Aceldama

Aceldama (en arameo: חקל דמא, Ḥaqel D'ma) es el nombre del campo que los sacerdotes compraron con las treinta monedas que recibió Judas Iscariote por vender a Jesús, que a partir de entonces se dedicó a cementerio de extranjeros.[1]

Monasterio de Aceldama.

El nombre quiere decir "campo de sangre". El campo se llamaba, también, "campo del alfarero", pues de él se extraía tierra roja ("campo de sangre") muy adecuada para ese trabajo.[2]

Se encuentra entre el monte Sion y la ciudad de David.

Se continuaron enterrando peregrinos allí hasta inicios del siglo XIX. Haceldama ha sido propiedad de los armenios no unidos desde el siglo XVI.

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar