Yálemo o Iálemos (en griego clásico Ἰάλεμος Iálemos, que significa ‘canto fúnebre’), también conocido como Ialemos o Ialemus, es un canto de lamentación de la antigua Grecia, así como una divinidad menor de la mitología griega.[1][2][3]

Este personaje mitológico es hijo del dios Apolo y la musa Calíope, su hermano es Himeneo. Al igual que Lino se trataba de una personificación de un canto fúnebre.[2][3]

Yálemo es el creador de la canción denominada «iálemos», que era una especie de planto o canto fúnebre de carácter muy serio y triste. El término «iálemos» puede haberse referido a lamentos menos sofisticados y menos literarios que los trenos.[4]

Las fuentes literarias griegas mencionan que se cantaba en la mayor parte de las ocasiones melancólicas.[5][6]​ Durante el periodo clásico este género fue perdiendo popularidad gradualmente hasta llegar a ser ridiculizado por los poetas cómicos. Fue entonces cuando «yálemo» se convirtió en sinónimo de poesía fría y escarchada, y fue utilizado en este sentido proverbialmente.[7][8][9]

ReferenciasEditar