Zooterapia

La zooterapia o terapia asistida con animales (TAA), es una alternativa o complemento, es un tipo de terapia que involucra animales [1]​, la misión es seleccionar, entrenar y certificar animales, que sean de apoyo en tratamientos y terapias para pacientes de todas las edades, con enfermedades que los debilitan y los afectan en el plano social, emocional y cognitivo.[2]​ Forma parte de la Intervención Asistida con Animales (IAA). La IAA es un término general que abarca cualquier intervención o tratamiento en el que se incluya un animal en el contexto terapéutico como la Intervención Animal Asistida (IAA), Servicio de Asistencia Animal y Actividad Asistida con Animales (AAA)[3][4][5]​. El objetivo de la TAA es mejorar el aspecto social, emocional o funciones cognitivas, la revisión literaria refiere que los animales pueden ser usados en el ámbito educativo y como motivación efectiva para sus participantes. [6][7]​ Existen varios estudios documentados sobre los efectos positivos de la TAA a través de escalas subjetivas de autoevaluación y medidas fisiológicas objetivas, como la presión arterial, niveles hormonales, etc.

No existe base científica para el tratamiento del autismo, otro tipo de discapacidad intelectual o enfermedades mentales.[8][9]

Los perros son comunes en la terapia asistida con animales.

Breve historiaEditar

La investigación ha encontrado que los animales pueden tener un efecto positivo en la salud y mejorar el estado de ánimo y la calidad de vida. [10][11][12]​ El efecto positivo de ha relacionado con el vínculo humano animal. En una variedad de entornos, como prisiones, hogares de ancianos o instituciones mentales, los animales se utilizan para ayudar apersonas con diferentes discapacidades o trastornos.[13]​En los tiempos modernos, los animales son vistos como "agentes de socialización" y como proveedores de "apoyo social y relajación".[14]​ El primer uso reportado de TAA para los enfermos mentales tuvo lugar a finales del siglo XVIII en el Retiro de York en Inglaterra, dirigido por William Tuke.[15]​ A los pacientes de este centro se les permitió deambular por los terrenos que contenían una pequeña población de animales domésticos. Se creía que eran herramientas efectivas para la socialización.

En 1860, el Hospital Bethlem en Inglaterra siguió la misma tendencia y agregó animales a la sala, lo que influyó en gran medida en la moral de los pacientes que viven allí. [16]​ Sin embargo, en otras piezas de literatura se afirma que la TAA se utilizó en 1972 en el Retiro de la Sociedad de Amigos de York en Inglaterra. [17]​ Vele, Cipriani y Fisher también declaran que "Florence Nightingale aprecia los beneficios de las mascotas en el tratamiento de los pacientes con enfermedades". Posteriormente, en 1867, los animales de compañía intervienen en el tratamiento de epilépticos en Bethel (Biefeld, Alemania).

El ejército Estadounidense promovió el uso de perros como una intervención terapéutica con pacientes psiquiátricos en 1919 en el Hospital St Elizabeth´s en Washington, DC.

Sigmund Freud mantuvo muchos perros y a menudo tenía a su perro Jofi presente durante sus sesiones pioneras de psicoanálisis. Se dio cuenta de que la presencia del perro era útil porque el paciente descubriría que su discurso no conmocionaría o perturbaría al perro y esto los tranquilizó y los alentó a relajarse y confiar. Esto fue más efectivo cuando el paciente era un niño o un adolescente.[18]

En 1944, la Cruz Roja Americana organiza, en el Centro para Convalecientes de la Fuerza Aérea de Nueva York, el primer programa terapéutico de rehabilitación de los aviadores, básicamente consiste en entrenar al animal para que sea de ayuda a quien lo necesite, ya sea en rehabilitación, etc.

En 1999 se utilizó por primera vez un programa de lectura asistido con perros, este programa fue elaborado por Intermountain Therapy Animals y lo denominó Reading Education Assistence Dogs (R.E.A.D.), otros programas que se desarrollaron a partir de este momento son: The Bark and Read Foundation, Dogs Helping Kids, Read2Dogs, Reading with Rover y All ears Reading [19]​.

Especies más utilizadasEditar

Se utilizan varias especies animales en la terapia asistida por animales (TAA). Los animales individuales se evalúan con criterios estrictos antes de ser utilizados en TAA. Los criterios incluyen tamaño, edad, aptitud, comportamientos típicos y el nivel correcto de entrenamiento. Las formas más comunes de TAA son con perros y caballos. También hay investigaciones publicadas sobre la terapia con delfines. [20]

Terapia asistida por caninosEditar

En la terapia asistida por perros, los perros de terapia interactúan con los clientes en intervenciones asistidas por animales para mejorar las actividades terapéuticas y el bienestar, incluido el funcionamiento físico, cognitivo, conductual y socioemocional de los clientes.[21][22][23]​ Los perros de terapia bien entrenados exhiben el comportamiento que los clientes humanos interpretan como amigable y acogedor.[24]​  Consuelan a los clientes a través del contacto corporal. [25]​ También se requiere que los perros de terapia posean un temperamento tranquilo para acomodar el contacto con clientes desconocidos mientras sirven como fuente de consuelo.[26]​ Promueven a los pacientes a participar en interacciones que pueden ayudar al paciente a mejorar las habilidades motoras y establecer una relación de confianza con los demás. La interacción entre los pacientes y los perros de terapia también ayuda a reducir los sentimientos estresantes y ansiosos que tienen los pacientes. [26]​ Debido a esos beneficios, la terapia asistida canina se utiliza como complemento de otras terapias para tratar el diagnóstico, como el trastorno de estrés postraumático (TEPT), el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), el trastorno del espectro autista (TEA) y la demencia. [23][24][25]

La asistencia canina también se puede utilizar en el aula para promover el desarrollo de la escritura creativa y las habilidades para la vida y la participación de los niños en actividades grupales. [23]​ Hay programas llamados programas de lectura asistida por perros que facilitan a los niños con necesidades educativas especiales. Estos programas utilizan las características tranquilas, sin prejuicios y felices de los caninos para que el proceso de lectura sea más significativo y agradable para los niños. Con estos beneficios, los investigadores sugieren incorporar perros a los programas de aprendizaje y educación de asistencia. [23]

Terapia equina asistidaEditar

La hipoterapia se promueve como un tratamiento para personas con problemas físicos o mentales.

Existe una distinción entre hipoterapia y equitación terapéutica . La Asociación Americana de Hipoterapia define la hipoterapia como una estrategia de tratamiento de terapia física, ocupacional y del habla y el lenguaje que utiliza el movimiento equino como parte de un programa de intervención integrado para lograr resultados funcionales, mientras que la Asociación Profesional de Equitación Terapéutica Internacional (PATHI) define la conducción terapéutica como una clase de equitación especialmente adaptada para personas con necesidades especiales.[27]​  Según Marty Becker, los programas de hipoterapia son activos "en veinticuatro países y las funciones del caballo se han expandido a la equitación terapéutica para personas con problemas físicos, psicológicos, cognitivos, sociales y de comportamiento".[27]​ La  hipoterapia también ha sido aprobada por la American Speech and Hearing Association como método de tratamiento para personas con trastornos del habla.[27]​  Además, la psicoterapia asistida equina (PAE) utiliza caballos para trabajar con personas que tienen problemas de salud mental, a menudo no implica montar a caballo. [28]​ [29]​Se puede ver información adicional relacionada con la terapia asistida con equinos con el estudio clínico abierto de EAT de Laira Gold. [30]

Terapia con delfinesEditar

La terapia asistida con delfines se refiere a la controvertida práctica de la medicina alternativa de nadar con delfines. Esta forma de terapia ha sido fuertemente criticada por no tener beneficios a largo plazo  y por estar basada en observaciones defectuosas.[31][32]​  Los psicólogos han advertido que la terapia asistida con delfines no es efectiva para ninguna afección conocida y presenta riesgos considerables tanto para los pacientes humanos como para los delfines cautivos.[33]​  El niño tiene una sesión individual con un terapeuta en un parque marino de algún tipo.[34]​  Un problema ético con los datos sobre la terapia asistida con delfines y su efectividad es que la mayor parte de la investigación es realizada por personas que operan los programas de terapia asistida por delfines. [34]

ObjetivoEditar

 
Golden Retriever, a menudo son entrenados como perro de asistencia.

El objetivo de este contacto humano-animal es el de mejorar la calidad emocional y la seguridad en pacientes que han perdido la motivación ante las situaciones de la vida, debido a la depresión o a la falta de interacción con la sociedad por estar dentro de hospitales, clínicas o bajo la supervisión de profesionales que mantienen en control la salud del individuo, esto ya sea por enfermedades crónicas o terminales, trastornos permanentes o dolores físicos y/o emocionales.

Esto también es útil y efectivo para personas con problemas de atención y aprendizaje, sobre todo en los niños. De igual manera, muchos infantes no pueden controlar la ira y el miedo hacia algunas situaciones, es por ello que mediante juegos y actividades divertidas, recreativas y con enseñanza de valores, los pequeños aprenden a cambiar las actitudes negativas por unas ejemplares.[35]

Comúnmente cuando una persona ve un animal suele automáticamente bajar los niveles de agresividad y realizar muestras de cariño y cobijo. El hablarle a los animales y observar la fidelidad que estos tienen hacia uno mismo, es motivador y alentador para el convaleciente. De igual forma sirve para que la comunicación entre médico y paciente se dé de mejor manera, con más confianza y menos temores, con la finalidad de que estos se conviertan en pensamientos positivos y traigan consigo el valor de la esperanza.

BeneficiosEditar

 
Las mascotas pueden promover la bondad en los niños.
  • Empatía: la relación con el animal favorece el hecho de ponerse en la situación de los demás.
  • Enfoque exterior: los animales ayudan a las personas que tienen una enfermedad mental, que tienen baja autoestima, depresión, etc., a cambiar el enfoque de su ambiente, logrando que piensen y hablen de los animales, en vez de sus problemas.
  • Relaciones: pueden abrir un cauce de comunicación emocionalmente seguro entre su terapeuta y el paciente.
  • Aceptación: tienen una manera particular de aceptar a las personas sin calificarlas. No miran cómo luce o qué cosas dice.
  • Entretenimiento: la presencia de un animal da diversión a las personas. Ideal para geriátricos.
  • Socialización: estudios han demostrado que las visitas que los animales hacen a las instituciones, ofrecen mayor socialización entre las personas del lugar. Se muestran más alegres, más sociables con los demás, disminuyen la ansiedad y estrés y mejora el estado de ánimo.
  • Estímulo mental: ocurre porque se incrementa la comunicación con otras personas, ayudando a la evocación de recuerdos. En instituciones con pacientes con depresión, la presencia de un animal ayuda a aclarar la atmósfera, incrementando la distracción, alegría y el juego, que disminuyen sus sentimientos de aislamiento.
  • Beneficios fisiológicos: muchas personas se sienten relajadas cuando los animales están presentes y se produce una disminución de la presión sanguínea; puede existir también un fortalecimiento de los músculos y una mejora en la recuperación de enfermedades del corazón.

Certificación de los animalesEditar

 
La equinoterapia se puede utilizar como tratamiento para personas con discapacidades físicas o mentales.

Existen instituciones con animales entrenados para visitar a los pacientes a hospitales, clínicas u hogares, sin embargo, una persona sana puede entrenar a su propia mascota como método preventivo, o bien, para que estos realicen voluntariados con otras personas. Para ello, es necesario cubrir una serie de etapas que le darán un certificado de aprobación a la mascota. Esto sin duda se da por medio de una selección, pues no todos los animales son aptos para adquirir estos aprendizajes. La certificación en animales para estos fines se avaló apenas en el año de 1990.

El primer paso es el de la obediencia. Primero que nada, es indispensable que el animal aprenda a obedecer a su entrenador. Para ello, tanto el dueño como la mascota deben asistir a clases prácticas donde poco a poco se vaya adquiriendo esta habilidad. Un perro, gato, etc., debe comportarse y obedecer por medio de la voz y sonidos a pesar de todas las distracciones y tentaciones que puedan presentarse a su alrededor.

Otro punto importante es el entrenamiento para las tareas que tendrá que hacer en los voluntariados y el comportamiento que deberá tener cuando se presente ante los pacientes.

Por último, las pruebas de temperamento y salud en general son indispensables para determinar si la mascota puede comenzar con el trabajo. Es necesario realizar revisiones médicas ya que todo animal que estará en contacto con personas delicadas y cuyas defensas en su organismo son bajas, debe estar completamente sano y libre de cualquier infección o parásito.

El temperamento también debe ser evaluado periódicamente para mantener el nivel de formación, pues a pesar de haber recibido clases y entrenamientos, no deja de ser un animal guiado por el instinto.[36]

Diferencia entre las Actividades Asistidas con Animales (AAA), programas de visitas y las Terapias Asistidas con Animales (TAA)Editar

Existe una diferencia entre estos tres términos que no deben confundirse. Las actividades asistidas con animales (AAA), son aquellas que se realizan entre varios participantes y uno o más animales entrenados. No se concentran en una persona en particular ni se establecen objetivos específicos de tratamiento, sino por medio de actividades divertidas se motiva a la participación colectiva, lo que genera agradables experiencias terapéuticas que benefician a nivel emocional, relacional y educativo.

Este tipo de actividades son ideales para personas con problemas de autoestima, seguridad y dependencia, pues el estímulo de la presencia animal, las muestras afectuosas y las acciones sinceras, leales y positivas que estos muestran, crean un ambiente sin tensiones y apto para comenzar a socializar con otros compañeros del grupo. Una conversación entre dos o varias personas puede iniciarse a partir de una gracia que haga el animal o alguna experiencia relacionada al tema que se venga a la mente y se desee compartir. Esto permite cambiar por completo la actitud y visión de las personas con este tipo de problemas emocionales, al mismo tiempo que aprenden valores que enriquecerán su vida a nivel personal y social.

Los programas de visitas por su parte, es cuando los propietarios van acompañados de sus animales para visitar a los pacientes con el objetivo de socializar y regalar un momento de tranquilidad y empatía.

Por otro lado y a diferencia de las actividades asistidas y visitas, las terapias, como se mencionó anteriormente, están más enfocadas a individuos con problemas específicos y más que actividades divertidas, son ejercicios terapéuticos aplicados en sesiones con el propósito de relajar y mantener positivos a los pacientes más delicados, lo que repercutirá de manera exitosa en su salud. Estos reciben un seguimiento y una programación en las sesiones con el fin de obtener un resultado curativo o el mejoramiento en la calidad de vida.[2]

Función de los animalesEditar

El entrenamiento de los animales más las habilidades naturales que estos poseen, hacen que su presencia, más que amistosa y esperanzadora, sea útil para advertir sobre situaciones que pondrían en riesgo la salud de las personas. Increíblemente las especies animales contienen hasta 250 millones de receptores olfatorios que son capaces de detectar cambios importantes en los organismos del cuerpo humano sin que podamos percibirlo. Igualmente el uso de su vista y audición es muy agudo y desarrollado, por lo que también los utilizan para estudiar profundamente a la persona con tan sólo sentirla, olerla o mirarla a los ojos.

Por medio de ladridos, agitaciones o intentos de llamar la atención, un animal puede avisar a tiempo y antes de que ocurra una tragedia, una futura crisis en el paciente. Esto resulta muy valioso para todo el equipo médico que tiene la oportunidad de prevenir y salvar vidas humanas. Los infartos, ataques epilépticos, melanomas (cáncer), entre otras alteraciones, realmente pueden detectarse antes de que ocurran debido a que el cuerpo presenta cambios, sólo que no son visibles para los sentidos humanos, pero sí para las otras especies animales.[37]

Las terapias asistidas son mayormente requeridas en hospitales, clínicas e instituciones mentales, sin embargo, en la actualidad son muy eficientes dentro de prisiones y asilos para ancianos.

Animales dentro de las prisiones y asilos para ancianosEditar

Hoy en día, en distintas partes del mundo, perros y otros animales pequeños son llevados a cárceles tanto de mujeres como de hombres para erradicar las acciones y sentimientos violentos que estos puedan presentar. Esto no quiere decir que si el prisionero cambia de actitud tiene la oportunidad de recuperar su libertad, pero sí puede influir de manera significativa para su tiempo de condena gracias a una conducta ejemplar. Se ha demostrado que las peleas y los suicidios dentro de las penitenciarías reducen con este tipo de visitas animales.

Por otro lado, la presencia animal dentro de las estancias y asilos para personas de la tercera edad, es muy valiosa y agradecida, pues muchas de estas personas que lamentablemente no reciben visitas de sus familiares, se ven reconfortadas por el cariño y lealtad que estos pequeños seres vivos demuestran con sinceridad. La tristeza, la depresión, la ansiedad, entre otras manifestaciones comunes dentro de estos dos lugares, pueden ser tratados y equilibrados teniendo contacto con un perro, gato, conejo u otra especie entrenada.

ExperienciasEditar

El Dr. Boris M. Levinson (1960), en su libro "Psicoterapia Infantil Asistida Por Animales", relata las experiencias vividas junto a su perro y pacientes introvertidos que perdían todas sus inhibiciones y miedos gracias a la presencia del can en el consultorio, ya que éste favorecía la comunicación entre el psiquiatra y sus pacientes (Revista San Marcos al Día Nº 46 de la Universidad Nacional, 2002).

Un ejemplo de las virtudes de una terapia con mascotas es que desde 1984 la residencia Robert-Chiene para personas ancianas en Montreal tiene una pajarera en cada piso del establecimiento, entonces las personas de la tercera edad los visitan diariamente, les hablan y se ocupan de cuidarlo, siendo que muchos beneficiarios que nunca salían de sus cuartos al cuidar a sus pájaros tienen una razón para hacerlo (Chiene, 2002).

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Kruger, Katherine A.; Serpell, James A. (1 de enero de 2010). Fine, Aubrey H., ed. Handbook on Animal-Assisted Therapy (Third Edition) (en inglés). Academic Press. pp. 33-48. ISBN 978-0-12-381453-1. doi:10.1016/b978-0-12-381453-1.10003-0. Consultado el 4 de marzo de 2020. 
  2. a b Andrés Sendra, Judith. Apoyo psicosocial, atención relacional y comunicativa en instituciones. Promoción del bienestar personal y social de las personas dependientes. 1ª edición. Ideas Propias Editorial, año 2009. Páginas 190-191.
  3. O'haire, Marguerite Elizabeth; Guérin, Noémie Adeline; Kirkham, Alison Claire (2015). «Animal-Assisted Intervention for trauma: a systematic literature review». Frontiers in Psychology (en inglés) 6. ISSN 1664-1078. PMC PMC4528099 |pmc= incorrecto (ayuda). PMID 26300817. doi:10.3389/fpsyg.2015.01121. Consultado el 4 de marzo de 2020. 
  4. Glintborg, Chalotte; Hansen, Tia G. B. (2017/5). «How Are Service Dogs for Adults with Post Traumatic Stress Disorder Integrated with Rehabilitation in Denmark? A Case Study». Animals (en inglés) 7 (5): 33. PMC PMC5447915 |pmc= incorrecto (ayuda). PMID 28441333. doi:10.3390/ani7050033. Consultado el 4 de marzo de 2020. 
  5. O'Haire ME, Guérin NA, Kirkham AC, Daigle CL (2015). "Animal-Assisted Intervention for Trauma, Including Post-Traumatic Stress Disorder" (PDF). HABRI Central Briefs.
  6. Marcus, Dawn A. (22 de febrero de 2013). «The Science Behind Animal-Assisted Therapy». Current Pain and Headache Reports (en inglés) 17 (4): 322. ISSN 1534-3081. doi:10.1007/s11916-013-0322-2. Consultado el 4 de marzo de 2020. 
  7. "Animal Assisted Therapy". American Humane Association.
  8. «Listado de tratamientos sin base científica para el tratamiento del autismo». autismo ABA. 2005. 
  9. «Evaluación de la eficacia de las intervenciones psicoeducativas en los trastornos del espectro autista». Instituto de investigación de enfermedades raras (IIER). Instituto de Salud Carlos III. Ministerio de Ciencia e Innovación. 2009. 
  10. Netting, F. Ellen; Wilson, Cindy C.; New, John C. (1 de enero de 1987). «The Human-Animal Bond: Implications for Practice». Social Work (en inglés) 32 (1): 60-64. ISSN 0037-8046. doi:10.1093/sw/32.1.60. Consultado el 6 de marzo de 2020. 
  11. Glintborg, Chalotte; Hansen, Tia G. B. (2017/5). «How Are Service Dogs for Adults with Post Traumatic Stress Disorder Integrated with Rehabilitation in Denmark? A Case Study». Animals (en inglés) 7 (5): 33. PMC PMC5447915 |pmc= incorrecto (ayuda). PMID 28441333. doi:10.3390/ani7050033. Consultado el 6 de marzo de 2020. 
  12. «Book sources» |url= incorrecta con autorreferencia (ayuda). Wikipedia (en inglés). Consultado el 6 de marzo de 2020. 
  13. «Book sources» |url= incorrecta con autorreferencia (ayuda). Wikipedia (en inglés). Consultado el 6 de marzo de 2020. 
  14. Serpell JA. 2006. Intervenciones asistidas por animales en perspectiva histórica. En: Fine AH, ed. Manual sobre terapia asistida por animales: fundamentos teóricos y directrices para la práctica. San Diego: Elsevier. p 3-17
  15. Serpell J (2000). "Compañeros animales y bienestar humano: una exploración histórica del valor de las relaciones humano-animales". Manual sobre terapia asistida por animales: fundamentos teóricos y pautas para la práctica : 3–17
  16. Serpell J (2000). "Compañeros animales y bienestar humano: una exploración histórica del valor de las relaciones humano-animales". Manual sobre terapia asistida por animales: fundamentos teóricos y pautas para la práctica : 3–17
  17. Velde, Beth P.; Cipriani, Joseph; Fisher, Grace (2005). «Resident and therapist views of animal-assisted therapy: Implications for occupational therapy practice». Australian Occupational Therapy Journal (en inglés) 52 (1): 43-50. ISSN 1440-1630. doi:10.1111/j.1440-1630.2004.00442.x. Consultado el 6 de marzo de 2020. 
  18. «Book sources» |url= incorrecta con autorreferencia (ayuda). Wikipedia (en inglés). Consultado el 6 de marzo de 2020. 
  19. Hall, Sophie Susannah; Gee, Nancy R.; Mills, Daniel Simon (22 de febrero de 2016). «Children Reading to Dogs: A Systematic Review of the Literature». PLOS ONE (en inglés) 11 (2): e0149759. ISSN 1932-6203. PMC PMC4763282 |pmc= incorrecto (ayuda). PMID 26901412. doi:10.1371/journal.pone.0149759. Consultado el 4 de marzo de 2020. 
  20. Andreasen, Gena; Stella, Tiffany; Wilkison, Megan; Moser, Christy Szczech; Hoelzel, Allison; Hendricks, Laura (2 de enero de 2017). «Animal-assisted therapy and occupational therapy». Journal of Occupational Therapy, Schools, & Early Intervention 10 (1): 1-17. ISSN 1941-1243. doi:10.1080/19411243.2017.1287519. Consultado el 6 de marzo de 2020. 
  21. Fung, Suk-chun (8 de agosto de 2017). «Canine-assisted reading programs for children with special educational needs: rationale and recommendations for the use of dogs in assisting learning». Educational Review 69 (4): 435-450. ISSN 0013-1911. doi:10.1080/00131911.2016.1228611. Consultado el 6 de marzo de 2020. 
  22. Krause-Parello, Cheryl A.; Sarni, Sarah; Padden, Eleni (1 de diciembre de 2016). «Military veterans and canine assistance for post-traumatic stress disorder: A narrative review of the literature». Nurse Education Today. Special Issue: Military Veterans Health & Wellbeing (en inglés) 47: 43-50. ISSN 0260-6917. doi:10.1016/j.nedt.2016.04.020. Consultado el 6 de marzo de 2020. 
  23. a b c d Lundqvist, Martina; Carlsson, Per; Sjödahl, Rune; Theodorsson, Elvar; Levin, Lars-Åke (10 de julio de 2017). «Patient benefit of dog-assisted interventions in health care: a systematic review». BMC Complementary and Alternative Medicine 17 (1): 358. ISSN 1472-6882. PMC PMC5504801 |pmc= incorrecto (ayuda). PMID 28693538. doi:10.1186/s12906-017-1844-7. Consultado el 6 de marzo de 2020. 
  24. a b Lundqvist, Martina; Carlsson, Per; Sjödahl, Rune; Theodorsson, Elvar; Levin, Lars-Åke (10 de julio de 2017). «Patient benefit of dog-assisted interventions in health care: a systematic review». BMC Complementary and Alternative Medicine 17 (1): 358. ISSN 1472-6882. PMC PMC5504801 |pmc= incorrecto (ayuda). PMID 28693538. doi:10.1186/s12906-017-1844-7. Consultado el 6 de marzo de 2020. 
  25. a b Krause-Parello, Cheryl A.; Sarni, Sarah; Padden, Eleni (1 de diciembre de 2016). «Military veterans and canine assistance for post-traumatic stress disorder: A narrative review of the literature». Nurse Education Today. Special Issue: Military Veterans Health & Wellbeing (en inglés) 47: 43-50. ISSN 0260-6917. doi:10.1016/j.nedt.2016.04.020. Consultado el 6 de marzo de 2020. 
  26. a b Krause-Parello, Cheryl A.; Sarni, Sarah; Padden, Eleni (1 de diciembre de 2016). «Military veterans and canine assistance for post-traumatic stress disorder: A narrative review of the literature». Nurse Education Today. Special Issue: Military Veterans Health & Wellbeing (en inglés) 47: 43-50. ISSN 0260-6917. doi:10.1016/j.nedt.2016.04.020. Consultado el 6 de marzo de 2020. 
  27. a b c «Book sources» |url= incorrecta con autorreferencia (ayuda). Wikipedia (en inglés). Consultado el 6 de marzo de 2020. 
  28. "¿Qué es EAP y EAL?" . Asociación Equina de Crecimiento y Aprendizaje Asistido. Archivado desde el original el 25 de marzo de 2012 . Consultado el 18 de marzo de 2012
  29. Quiroz Rothe E, Jiménez Vega B, Mazo Torres R, Campos Soler SM, Molina RM (2005). "De niños y caballos: psicoterapia facilitada equina para niños" (PDF) . Revista Internacional de Psicología Clínica y de la Salud . 5 (2): 373–383.
  30. Bivens, Alex; Leinart, Deb; Klontz, Bradley; Klontz, Ted (1 de enero de 2007). «The Effectiveness of Equine-Assisted Experiential Therapy: Results of an Open Clinical Trial». Society & Animals (en inglés) 15 (3): 257-267. ISSN 1568-5306. doi:10.1163/156853007X217195. Consultado el 6 de marzo de 2020. 
  31. Nathanson, David E. (1 de marzo de 1998). «Long-Term Effectiveness of Dolphin-Assisted Therapy for Children with Severe Disabilities». Anthrozoos: A Multidisciplinary Journal of The Interactions of People & Animals 11 (1): 22-32. ISSN 0892-7936. doi:10.2752/089279398787000896. Consultado el 6 de marzo de 2020. 
  32. Marino, Lori; Lilienfeld, Scott O. (1 de septiembre de 2007). «Dolphin-Assisted Therapy: More Flawed Data and More Flawed Conclusions». Anthrozoös 20 (3): 239-249. ISSN 0892-7936. doi:10.2752/089279307X224782. Consultado el 6 de marzo de 2020. 
  33. «Dolphin 'Therapy' A Dangerous Fad, Researchers Warn». ScienceDaily (en inglés). Consultado el 6 de marzo de 2020. 
  34. a b Humphries, Tracy (May 2003). "Effectiveness of dolphin-assisted therapy as a behavioral intervention for young children with disabilities". Bridges. 1 (6).
  35. American Humane. Interacción. Programas Terapia asistida con animales (en inglés).
  36. Therapet.com Certificación (en inglés).
  37. Chavez Aguiar, Hiran David. De la percepción a la razón, nociones de psiquiatría animal (Etología). Sociedad Venezolana de Médicos Veterinarios. Páginas 191- 193

BibliografíaEditar

  • Andrés Sendra, Judith. Apoyo psicosocial, atención relacional y comunicativa en instituciones. Promoción del bienestar personal y social de las personas dependientes. 1ª edición. Ideas Propias Editorial, año 2009. Páginas 190-191.
  • Chávez Aguilar, Hiran David. De la percepción a la razón, nociones de psiquiatría animal (Etología). Sociedad Venezolana de Médicos Veterinarios. Páginas 191- 193.

Enlaces externosEditar

  • BioEnciclopedia.com La Enciclopedia de la Vida. Un viaje por la Vida en la Tierra, Biodiversidad, Medio Ambiente.