Ejemplo de víscera: riñones.
Sinónimo: órgano interno.
Expresión coloquial: entraña.

Una víscera (del latín uiscera, "vísceras") es un órgano contenido en las principales cavidades del cuerpo humano y de los animales. Las vísceras son órganos internos que derivan embriológicamente del mesodermo o del endodermo.

Las cavidades esplácnicas son el tórax, el abdomen y la pelvis. La parte de la anatomía que estudia las vísceras es la esplacnología.

Índice

VíscerasEditar

Se considera víscera todo órgano interno que forme parte del cuerpo de un animal, ser humano u otro.

ClasificaciónEditar

Según la constitución anatómica o estructural, existen dos grandes grupos de vísceras:

  • Vísceras macizas o parenquimatosas: Son las vísceras que presentan dos partes bien diferenciadas en su constitución anatómica, como son el estroma (tejido de sostén, que representa el armazón intersticial) y el parénquima (tejido funcional o tejido noble de la víscera que le dota el tipo de función) y está formado también por la cápsula envolvente que la protege.
  • Vísceras huecas, membranosas o canaliculares: Son las vísceras que presentan morfología de saco hueco y que va a estar tapizada por una serie de capas estructurales o túnicas. Las túnicas o capas que presentan las vísceras huecas son de externa a interna:
- Capa serosa
- Capa muscular (constituida por músculo liso)
- Capa submucosa
- Capa mucosa

EsplacnologíaEditar

La esplacnología (del griego splagkhnon, "víscera", y logos, "tratado") es la parte de la anatomía sistemática que se encarga del estudio científico de las vísceras, haciendo un especial hincapié en la descripción de los aparatos digestivo, respiratorio, urinario y genital.[1]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar