Abrir menú principal

Leonor de Castilla (1393-1470)

dama castellana (1393-1470), fundadora del monasterio de la Consolación de Calabazanos
Escudo de Fadrique de Castilla, padre de Leonor de Castilla.

Leonor de Castilla (1393 - Monasterio de la Consolación de Calabazanos, 7 de septiembre de 1470).[1]​ Dama castellana, hija ilegítima de Fadrique de Castilla, I duque de Benavente, y de su prima hermana Leonor Sánchez de Castilla.

Índice

Orígenes familiaresEditar

Fue hija ilegítima de Fadrique de Castilla, I duque de Benavente, y de su prima hermana Leonor Sánchez de Castilla, nieta paterna del rey Enrique II de Castilla y Beatriz Ponce de León y nieta materna de Sancho de Castilla, I conde de Alburquerque.[2]

BiografíaEditar

Leonor de Castilla nació en 1393. Sus padres estuvieron comprometidos, aunque su matrimonio no llegó a celebrarse, ya que Fadrique de Castilla fue encarcelado en 1394 por orden del rey Enrique III de Castilla y recluido en el castillo de Almodóvar del Río donde falleció ese mismo año. Además, el matrimonio no se celebró porque Leonor profesó como religiosa en el convento de dominicas del Sancti Spiritus de Benavente, actualmente desaparecido.[3]​ Tras haber permanecido varios años en el convento de dominicas de Sancti Spiritus de Benavente, la madre de Leonor se trasladó al monasterio de Sancti Spiritus el Real de Toro, a fin de reformarlo, y allí falleció en 1444.

En 1408, Leonor de Castilla contrajo matrimonio con Pedro Manrique de Lara y Mendoza, VIII señor de Amusco, III señor de Treviño, Navarrete, Ocón, Redecilla y Paredes de Nava y adelantado mayor de Castilla. En 1381, su suegro Diego Gómez Manrique de Lara dispuso en su testamento la fundación de un monasterio de monjas.

El 21 de septiembre de 1440 falleció en la ciudad de Valladolid Pedro Manrique de Lara,[1]​ el esposo de Leonor. Después de varios traslados, el monasterio que su suegro deseaba fundar, finalmente se estableció, por deseo de Leonor de Castilla y en cumplimiento de la voluntad de su difunto esposo, en la villa palentina de Calabazanos, con el nombre de monasterio de la Consolación. El 13 de julio de 1454 el papa Nicolás V otorgó facultad para que, un año antes de cumplir el noviciado establecido, Leonor pudiese profesar como religiosa en el monasterio que había fundado, de manos de su hijo Íñigo Manrique de Lara. Dos de sus hijas, Aldonza y María, profesaron como religiosas en el mismo monasterio y llegaron a ser abadesas del mismo.[4]

Leonor de Castilla falleció el 7 de septiembre de 1470,[1]​ a los setenta y siete años de edad, en el monasterio de la Consolación de Calabazanos.

SepulturaEditar

Fue sepultada en la iglesia del monasterio de la Consolación de Calabazanos. Junto al sepulcro está colocada la siguiente inscripción:[5]

AQUI YACE LA ILUSTRE SEÑORA DOÑA LEONOR, FIJA DEL MUY ILUSTRE INFANTE DON FADRIQUE DUQUE DE BENAVENTE, NIETA DEL MUY ESCLARECIDO REY DON ENRIQUE II, MUGER DEL ADELANTADO PEDRO MANRIQUE: LA QUAL DESPUES DE VIUDA FUNDO, E DOTO ESTE MONASTERIO, E RECIBIO EL VELO DE MONJA EN EL, E ASSI BIENAVENTURADA FALLECIO DE ESTA PRESENTE VIDA A 7 DIAS DEL MES DE SETIEMBRE DE 1470 AÑOS. FUE TRASLADADA EN ESTA SEPULTURA A 11 DE ENERO DE 1486.

Sobre su sepulcro, alojado bajo un arco de cantería, está colocada la estatua yacente que representa a la difunta, que está realizada en alabastro.

Matrimonio y descendenciaEditar

Fruto de su matrimonio con Pedro Manrique de Lara y Mendoza nacieron quince hijos:

ReferenciasEditar

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar