que aparece sin salida y será, en efecto, sin salida, si se mira de un cierto modo.

También aparece en el curso de la segunda época de la serie el Lector: un niño que representa a los lectores de la serie, el cual comenta de un modo cómico, las transformaciones de los héroes. No se trata de una invención de Seron, ya que ya aparece en uno de los últimos álbumes de Spirou de Franquin o en los de Hornero. Su punto de vista estrictamente es el del espectador: ¡ él mismo no juega ningún papel en la acción principal, sino interpela de buena gana al autor para criticar sus elecciones en el dibujo, o pedirle para que las heroínas aparezcan más ligeras de ropa ! Apenas perdura en la tercera época de la serie.

Los Hombrecitos se convierten rápidamente en un laboratorio donde el autor se divierte, tratando de coger de improviso al lecto y en inventar, todo tipo de innovaciones, no siempre artísticas, pero a menudo muy acertadas.

ArgumentoEditar

La historia comienza en el pequeño pueblo de Rajevols, cuando un investigador encuentra un trozo de meteorito en su patio trasero, no es consciente que su descubrimiento trastocará la vida de todos los habitantes de la aldea. Cuando una persona golpea este fragmento de meteorito, su tamaño se reduce, reduciendo el tamaño de aquellas personas con las que tenga algún tipo de contacto físico. Así, al día siguiente, todos los seres humanos del pueblo han encogido! Los hombrecitos no tienen ninguna otra opción que crear una nueva ciudad con su tamaño: Eslapion.

Gracias al Dr. Joachim Hondegger, los hombrecitos desarrollan una tecnología muy avanzada, lo que les permite superar todas las aventuras a las que se tendrán que enfrentar.


PersonajesEditar

Regis Renaud

Es el "héroe" de la serie. Poseedor de una gran nariz al estilo Gastón, el pelo blanco y negro coronado por un solo pelo en forma de antena (sujeto a gags ocasionales), habitualmente lleva ropa futurista nada desdeñable por los protagonistas de Star Trek . Ocupando el empleo de héroe a tiempo completo, se caracteriza por su rectitud, su generosidad y su coraje lo que no lo impide ser casero, corredor, juerguista y colérico. En el seno de la comunidad de Los Hombrecitos, es encargado de la seguridad de las cuevas de Eslapion y de sus habitantes.

Cedille

Aparece por primera vez en el álbum Petits hommes et hommes-singes , convirtiéndose en el principal personaje femenino siempre pegado a Renaud. Sexy, ingenua, colérica, rencorosa, ... en una palabra: una mujer! Su especialidad es jugar a ser un personaje clandestino en las aventuras.

Dimanche

Apareciendo junto Cedille, encarna el arquetipo del cultivado Negro. Educado filósofo, fatalista, a veces juega el papel de la conciencia de grupo y ofrece un contrapunto al impulsivo Renaud y al gruñón Lapoutre. No se lleva bien con Cedille, Habla en un lenguaje culto pero no pronuncia la ?r?.

Lapoutre

Amigo fiel de casi principios de la serie, pasa por empleos diversos en el curso de ésta. Al principio es sólo "el moreno" en el tándem del rubio y del moreno, Lapaille y Lapoutre, ambos pilotos de combate del grupo de Renaud, que se dirigen a este, con una ingenua veneración, en los términos de "señor Renaud". Lapaille no cambiará tanto, mientras que Lapoutre desarrollará en el curso de los álbumes, un carácter cada vez más afirmado. Es un buen compañero, , jovial y seductor, porque, aunque no se lo vea en acción, tiene en su sala de trofeos, algunas de las "hombrecitas" más hermosas.

Lapaille

Alter ego de Lapoutre al principio de la serie, sus nombres recuerdan a una parábola célebre enunciada por Jesús en el momento del sermón sobre la montaña en el Evangelio según San Mateo :"¿Cómo puedes decir a tu hermano: 'Hermano, déjame quitar la paja de tu ojo, tú que no ves la viga que tienes en el tuyo? " . Comparado con Lapoutre, Lapaille jamás desarrollará una psicología muy profunda y quedará relegado a un personaje con protagonismo inferior. Lo vemos sin embargo volver de modo recurrente como un compañero simpático y jovial, aunque la valentía no es una de sus características principales.

Dr. Joachim Hondegger

La figura clave en la serie, juega un papel relevante en la solución de los desastres ... que generalmente provoca! arquetipo perfecto del aprendiz de brujo, que siempre se pone a trabajar para inventar pociones increíbles con efectos más o menos controlados. Lleno de energía, extravagante, resulta ser un personaje muy entrañable

El duque de Fourrière

Médico, es un poco el anti Hondegger. Contrariamente a su alter ego, es malo, desabrido, ambicioso, megalómano y sádico. Su genio se expresa de modo muy diferente al del doctor Hondegger, más bien dotado para la química y la biología, y es por eso que la serie no los opone de modo directo y explícito. Su talento se centra más bien en las áreas relacionadas con nuevas tecnologías, tal como se refleja en muchos álbumes en las trampas para atrapar a los hombrecitos, y especialmente a Renaud, aunque los intentos se miden por fracaso, reflejándose en las heridas y humillaciones que nuestro héroe le ha infringido. Aunque de vez en cuando, sale herido, el duque muestra su mayor talento a la hora de instrumentalizar tecnologías, personas y bestias. Incansable, sufre numerosas transformaciones que habrían conducido a cualquiera a la mayor de las impotencias, pero que sólo refuerzan su determinación y voluntad.

ReferenciasEditar

de:Die Minimenschen fr:Les Petits Hommes nl:De Mini-mensjes

Volver a la página del usuario «Manu Lop/Los hombrecitos».