Abrir menú principal

Abdul Karim Qasim

Gobernante de Irak

Abd ul-Karim Qásim o Abdul Karim Qasim, cuyo nombre completo era Abd Al-Karim Qasim Muhammed Bakr Al-Fadhli Al-Zubaidi (Bagdad 1914 – ibíd. 1963) (عبد الكريم قاسم ‘Abd al-Karīm Qāsim) fue un político y militar iraquí. Primer ministro de su país de 1958 a 1963, así como Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas y Ministro de Defensa durante ese periodo. Qásim llegó al poder en su país por medio de la revolución de 14 de julio, en la que los Oficiales Libres, encabezados por él y Abdul Salam Arif y respaldados por Egipto, derrocaron a la monarquía y proclamaron la república, por lo que muchos le consideran el padre del Irak moderno. Su nombre puede ser transliterado de diferentes maneras a partir del árabe: Abdulkarim Kasem, Abdel-Karim Qassim, Abdul Karim Qasem.

Abd ul-Karim Qásim
عبد الكريم قاسم
Qasim in uniform.png
Abd ul-Karim Qásim, primer ministro de Irak entre 1958 y 1963.

Emblem of Iraq (1959-1965).svg
Primer ministro de Irak
14 de julio de 1958-8 de febrero de 1963
Predecesor Ahmad Mujtar Baban
Sucesor Ahmed Hassan al-Bakr

Información personal
Nombre de nacimiento عبد الكريم قاسم محمد بكر عثمان الزبيدي Ver y modificar los datos en Wikidata
Nombre en árabe عبد الكريم قاسم Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 21 de noviembre de 1914
Bagdad, Irak otomano Flag of the Ottoman Empire.svg
Fallecimiento 9 de febrero de 1963 (48 años)
Bagdad, Irak Bandera de Irak
Causa de la muerte Fusilamiento Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Iraquí Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión Islam suní
Partido político Independiente, pero apoyado por el Partido Comunista Iraquí y el Partido Nacional Democrático
Información profesional
Ocupación Militar
Rama militar Nuevo Ejército de Irak Ver y modificar los datos en Wikidata
Rango
Conflictos 1941 Iraqi coup d'état, Guerra árabe-israelí de 1948 y Revolución del 14 de Julio Ver y modificar los datos en Wikidata

Nacido de un padre árabe sunní y una madre de familia kurda chií, Qásim salió de la escuela en 1931 y al año siguiente entró en la Academia Militar de Irak, graduándose con honores como subteniente en 1934. Qásim tuvo un ascenso meteórico como militar, destacando por su brillante carrera que le llenaran de gran prestigio., llegando al título de general de brigada, siendo comandante de la brigada XIX. En 1941 participó en la revuelta anti-británica, en 1948 destacó por su papel en la guerra contra Israel y luego en los movimientos militares previos a la guerra del Sinaí. Para entonces ya se había adherido a la causa del socialismo, oponiéndose a la monarquía del rey Fáysal II de Irak, tachada de probritánica e indiferente a las necesidades del país.

Qásim fundó su propia organización secreta conocida como al-Mansur, de tendencia republicana y nacionalista iraquí. Por aquellos años, la victoria de la revolución egipcia de 1952 y el ascenso de Nasser al poder hizo que el socialismo árabe se convirtiera en la ideología mas popular entre los jóvenes militares insatisfechos y revolucionarios. El alto comité de la Organización de los oficiales de la patria, mucho mas popular y mejor organizados que al-Mansur e inspirados por los Oficiales libres egipcios, invitó a Qásim a unirse a ellos y a fusionar ambas organizaciones. Pese a su rechazo al panarabismo, tendencia mayoritaria en la Organización, siendo Qásim favorable a un Irak independiente, aceptó unirse a ellos.

Dada su brillante carrera militar y su carisma, Qásim acaba por convertirse en el cabecilla de los Oficiales Libres, en la que convergen ideologías de todo tipo (principalmente nasseristas, pero también nacionalistas iraquíes, autonomistas, comunistas, socialdemócratas) y liderará junto al nasserista Arif un golpe militar en 1958 que derrocará a la monarquía hachemí y proclamará a través de radio la república. La familia real y el primer ministro fueron ejecutados por los oficiales libres, quienes tomaron la cabeza de la recién fundada república y establecieron una dictadura militar de tendencia izquierdista, ocupando Qásim el cargo de primer ministro. De inmediato el nuevo régimen retiró su apoyo a las potencias occidentales para celebrar pactos de ayuda con la URSS. El nuevo régimen renunció al Pacto de Bagdad, repudiando los tratados firmados con el Reino Unido y ordenando la retirada de las últimas tropas británicas (lo cual se cumplió en mayo de 1959).

El gobierno de Qásim también estatalizó la industria del petróleo y fundó la Iraq National Oil Company, de la misma forma se lanzaban nuevas normas sociales que abolían la poligamia, el feudalismo y el sistema tribal, fijaban una reforma agraria y ejecutaban un plan masivo de alfabetización y sanidad. En las ciudades se promulgaron leyes favorables a la clase obrera y a los sindicatos, construyéndose un gran barrio obrero moderno en las afueras de Bagdad que hoy es conocido como Ciudad Sadr.

El gobierno de Qásim sufrió disensiones desde sus inicios por cuanto los "Oficiales Libres" tenían pocas ideas en común tras derrocar a la monarquía, fijándose dos bandos muy diferenciados: los partidarios del panarabismo, del nacionalismo y de un anticomunismo recalcitrante, agrupados en el Partido Baaz que buscaban imitar el régimen de Násser en Egipto y unirse a la recién formada República Árabe Unida, el otro grupo estaba formado por militantes procomunistas que convencieron a Qásim de los riesgos de unirse en exceso a un gobierno extranjero y del peligro de dejarse llevar por el nacionalismo árabe, favorables a un nacionalismo iraquí que buscase preservar la total independencia y soberanía de la nación. Qassim, como nacionalista iraquí que era, se dejó influenciar por los miembros del Partido Comunista Iraquí que tenían cargos de gran importancia en su gobierno, y que le exhortaron a no cooperar “con fuerzas extranjeras”, siendo a su vez favorables a un total alineamiento con la URSS. La negativa de Qásim a las pretensiones expansionistas de Nasser al rechazar unir Irak a la República Árabe Unida supuso la ruptura con Arif y los panarabistas, quienes rápidamente fueron purgados de las instituciones.

La purga de los panarabistas, fervientes anticomunistas, así como su alianza con la Unión Soviética, supuso el rápido ascenso de los comunistas iraquíes en las principales instituciones militares y políticas del país, quienes comenzaron a moldear el nuevo régimen acercándose a un modelo similar al gobierno marxista-leninista. El general Qásim cayó cada vez más bajo la influencia soviética, lo que supuso un fuerte crecimiento del descontento en amplios sectores de las fuerzas armadas, quienes acusaron a Qásim, influenciado por el marxismo, de querer establecer en Irak "una dictadura comunista" y de ser "un títere soviético", lo cual resultó en numerosas revueltas contra su régimen.

En cuanto a política exterior, Qásim fue un acérrimo pro-soviético y anti-panarabista. Qásim además se opondrá al sionismo, apoyando la causa palestina en las Naciones Unidas, así como los procesos de descolonización en África y particularmente en Argelia y proporcionará asistencia militar y financiera a los movimientos de liberación en Omán y los países del Golfo Pérsico. En 1962 Qásim reclamó la anexión de Kuwait y alimentó un conflicto fronterizo con Irán, siendo que en el primer caso Kuwait logró el apoyo político y militar de la Liga Árabe y especialmente de Arabia Saudí, mientras en el segundo caso las amenazas a Irán no satisficieron ni a comunistas ni a nacionalistas. Esto redujo más la influencia de Qásim entre los oficiales del Ejército, mientras que el Partido Comunista Iraquí, expandió aún mas su influencia entre los militares y decidió, además, formar sus propias milicias.

El gobierno de Qásim llegó a su sangriento final con la llamada revolución del Ramadán. El golpe fue encabezado por su antiguo camarada, el coronel Abdul Salam Arif, quién junto a los baazistas, se alzaron contra el régimen en busca de instalar un gobierno panarabista y pro-nasserista, así como suprimir la influencia de los comunistas. El alzamiento contó con el apoyo de la burguesía iraquí y sectores de las fuerzas armadas que aún no habían caído bajo la influencia del Partido Comunista. Durante la revolución del Ramadán, las milicias baazistas dieron rienda suelta al terror y a la persecución mas feroz y sin contemplaciones, desencadenando una serie de cruentas matanzas contra militantes comunistas o simplemente sospechosos de simpatizar con el marxismo. Alrededor de cinco mil civiles sospechosos de ser comunistas fueron masacrados por los baazistas en dos días. La crueldad de las matanzas fue tal que escandalizó a la comunidad internacional y la URSS llegó a solicitar en las Naciones Unidas una intervención para detener lo que los soviéticos calificaron de "genocidio".

La revuelta derrocó velozmente al régimen de Qásim, quien el 9 de febrero se rindió en Bagdad, en la sede del Ministerio de Defensa, a cambio que se le permitiera partir al exilio. La propuesta fue rechazada por los golpistas, quienes le iniciaron un juicio sumario (difundido por la radiodifusión estatal iraquí) tras el cual Qásim fue ejecutado en la tarde de ese mismo día.

Infancia y juventudEditar

Abdul Karim Qasim nació un sábado 21 de noviembre de 1914 en el distrito de Al-Rusafa, Bagdad (en aquel entonces controlado por el Imperio Otomano), en el seno de una familia sumamente pobre como el cuarto de cinco hermanos. Su padre era Qasim Muhammed Bakr Al-Fadhli Al-Zubaidi, un campesino árabe sunita del sur de Bagdad, mientras que su madre era una chiita de ascendencia kurda. La familia de Qásim se ganaba la vida vendiendo grano en los pobres barrios de Bagdad, pero esto cambiará cuando su padre sea forzado a enrolarse en el ejercito y servir en el frente durante la Primera Guerra Mundial. Para desgracia de la familia, el patriarca de la misma morirá en combate. La situación económica y la pérdida de su padre obligará a la familia a desplazarse al distrito de Al-Suwaira cuando Qásim únicamente tenía seis años de edad. Debido a la precariedad, Qásim y sus hermanos se ven forzados a trabajar en condiciones miserables y desde muy temprana edad como agricultores para poder mantener a la familia. En 1926, la familia se verá obligada a volver a desplazarse, regresando a Bagdad nuevamente. Aunque tarde, durante estos años Qassim intentó ingresar a la escuela primaria cuando se le presentó la oportunidad para poder aprender a leer y a escribir, asistiendo cuatro años y finalmente graduándose en 1931. Qásim tuvo la posibilidad de obtener una beca para seguir cursando sus estudios en Al-Shamiya, pero la rechazó, pues el joven tenía claro que su vocación real era la de ser militar.

Carrera militarEditar

Se cree que fue su primo, el piloto coronel Mohammad Ali Jawad, comandante en jefe de las fuerzas áreas reales en aquellos años (y quien más tarde participará en la intentona golpista de Bakr Sidqi en la que ambos serán asesinados), quien convenció al joven Qásim de tomar la vía militar. Gracias a la solicitud de su primo, el joven Qásim pudo ingresar a la prestigiosa Escuela Militar Real. El joven de orígenes humildes dejó sorprendidos a sus instructores y el 15 de abril de de 1934 Qásim se graduó con honores como subteniente del ejército.

Qásim y los oficiales libresEditar

La revolución del 14 de julioEditar

Gobernante de IrakEditar

 
Bandera de Irak entre 1959 y 1963, instaurada por el régimen de Qásim.

Vida personalEditar

Revolución del RamadánEditar

AsesinatoEditar

LegadoEditar

ReferenciasEditar