Abrir menú principal

Anexo:Gente de guerra que el Ayuntamiento de Burgos alistó en marzo de 1521

El presente anexo trata el repartimiento de gente de guerra que el Ayuntamiento de Burgos alistó en marzo de 1521 a requerimiento del Condestable de Castilla, Iñigo Fernández de Velasco, para acudir a la que terminó siendo la batalla decisiva de la Guerra de las Comunidades.

Índice

ContextoEditar

Hacia 1521, la evolución de fuerzas de los dos bandos en conflicto venía siendo favorable a los realistas. En el plano político, Carlos I de España había logrado atraer a la nobleza de su lado nombrando como virreyes al Almirante y al Condestable de Castilla; a este hecho se le unía la conquista de Tordesillas, que en diciembre de 1520 privó a la Santa Junta de la posesión de la reina Juana —su principal baza política—, y el apartamiento de la revuelta de ciudades como Burgos, Soria, Guadalajara y Cuenca.

Además, la toma de Torrelobatón por parte de Juan de Padilla en febrero de 1521 impulsó al Condestable a abandonar Burgos y acudir con refuerzos militares a sus colegas.

El repartimientoEditar

Llegados a Castilla los refuerzos solicitados desde Navarra, que estaban dirigidos por Manrique de Lara (hijo del duque de Nájera) y constaban principalmente de artillería, Velasco reunió el Ayuntamiento de Burgos a finales de marzo de 1521 y pidió formalmente que se reclutase en la ciudad y provincia gente de guerra, tanto de pie como de a caballo, en número de 1000 hombres, para que fuesen con él a combatir a los comuneros.[1][nota 1]

El concejo aprobó la medida y, por unanimidad, decidió alistar mediante repartimiento a los soldados de las siguientes comarcas y lugares, que luego partieron portando el pendón de la ciudad:[2]

Lugares Tratamiento Soldados
Presencio virtuosos señores 12
Barbadillo del Pez vasallos 8
Burueba y Pancorbo muy virtuosos señores é vasallos 20
Miranda de Ebro muy virtuosos señores é vasallos 20
Covarrubias muy virtuosos señores 20
Juarros y La Mata muy virtuosos señores 30
Balbás virtuosos señores 20
Los Arauzos virtuosos señores 20
Rio de Urbina virtuosos señores 40
Santibáñez y su partido virtuosos señores 30
Mahamud virtuosos señores 15
Santa María del Campo virtuosos señores 40
La Merindad de Campoó magníficos señores 100
Villasandino virtuosos señores 20
Villahoz virtuosos señores 15
Candemuñó virtuosos señores 70
Las Siete Merindades de Castilla la Vieja magníficos señores 100
Lara vasallos 30
Alfoz de Burgos mandamiento de justicia é regimiento 40
Melgar muy virtuosos señores 40
Aranda de Duero muy virtuosos señores 70
Arlanzón y sus aldeas virtuosos señores 10
Santo Domingo de la Calzada con la Merindad de la Rioja muy virtuosos señores 100
Logroño magníficos señores 100
Villafranca Montes de Oca y sus aldeas virtuosos señores 40
Villafruela virtuosos señores 10
Torresandino virtuosos señores 10
Tórtoles virtuosos señores 10
La Merindad de Santo Domingo de Silos muy virtuosos señores 70
Yudego y su partido virtuosos señores 6
Los Balbases virtuosos señores 10
Las Padillas (incluiría Padilla de Abajo y Padilla de Arriba) virtuosos señores 6
Villamayor de Río Pisuerga virtuosos señores 4
Villegas y Villamorón virtuosos señores 6
Las Hormazas y su partido virtuosos señores 8
Oña muy virtuosos señores 20
Total 1170

Según el humanista Juan Maldonado, estas tropas fueron reclutadas tumultuariamente y recibiendo el permiso para robar y saquear las tierras vencidas, aunque parece que esto no fue así, pues en realidad los soldados fueron repartidos según la costumbre y salvaguardando todos los requisitos legales.[3]

DificultadesEditar

Inmediatamente se dirigieron cartas a estas comarcas y villas ordenándoles que enviaran los soldados requeridos, bien armados y pagados por tres meses.[4]​ A los pocos días, sin embargo, todos esos pueblos acudieron con protestas, porque consideraban demasiado grande el número de hombres que habían de dar, sobre todo hallándose como se hallaba toda la tierra burgalesa. Burgos y el Condestable tuvieron que ceder y reducir el cupo de la mayoría de ellos, quedando el total del repartimiento, finalmente, en algo más de 500 hombres.[4]​ Y aun nuevamente debió sufrir rebaja dicha cantidad, pues se admitió la redención del servicio militar por dinero. A la merindad de Candemuñó, por ejemplo, se le fijó en un principio una cantidad de 70 peones, pero luego le fue reducida a 60, permitiéndole eximir a cada peón por un precio de 900 maravedíes.[5]​ E incluso hubo alguna villa que solamente envió el metálico, para que Burgos por sí misma comprase a los soldados.

Toda la gente reclutada se reunió en Santa María del Campo, adonde había de ir el Condestable con sus caballeros y el pendón de Burgos (que por medio de una carta, Alonso de Mazuelo hubo de pedir al caballero Diego de Valdivieso).[6]​ Por jefe inmediato, especie de coronel, fue designado Juan de Rojas y, por capitanes, Juan Zumel, Martín Salinas y otros tres regidores distinguidos en las armas. Estas fuerzas partieron el 8 de abril con dirección a Palencia, donde protagonizarían los enfrentamientos de Becerril de Campos y Palacios de Meneses y luego la batalla de Villalar.

Véase tambiénEditar

NotasEditar

  1. La carta que en esa ocasión el Condestable presentó al concejo estaba escrita por los tres regentes y fechada el 23 de marzo. Los términos del pedido eran los siguientes:

    (...) é por esto é por haber sabido determinadamente que su intención es de hacer todo el mal que pudiesen en estos reinos, por excusar esto que tanto nos duele é más que nuestras causas propias, acordamos que se junte toda la gente de á pié é de á caballo que está repartida en guarniciones é de salir en campo é inviarlos á requerir que dejen las armas é se reduzcan al servicio de su majestad, é demás de los males que están haciendo en sus reinos, é si no quisieren, de castigarlos como á robadores é malhechores.

ReferenciasEditar

  1. Salvá, 1895, pp. 178 y 179-180.
  2. Salvá, 1895, pp. 180-182.
  3. Salvá, 1895, p. 178.
  4. a b Salvá, 1895, p. 182.
  5. Salvá, 1895, p. 183.
  6. Salvá, 1895, pp. 183-184.

BibliografíaEditar