Abrir menú principal

Íñigo Manrique de Lara

Arzobispo de Sevilla

Íñigo Manrique de Lara y de Castilla (¿? - Sevilla, 1485) fue un clérigo castellano.

Íñigo Manrique de Lara

Royal Coat of Arms of the Crown of Castile (15th Century).svg
Presidente del Consejo de Castilla
1479-1482
Predecesor Lope de Ribas
Sucesor Pedro de Aranda

Template-Archbishop.svg
Arzobispo de Sevilla
1483-1485
Predecesor Pedro González de Mendoza
Sucesor Rodrigo de Borja

Template-Bishop.svg
Obispo de Jaén
1475-1483
Predecesor Alfonso Vázquez de Acuña
Sucesor Luis Osorio de Acuña

Obispo de Coria
1457-1475
Predecesor Fernando López de la Orden
Sucesor Francisco de Toledo

Obispo de Oviedo
1444-1457
Predecesor Diego Rapado
Sucesor Rodrigo Sánchez de Arévalo
Información personal
Nombre Íñigo Manrique de Lara
Nacimiento siglo XVjuliano
Fallecimiento 1485
Sevilla (España)
Padres Pedro Manrique de Lara y Leonor de Castilla
No debe confundirse con Íñigo Manrique de Lara, su sobrino, obispo de León y Córdoba.

Índice

BiografíaEditar

Fue uno de los 9 hijos, junto con 5 hijas, de Pedro Manrique II de Lara y Mendoza,(1381 – 21 de septiembre de 1440) VIII señor de Amusco, III señor de Treviño, y de Navarrete, adelantado mayor de Castilla, hijo de Diego Gómez Manrique y Leyva y Juana de Mendoza. Su madre era Leonor de Castilla una descendiente ilegítima de Sancho de Castilla (1342-1374), uno de los hijos bastardos del rey Alfonso XI de Castilla con la viuda Leonor de Guzmán. Íñigo era hermano del poeta Gómez Manrique y tío de Jorge Manrique, hijo éste de Rodrigo Manrique. Otro sobrino suyo, también llamado Íñigo Manrique de Lara, fue obispo de León (1484-1485) y de Córdoba (1485-1496).

Fue obispo de Oviedo entre 1444 y 1457, donde aparece confirmando las antiguas libertades otorgadas por los reyes a la iglesia de Oviedo en 1456, cuando las sancionó el rey don Enrique IV. El papa Calixto III estableció el jubileo de la Santa Cruz durante su pontificado ovetense.[1]

También fue obispo de Coria hasta 1475, obispo de Jaén hasta 1483 y finalmente Arzobispo de Sevilla hasta su muerte. Entre 1479 y 1484 desempeñó también la presidencia del Consejo de Castilla. Aparece en las crónicas como un clérigo virtuoso, en contraste con otros altos cargos eclesiales de la época.

ReferenciasEditar

  1. Anónimo (1902). Adolfo Brid- Gijón, ed. Estadismo de la Diócesis de Oviedo. Archivo del Arzobispado de Oviedo. pp. Episcopologio Ovetense. Capítulo IV; pag 40. 

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar