Abrir menú principal
Fuente bautismal de la Catedral de San Rafael en Dubuque.

El agua bendita es el agua que ha sido bendecida por un presbítero, obispo o diácono para propósitos de bautizo y otros rituales y prácticas religiosas. Se emplea en la Iglesia católica, Iglesia ortodoxa, Iglesia veterocatólica, en el anglocatolicismo y en otras Iglesias cristianas.

Cualquier otra sustancia que se le puede agregar al agua mientras se bendice, el agua bendita es indistinguible del agua ordinaria.

HistoriaEditar

La tradición dice que San Alejandro I (sexto papa, del 106 al 115) instituyó el uso del agua bendita, a la que había que añadir sal, para purificar las casas cristianas, así como también introdujo en la eucaristía el pan ácimo y el vino mezclado con agua.


Véase tambiénEditar