Abrir menú principal
Tapa de ajo caliente presentado en una sartén.

El ajo caliente o ajo campero es un plato típico del campo andaluz.[1]​ Como casi en toda su cocina es un plato de los llamados baratos, de reducido coste e ingredientes. No cabe duda de que a lo largo del tiempo ha ido evolucionando en paralelo con la situación económica, ampliándose su gama de ingredientes con otros productos.

No obstante, la receta originaria incluía ajo, tomates, pimientos, pan, y aceite de oliva.

DegustaciónEditar

Para su degustación en Jerez existe la llamada “ruta de las ventas”, situada en la carretera de Trebujena y Morabita. El ajo en estas ventas se degusta acompañado de un buen mosto de vino de Jerez, además de acompañado con productos del cerdo como el chorizo, la morcilla y la butifarra.[2]

VariantesEditar

Al ajo caliente se le viene añadiendo, para enriquecerlo, otros productos entre los que se encuentra pimientos asados, huevos duros cortado, jamón cortado a taquitos, etc.; aunque el verdadero ajo no lleva ningún añadido. A veces también se suele tomar acompañado con rábano o pimiento verde (esto sí es tradicional).

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar