Venas temporales superficiales

Las venas temporales superficiales (TA: venae temporales superficiales) son venas que drenan las partes laterales del cuero cabelludo en las regiones frontal y parietales cuyas tributarias forman una sola vena temporal superficial frente a la oreja, justo por arriba de la arco o apófisis cigomática. Esta vena descendente recibe a las venas temporal media y facial transversa, y, al perforar la glándula parótida, se une con la vena maxilar interna en la profundidad en relación con el cuello de la mandíbula para formar el tronco temporomaxilar.[1]

Venas temporales superficiales
Gray557.png
Venas de la cabeza y cuello. La vena temporal superficial está señalada en el centro, por delante de la oreja.
Gray515.png
Vasos sanguíneos de los párpados, vista frontal. [13], a la izquierda, es rama de la vena temporal superficial.
Nombre y clasificación
Latín [TA]: venae temporales superficiales
TA A12.3.05.032
Información anatómica
Arteria arteria temporal superficial
Ramas vena facial posterior
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

TrayectoEditar

Comienza en el lateral y vértice del cráneo en un plexo que se comunica con las venas frontal y supraorbitaria, con la vena correspondiente del lado opuesto, y con la vena auricular posterior y la vena occipital.

Desde esta red frontal y parietal emergen ramas, que se unen por encima del arco cigomático para formar un tronco común (también llamado arteria temporal superficial), que se une a la vena temporal media, que aparece desde el músculo temporal.

Entonces cruza la raíz posterior del arco cigomático, entra en la sustancia de la glándula parótida, y se une con la vena maxilar interna para formar la vena facial posterior.

Venas tributariasEditar

La vena temporal superficial recibe en su curso las siguientes venas:

Imágenes adicionalesEditar

ReferenciasEditar

  1. Diccionario Enciclopédico Ilustrado de Medicina Dorland. 1996. McGraw-Hill - Interamericana de España. Vol. 6. ISBN 84-7615-988-9.

Enlaces externosEditar