Abrir menú principal

«You're Gonna Go Far, Kid» es una canción de The Offspring. Es el segundo sencillo y tercer track del álbum Rise and Fall, Rage and Grace. Esta Canción ya fue certificada con oro por 500.000 copias vendidas a lo largo de los Estados Unidos y, junto a"Hammerhead" y "Half-Truism", ha sido una de las que tocaban en vivo en sus conciertos antes del lanzamiento Rise and Fall, Rage and Grace. Está escrita por Dexter Holland.

«You're Gonna Go Far, Kid»
Sencillo de The Offspring
del álbum Rise and Fall, Rage and Grace
Publicación 4 de septiembre de 2008
Género(s) Punk
Duración 2:59
Discográfica Columbia
Autor(es) Dexter Holland
Productor(es) Bob Rock
«Hammerhead (2008)»
(2008)
«You're Gonna Go Far, Kid»
(2008)
«Kristy, Are You Doing Ok? (2009)»
(2008)

Esta canción aparece en un anuncio de Pepsi.

Índice

LetraEditar

Texto original en inglés Traducción
Show me how to lie
You're getting better all the time
And turning all against the one
Is an art that's hard to teach
Another clever word
Sets off an unsuspecting herd
And as you step back into line
A mob jumps to their feet

Now dance, fucker, dance
Man, he never had a chance
And no one even knew
It was really only you

And now you steal away
Take him out today
Nice work you did
You're gonna go far, kid

With a thousand lies
And a good disguise
Hit them right between the eyes
Hit them right between the eyes
When you walk away
Nothing more to say
See the lightning in your eyes
See them running for their lives

Slowly out of line
And drifting closer in your sights
So play it out I'm wide awake
It's a scene about me
There's something in your way
And now someone is gonna pay
And if you can't get what you want
Well it's all because of me

Now dance, fucker, dance
Man, I never had a chance
And no one even knew
It was really only you

And now you'll lead the way
Show the light of day
Nice work you did
You're gonna go far, kid
Trust, deceived

With a thousand lies
And a good disguise
Hit them right between the eyes
Hit them right between the eyes
When you walk away
Nothing more to say
See the lightning in your eyes
See them running for their lives

Now dance, fucker, dance
He never had a chance
And no one even knew
It was really only you

So dance, fucker, dance
I never had a chance
It was really only you

With a thousand lies
And a good disguise
Hit them right between the eyes
Hit them right between the eyes
When you walk away
Nothing more to say
See the lightning in your eyes
See them running for their lives

Clever alibis
Lord of the flies
Hit them right between the eyes
Hit them right between the eyes
When you walk away
Nothing more to say
See the lightning in your eyes
See them running for their lives

Enséñame cómo mentir,
cada vez lo haces mejor,
volviendo a unos contra otros.
Es un arte difícil de enseñar,
otra palabra inteligente,
pone en marcha un rebaño confiado,
y en cuanto das un paso adelante,
una multitud se pone a tus pies.

Ahora baila cabrón, baila.
Hombre, nunca tuvo una oportunidad,
y nadie nunca supo,
que en realidad fuiste sólo tú.

Y ahora te escabulles,
te lo quitas de encima,
hiciste un buen trabajo,
llegarás lejos, chico.

Con mil mentiras
y un buen disfraz.
Pegas justo entre los ojos,
pegas justo entre los ojos.
Cuando te vas,
no hay nada más que añadir,
Ver el relámpago en tus ojos,
y verles salir corriendo a salvarse.

Te retiras despacio,
y cercano a tu mirada,
hacerme parecer que soy muy despierto.
Es una escena sobre mí,
hay algo en tu camino,
y ahora alguien tiene que pagarlo,
y si no puedes conseguir lo que quieres,
entonces es todo culpa mía.

Ahora baila cabrón, baila.
Hombre, nunca tuve una oportunidad,
y nadie nunca supo,
que en realidad fuiste sólo tú.

Y ahora lideras el camino,
muestra la luz del día,
hiciste un buen trabajo,
vas a llegar lejos, chico.
Confía, engañado!

Con mil mentiras
y un buen disfraz.
Pegas justo entre los ojos,
pegas justo entre los ojos.
Cuando te vas,
no hay nada más que añadir,
Ver el relámpago en tus ojos,
y verles salir corriendo a salvarse.

Ahora baila cabrón, baila,
nunca tuvo una oportunidad,
y nadie nunca supo,
que en realidad fuiste sólo tú.

Así que baila cabrón, baila,
nunca tuve una oportunidad,
en realidad fuiste sólo tú.

Con mil mentiras
y un buen disfraz.
Pegas justo entre los ojos,
pegas justo entre los ojos.
Cuando te vas,
no hay nada más que añadir,
Ver el relámpago en tus ojos,
y verles salir corriendo a salvarse.

Coartadas inteligentes,
Señor de las moscas,
Pegas justo entre los ojos,
pegas justo entre los ojos.
Cuando te vas,
no hay nada más que añadir,
Ver el relámpago en tus ojos,
y verles salir corriendo a salvarse.

Vídeo musicalEditar

En el vídeo musical el chico en cuestión es un humilde campesino que desmaleza un terreno lleno de zarzas, en medio de estas hay un pequeño árbol que el campesino pretende cortar junto a las demás plantas. Cuando intenta darle el primer golpe el espíritu de la madre naturaleza se manifiesta y lo detiene dándole una guitarra acústica a cambio que no corte el árbol, tras probarla en el campo descubre que es mágica al hacer bailar un espantapájaros; por ello se marcha con ella a la ciudad.

Al llegar a un barrio marginal lleno de delincuentes, estos intentan asaltarlo, pero gracias al poder de la guitarra los obliga a bailar y es él quien se marcha con su dinero. Tras avanzar llega a un lugar lleno de leprosos frente a quienes toca y gracias a la magia de la guitarra les devuelve la salud; la Madre Naturaleza mira satisfecha este acto, aunque se molesta al ver que el joven exige un pago y le quita por la fuerza a una muchacha un collar que era su única posesión.

Finalmente llega hasta un hotel en la parte rica de la ciudad donde se lleva a cabo una decadente fiesta con la gente de mayor riqueza, sin embargo no lo dejan entrar por su aspecto humilde, por ello usa nuevamente la guitarra para hacer bailar a la gente que esta en la calle, quitarles el dinero, usarlo para comprar ropa elegante y así logra entrar; la Madre Naturaleza, cada vez más molesta, es testigo de estos actos, pero no puede entrar a un lugar sin vida natural por lo que solo puede ver desde lejos.

Dentro del hotel obliga a los invitados a bailar y despojarse de su dinero, sin notar que desde bajo el piso está brotando una pequeña planta a través de la cual la Madre Naturaleza logra manifestarse furiosa con el humano a quien castiga arrebatándole la guitarra y haciendo que esta suene y lo haga bailar mientras la tierra se lo traga, finalmente abandona la guitarra en el lugar y ésta se transforma en un montón de hojas que se lleva el viento.

PosicionamientoEditar

ReferenciasEditar