Adolf von Harnack

Adolf von Harnack (Dorpat, Livonia, 1851-Heidelberg, 1930), hijo de Theodosius Harnack, profesor de teología pastoral y hermano gemelo del matemático Axel von Harnack, fue un teólogo luterano alemán y un organizador de ciencias.

Adolf von Harnack
Adolf Harnack.jpg
Adolf von Harnack.
Información personal
Nacimiento 7 de mayo de 1851 Ver y modificar los datos en Wikidata
Tartu (Imperio ruso) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 10 de junio de 1930 Ver y modificar los datos en Wikidata
Heidelberg (República de Weimar) Ver y modificar los datos en Wikidata
Sepultura Antiguo cementerio de San Mateo de Berlín Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Alemana
Religión Luteranismo Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padres Theodosius Harnack Ver y modificar los datos en Wikidata
Marie Harnack Ver y modificar los datos en Wikidata
Cónyuge Amalie von Harnack Ver y modificar los datos en Wikidata
Hijos Ernst von Harnack Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Educación doctorado Ver y modificar los datos en Wikidata
Educado en
Supervisor doctoral Moritz Wilhelm Drobisch y Adolf Georg Karl Wilhelm Ebert Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Teólogo, bibliotecario, historiador de la Iglesia, profesor universitario y escritor Ver y modificar los datos en Wikidata
Empleador
Miembro de
Distinciones

Estudió en las universidades de Dorpat y Leipzig. Fue posteriormente profesor de las Universidades de Leipzig, Giessen y Berlín. También fue director de la revista Theologische Literaturzeitung y de la Biblioteca Real de Berlín. Autor de la Escuela liberal, desde los presupuestos del racionalismo tardío, contribuyó a la antigua búsqueda del Jesús histórico.

En 1911, Harnack desempeñó un papel pionero en la fundación de la Kaiser-Wilhelm-Gesellschaft, actualmente la Sociedad Max Planck, y fue su primer presidente.

Ayudó al kaiser Guillermo II a redactar su proclama ¡Al pueblo alemán![1]​ del 6 de agosto de 1914 en la que se instaba a los alemanes a luchar en la Primera Guerra Mundial.[2]​ Harnack fue uno de los intelectuales alemanes que apoyó activamente la participación de su país en el conflicto bélico, y justificó la invasión alemana de Bélgica —contraria al derecho internacional—. Además, responsabilizó al Reino Unido de la guerra por su alianza con Francia y Rusia, dado que consideraba al país eslavo como representante de una cultura «bizantina-mongola-moscovita» a la que había que combatir.[3]

Tras la guerra, su apoyo a la República de Weimar y al socialdemócrata Friedrich Ebert le conllevó la animadversión de los sectores más conservadores. Se unió a aquellos teólogos protestantes dispuestos a pactar con los católicos para pacificar la situación política del país, y apoyó infructuosamente la candidatura del centrista Wilhelm Marx. Aunque crítico con el materialismo de los socialdemócratas, en uno de sus últimos ensayos políticos —pocos años antes de la llegada al poder del nazismo— denunciaba aún con más firmeza a quienes pensaban solucionar los asuntos «a través de desfiles, esvásticas y cascos militares»; según Harnack: «esos intentos son siempre inútiles por cuanto nadie puede hacer retroceder el curso del tiempo. Toda reacción, por tanto, solo conducirá al terror blanco y a la guerra civil».[4]

Helenización del cristianismoEditar

Harnack estudió histórica y objetivamente la idea de la «helenización» del cristianismo.[5]​ Según él, los teólogos del siglo II cometieron el error de intentar racionalizar el Evangelio de Jesús. Así, el gnosticismo habría sido una helenización aguda del cristianismo mientras que el cristianismo católico sería la forma en que esta misma idea se produjo lentamente en la historia.[5]

Para él, el Evangelio se reduce al anuncio de la llegada del Reino, la paternidad de Dios, la dignidad del ser humano y del mandamiento del amor. Cualquier otra afirmación tiene su origen en infiltraciones griegas. A su juicio, el dogma sería "una construcción del espíritu griego sobre el suelo del evangelio".

A partir de Harnack, sus tesis ejercieron una gran influencia y extendieron la idea de la "helenización del cristianismo". A pesar de que hoy día los historiadores descartan con unanimidad su interpretación de la gnosis y el catolicismo, la idea fundamental de la helenización (esto es, que la Iglesia antigua habría impuesto una teoría filosófica sobre la praxis que se refleja en Biblia y que habría desarrollado a partir de ella su ortodoxia) goza de una amplia difusión y aceptación en diversas escuelas, desde la teología de la liberación hasta la teología del pluralismo religioso.[5]

Benedicto XVI ha visto en Harnack la segunda fase de la exigencia de "deshelenización" del cristianismo. De acuerdo con el espíritu racionalista-positivista de su época, Harnack pretendió conocer el evangelio original de Jesús mediante el método histórico-crítico.[6]

ObraEditar

 
Adolf von Harnack, acompañando al Kaiser Guillermo durante la inauguración de un Kaiser Wilhelm Institut.
  • Lehrbuch der Dogmengeschichte (1885)
  • Grundriss der Dogmengeschichte (1889)
  • Das Apostolische Glaubensbekenntnis. Ein geschichtlicher Bericht nebst einer Einleitung und einem Nachwort (1892)
  • Geschichte der altkirchlichen Literatur bis Eusebius (1893)
  • Das Wesen des Christentums (1900)
  • Die Mission und Ausbreitung des Christentums in den ersten drei Jahrhunderten (1902)
  • Beitrage zur Einleitung in das neue Testament (1906)
  • Los dichos de Jesús (1908)

Bibliografía sobre Adolf von HarnackEditar

  • Adolf von Harnack. Christentum, Wissenschaft und Gesellschaft, Kurt Nowak et al., eds., Göttingen: Vandenhoeck & Ruprecht, 2003

ReferenciasEditar

  1. «Kaiser Wilhelm II – ¡Al pueblo alemán! (An das deutsche Volk!)». 
  2. O'Neill, J. C. (15 de febrero de 2002). «Adolf von Harnack and the entry of the German state into war, July–August 1914». Scottish Journal of Theology (en inglés) (Cambridge University Press) 55 (1): 1-18. doi:10.1017/S003693060200011X. Consultado el 25 de junio de 2022. 
  3. Andrew Mein, Nathan MacDonald, Matthew A. Collins, ed. (2020). The First World War and the Mobilization of Biblical Scholarship (en inglés). Londres-Nueva York: Bloomsbury Publishing. pp. 248-251. ISBN 978-0-5676-8079-2. Consultado el 25 de junio de 2022 en Google Libros. 
  4. Tobler, Douglas F. (1976). «Scholar Between Worlds: Adolf von Harnack and the Weimar Republic». Zeitschrift für Religions- und Geistesgeschichte (en inglés) (Brill) 28 (3): 193-222. Consultado el 25 de junio de 2022. 
  5. a b c Ratzinger, Joseph (2013). Fe, verdad y tolerancia. El cristianismo y las religiones del mundo (Constantino Ruiz-Garrido, trad.). Salamanca: Ediciones Sígueme. pp. 75-76. ISBN 978-84-301-1845-8. 
  6. Benedicto XVI, Encuentro con el mundo de la cultura en la Universidad de Ratisbona, 12 de septiembre de 2006