Ana María Soba, heredera impaciente

episodio de Mujeres asesinas

Ana María Soba, heredera impaciente es el séptimo capítulo de la primera temporada de la serie de televisión argentina Mujeres asesinas. Este episodio se estrenó el 30 de agosto de 2005.

«Ana María Soba, heredera impaciente»
Episodio de Mujeres asesinas
Episodio nro. Temporada 1
Episodio 7
Dirigido por Jorge Nisco
Escrito por Marisa Grinstein
Liliana Escliar
Cód. de producción Pol-ka Producciones
Emisión 30 de agosto de 2005
Episodios de Mujeres asesinas
«Clara, la fantasiosa» «Ana María Soba, heredera impaciente» «Graciela Hammer, incendiaria»

En el libro de Mujeres asesinas, este capítulo recibe el nombre de Ana María Soba, heredera impaciente, al igual que en el capítulo de televisión.

Este episodio fue protagonizado por las primeras actrices Betiana Blum en el papel de asesina y China Zorrilla. También, contó con la actuación especial de Enrique Liporace.

DesarrolloEditar

TramaEditar

Inés (China Zorrilla), es una anciana solterona, que se encuentra prácticamente sola en el mundo; sólo tiene a su hermana, una amiga lejana y a su gato; pero de todas formas ella vive muy feliz. Un día ella decide ir a una peluquería, en donde es atendida por Ana María Soba (Betiana Blum); esta comienza a atenderla de forma exageradamente amable, pero no porque le gusta serlo, sino porque sabe que le puede convenir. Inés de lo contrario, cae en la inocencia, y piensa que Ana María realmente quiere ser su amiga. Pasa el tiempo y ambas comparten una amistad increíble, pero esto, sólo a los ojos de la pobre abuela; finalmente ésta, sin dudarlo decide darle la casa para cuando se muera. Una vez realizado el testamento y firmado los papeles, Ana María comienza a ignorar a la señora. Inés enfurecida, se da cuenta finalmente de la verdad, pero el cariño hacia Ana es más fuerte. Entre ellas comienza a haber un cruce fuerte de palabras: Inés le dice que la va a desheredar. Ana enloquece y mata a la anciana a golpes en la cabeza.

CondenaEditar

La declaración de Ana María Soba no convenció a nadie. Fue procesada por homicidio simple y condenada a 8 años de prisión, aunque jamás admitió su delito. En la cárcel evitó toda relación con las otras detenidas, quienes le temían por su actitud hermética y hostil.[1]

ElencoEditar

AdaptacionesEditar

ReferenciasEditar

  1. «Riojanos que desean volver, entre ellos Ana María Soba».  Texto «Código Rojo» ignorado (ayuda); Texto «www.bor.larioja.org» ignorado (ayuda) (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial, la primera versión y la última).

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar