Un weet-weet es un juguete arrojadizo de los aborígenes australianos.

DescripciónEditar

El weet-weet tiene unos 60 cm de largo y consta de una pieza de madera en forma de huso con una cola o prolongación delgada y flexible. El peso es de unos 200 gramos.[1]

El juego o competiciónEditar

Cada lanzador tira su weet-weet con fuerza, por debajo de la mano, procurando alcanzar una distancia tan grande como pueda.

El weet-weet sale a gran velocidad y girando, y rebotando sobre el terreno irregular. Los saltos llegan a ser irregulares y repentinos. Las distancias abarcadas son del orden de 170 metros.

Gana el jugador que lanza el weet-weet más lejos.

Samuel Clemens, Mark Twain y el weet-weetEditar

El famoso escritor Mark Twain puso como ejemplo de ingenio e inteligencia de los aborígenes australianos el weet-weet (o canguro-rata).[2]​ El capítulo pero, no es una simple descripción de un juguete exótico. Es un resumen contundente y crítico de las acciones genocidas del hombre blanco contra los indígenas.[2]

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar