Anemia de células falciformes

enfermedad

La anemia de células falciformes,[nota 1]​ llamada también drepanocitosis o anemia drepanocítica, es una alteración de la sangre que hace que los glóbulos rojos se deformen hasta adquirir apariencia de hoz (de ahí el nombre de «eritrocitos falciformes» o «drepanocitos»). Esta deformidad estructural entorpece la circulación sanguínea y causa en el enfermo obstrucciones vasculares, microinfartos en múltiples órganos y hemólisis. Se trata de una anemia crónica y grave que se diagnostica mediante el estudio de la hemoglobina, la molécula que transporta el oxígeno en la sangre.[2]

Anemia de células falciformes
Sicklecells.jpg
Glóbulos rojos falciformes o en forma de hoz.
Clasificación y recursos externos
Especialidad hematología
CIE-10 D57
CIE-9 282.6
OMIM 603903
MedlinePlus 000527
PubMed Buscar en Medline mediante PubMed (en inglés)
GeneReviews Sickle-cell disease
Sinónimos
Anemia drepanocítica. Anemia causada por drepanocitos.
Enfermedad de la hemoglobina SS (Hb SS). Enfermedad de células falciformes o sickle-cell.
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

La enfermedad tiene su origen en la sustitución, consecuencia de una mutación genética, de un aminoácido polar (el ácido glutámico) por otro no polar (la valina) en la sexta posición de la cadena de globina β, uno de los componentes de la hemoglobina adulta (HbA1)[3]​ de tal manera que disminuye la unión de oxígeno y el eritrocito se atrofia.

TerminologíaEditar

En la literatura científica se designa esta alteración con múltiples denominaciones, además de las mencionadas: «drepanocitemia», «enfermedad de células falciformes» o «hemoglobinopatía S homocigota»; otros nombres, ya en desuso, son: «anemia de la hemoglobina S», «anemia de Herrick», «anemia microdrepanocítica», «enfermedad de la hemoglobina S» o «meniscocitosis». La expresión «anemia falciforme» es inexacta, ya que lo que tiene forma de hoz son los eritrocitos, no la anemia en sí.[2][4]​ El término siclemia, híbrido impropio formado a partir del inglés sickle cell anemia es incorrecto.

FisiopatologíaEditar

A diferencia de los hematíes normales, que generalmente son bicóncavos, con una forma similar a la de una rosquilla, los glóbulos rojos falciformes tienen forma de media luna o de hoz. Este cambio en la morfología del glóbulo rojo se debe a una mutación puntual sustitutiva de un residuo de ácido glutámico por un residuo de valina en la sexta posición de la cadena de globina β, que forma parte de la molécula de hemoglobina. Su presencia determina alteraciones en la estructura de la célula. La membrana plasmática se vuelve rígida y viscosa. La célula se deshidrata por salida de potasio y entrada de calcio. Al exponerse a bajas presiones parciales de oxígeno, se forman fibras poliméricas de hemoglobina S; que produce las alteraciones en la morfología del eritrocito, a la vez que una menor capacidad para transportar oxígeno.

Estas células modificadas presentan menor deformabilidad, asociada a su vez con una mayor expresión de moléculas de adhesión en la superficie de la membrana plasmática. Estas características provocan atascamiento de dichos eritrocitos en la microcirculación, llevando a un obstrucción del flujo sanguíneo (isquemia) con la consiguiente disminución del aporte de oxígeno al tejido (hipoxia). Estas microisquemias pueden provocar crisis dolorosas, con posible lesión tisular y liberación de mediadores proinflamatorios y nociceptivos.[5]

EtiologíaEditar

 
Gen autosómico recesivo. Modo de herencia entre dos portadores de un gen autosómico recesivo y monogénico.

La anemia de células falciformes es una enfermedad genética autosómica recesiva[6]​ resultado de la sustitución de timina por adenina en el gen de la globina beta, ubicado en el cromosoma 11,[7]​ lo que conduce a una mutación de ácido glutámico por valina en la posición 6 de la cadena polipeptídica de globina beta y a la producción de una hemoglobina funcionalmente defectuosa, la hemoglobina S. El ácido glutámico tiene carga negativa y la valina es hidrófoba, entonces se forman contactos con alanina, fenilalanina y leucina, lo que promueve polímeros cruzados que deforman el glóbulo rojo.

La transformación del eritrocito se produce cuando no transporta oxígeno, pues con oxihemoglobina el glóbulo tiene la forma clásica bicóncava.

GenéticaEditar

La transmisión génica se debe a un gen de herencia autosómica recesiva del cromosoma 11; así pues los individuos homocigóticos recesivos (SS) sólo producen globina beta con valina. El número de hematíes falciformes alcanza todo el tracto venoso y cualquier esfuerzo podría provocarles la muerte. Afecta a 4 por cada mil individuos de la población afroamericana.

Los individuos heterocigóticos (AS) fabrican la mitad de globina beta con ácido glutámico y la otra mitad con valina, de tal manera que sólo una centésima parte de sus eritrocitos son células falciformes. Pueden llevar una vida bastante normal, aunque no les es muy recomendable hacer grandes esfuerzos. Padecen una leve anemia a veces incluso inapreciable. Afecta al 8 % de la población afroamericana.

Los estudios muestran que en las zonas donde el paludismo o malaria era o es un problema, los individuos que heredan un solo alelo de la hemoglobina S —y que por tanto son portadores del rasgo de la célula falciforme— tienen una ventaja para sobrevivir sobre los individuos con genes de globina normales. A medida que las poblaciones iban migrando de un lugar a otro, la transformación de la célula falciforme se extendió a otras zonas del Mediterráneo y de allí al Oriente Medio, y finalmente al hemisferio occidental (a causa, entre otras cosas, del mercado de esclavos negros).

En los Estados Unidos y otros países en los que el paludismo no es un problema, el gen de la hemoglobina falciforme no constituye ya una ventaja para sobrevivir. En cambio, puede ser una seria amenaza para los hijos del portador, ya que estos pueden heredar dos genes anormales de hemoglobina falciforme y entonces desarrollar anemia falciforme.

TratamientoEditar

Entre las opciones terapéuticas se cuenta con:

PenicilinaEditar

Los niños con anemia drepanocítica son más susceptibles a sufrir infecciones por bacterias como Streptococcus pneumoniae (también conocido como neumococo), que puede causar meningitis, neumonía y sepsis. La administración de penicilina V —por vía oral— reduce mucho el riesgo de enfermedad.[10]​ Se debe dar desde el nacimiento hasta los cinco años o incluso prolongarse durante toda la vida si se ha sufrido una infección neumocócica grave, una esplenectomía, un trasplante de precursores hematopoyéticos o se tiene asplenia funcional.[11][12]

Trasplante de progenitores hematopoyéticosEditar

En un artículo publicado en la revista "Essence" en septiembre de 2011 se menciona un tratamiento alternativo para pacientes de anemia falciforme a base de células madre. Es el caso de una familia en donde uno de sus hijos tenía esta condición. Los profesionales de salud optaron por el trasplante de células madre del cordón umbilical de un hermano que no era portador de la enfermedad. Los médicos extrajeron células madre del cordón y al paciente se le expuso a quimioterapia, para evitar la reproducción de glóbulos rojos deformes. Tras tres meses de haber introducido de forma intravenosa las células madre, al paciente se le declaró sano.

El mayor problema es el costo de conservar esas células madre para hacer el trasplante. Con respecto al índice de éxito de la operación, este se acerca al 90 % para niños y decrece en función de la edad, hasta el punto que para adultos no hay muchas probabilidades de que la operación sea exitosa.[13]

Véase tambiénEditar

NotasEditar

  1. Del latín falx, falcis, «con forma de hoz» [1]

ReferenciasEditar

  1. «falciforme». Diccionario de la Lengua Española. 
  2. a b Real Academia Nacional de Medicina, ed. (2011). Diccionario de términos médicos. Madrid: Médica Panamericana. p. 93. ISBN 978-84-9835-183-5. 
  3. Devlin, Thomas M. (2004). Bioquímica: Libro de texto con aplicaciones clínicas (4ta edición). Reverté. pp. 112, 238. ISBN 84-291-7208-4. Consultado el 25 de septiembre de 2012. 
  4. Navarro, Fernando A. (2017). «Diccionario de dudas y dificultades de traducción del inglés médico» (Edición en línea). Cosnautas. Consultado el 21 de enero de 2020. (requiere suscripción). 
  5. Benz, 2016, p. 636.
  6. Patología estructural y funcional de Robbins pag 142
  7. HBB hemoglobin subunit beta, Homo sapiens. NCBI Gene database, Gene ID: 3043
  8. «OXBRYTA- voxelotor tablet, film coated». DailyMed. 
  9. «ADAKVEO- crizanlizumab injection». DailyMed. 
  10. Gaston, Marilyn H.; Verter, Joel I.; Woods, Gerald; Pegelow, Charles; Kelleher, John; Presbury, Gerald; Zarkowsky, Harold; Vichinsky, Elliott; Iyer, Rathi; Lobel, Jeffrey S.; Diamond, Steven; Holbrook, C. Tate; Gill, Frances M.; Ritchey, Kim; Falletta, John M. (19 de junio de 1986). «Prophylaxis with Oral Penicillin in Children with Sickle Cell Anemia». New England Journal of Medicine (en inglés) 314 (25): 1593-1599. PMID 3086721. doi:10.1056/NEJM198606193142501. Consultado el 11 de marzo de 2020. 
  11. SEHOP, 2019, p. 47.
  12. Cober, MP; Phelps, SJ (julio de 2010). «Penicillin prophylaxis in children with sickle cell disease.». The journal of pediatric pharmacology and therapeutics. JPPT: the official journal of PPAG (en inglés) 15 (3): 152-9. PMC 3018247. PMID 22477807. Consultado el 11 de marzo de 2020. 
  13. Souter, E. (2011, September). The Sickle Cell Cure. Esence, 5, 210-212

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar

En inglés