Wifredo II de Besalú

Noble español

Wifredo II de Besalú (?-957) fue conde de Besalú (927-957). Hijo de Miró II de Cerdaña (878-927) y su mujer Ava de Cerdaña (c. 900 - 961), era el segundo de cuatro hermanos.

Wifredo II de Besalú
Información personal
Nacimiento Siglo Xjuliano Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 957 Ver y modificar los datos en Wikidata
Besalú (España) Ver y modificar los datos en Wikidata
Causa de muerte Muerto en combate Ver y modificar los datos en Wikidata
Sepultura Monasterio de Santa María de Ripoll Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Familia Casa de Barcelona Ver y modificar los datos en Wikidata
Padres Miró II de Cerdaña Ver y modificar los datos en Wikidata
Ava de Cerdaña Ver y modificar los datos en Wikidata

BiografíaEditar

En verdad, del matrimonio de Miró II y Ava de Cerdeña nacieron cuatro varones: Sunifredo, conde de Cerdaña (927-968), Wifredo, Oliba Cabreta y Miró Bonfill, obispo de Gerona; y tres o cuatro hijas, llamadas Quixilona, Goltregoda, Guilinda y Sesenauda.[1]​ Al morir Miró II, Wifredo heredó el condado de Besalú, mientras su hermano mayor, Sunifredo recibía el condado de Cerdaña. Ambos eran menores de edad y su madre Ava hizo de regente hasta el año 941.[1]

Ya como conde fundó el monasterio de San Pedro de Camprodón comprando al obispo de Gerona, Gotmar, el 14 de abril de 948 la iglesia parroquial con sus diezmos y primicias y convirtiéndola en el núcleo inicial del nuevo monasterio. Más tarde, se estableció allí una comunidad benedictina. Había que dar forma legal a la fundación del nuevo monasterio, y por eso solicitó un precepto real a Luis IV de Francia. Fue el último conde del marquesado de Gotia que fue a rendir vasallaje al rey de Francia.

En 957 se produjo en Besalú una revuelta nobiliaria, liderada por un clérigo llamado Adalberto y en la que seguramente estuvieron implicados los hijos del antiguo conde Radulfo I.[2]​ La revuelta tomó suficientes proporciones como para que Wifredo ordenara encerrarse dentro del castillo de Besalú a sus huestes. Los sublevados lo rodearon, iniciando el asedio. Esto hizo que Wifredo, no viendo posibilidades de resistir, buscara la salvación en la fuga, pero fue alcanzado por los sublevados, que consiguieron atraparlo y el mismo Adalberto le dio muerte con su puñal.[3]​ Sunifredo consiguió dominar el alzamiento y confiscó los bienes de los sublevados.[4]​ Muerto Wifredo sin descendencia, lo sucedió su hermano mayor, Sunifredo II de Cerdaña.


Predecesor:
Miró II
Conde de Besalú
927-957
Sucesor:
Sunifredo II

ReferenciasEditar

  1. a b Martí Aurell i Cardona (1991). «Jalons pour une enquête sur les strategies matrimoniales des Comtes Catalans». Memorias de la Real Academia de Buenas Letras de Barcelona, Vol. 23. 
  2. Albert Benet i Clarà. «Una revolta Berguedana contra el comte Oliba Cabreta». L'Erol : revista cultural del Berguedà, setembre 1983: 29-34. 
  3. Ricard Jordà i Güell (1987). «La llegenda del senyor de Juïnyà». Annals del Patronat d'Estudis Històrics d'Olot i Comarca Annals 1984-1985 (II): 141-150. 
  4. Antolín Merino; José de la Canal (1819). Enrique Flórez, ed. «España sagrada: Tratado LXXXI de la Santa Iglesia de Gerona en su estado antiguo». Madrid: Imprenta de Collado. p. 134. Consultado el 21 de marzo de 2014.