Ante la ley

"Ante la Ley" (en alemán: "Vor dem Gesetz") es una parábola de la novela El proceso (en alemán, Der Prozess), escrita por Franz Kafka. "Ante la ley" fue publicado mientras Kafka aún vivía, primero en 1915 en la edición de año nuevo del semanario judío independiente Selbstwehr, luego en 1919 como parte de la colección Ein Landarzt (Un doctor de campo). El proceso sin embargo no fue publicado sino hasta 1925, después de la muerte de Kafka, el año anterior.

ResumenEditar

"Ante la ley"Editar

Un hombre de campo en búsqueda de la ley desea acceder a la misma entrando por una puerta, pero el guardián de la misma se lo impide diciéndole que no puede pasar en ese momento. El hombre pregunta si alguna vez podrá pasar, a lo que el guardián responde que es posible "pero no ahora" ("jetzt aber nicht"). El hombre espera por años, sobornando al guardián con todo lo que tiene. Éste acepta los sobornos pero dice que lo hace "para que no creas que has omitido ningún esfuerzo". El hombre no intenta hacer daño al guardián para acceder a la ley, sino que espera hasta la muerte. Justo antes de morir le pregunta al guardián, por qué si bien todos buscan la ley, nadie se ha acercado a la puerta en todos esos años. El guardián le contesta "Nadie podía pretenderlo porque esta entrada era solamente para ti. Ahora voy a cerrarla.".

En algunas traducciones del texto alemán original, la palabra "Ley" comienza con mayúsculas. En el original alemán, la capitalización de la palabra Gesetz ("Ley") refleja una adhesión a las reglas estándares de la ortografía alemana, en la cual todos los sustantivos comienzan con mayúscula.

En El procesoEditar

Josef K tiene que mostrar a un cliente importante de Italia una catedral. El cliente no aparece, pero justo cuando K se está yendo de la catedral, un sacerdote llama a K por su nombre, a pesar de que K no lo conocía. El sacerdote revela que es un empleado del tribunal, y le cuenta a K el relato (Ante la Ley), diciendo previamente que son "los primeros párrafos [introductorios] a la Ley." El sacerdote y K luego discuten sobre las interpretaciones de la historia. Luego K abandona la catedral.

Interpretación y significadoEditar

El problema que plantea Kafka es ¿cómo se puede entrar a algo que está tan abierto? La respuesta puede ser que precisamente porque está tan abierto, es que es imposible entrar, tal vez sólo podemos entrar en aquello que está cerrado y cuya puerta puede abrirse. Nadie puede entrar a la ley porque está totalmente abierta, estamos afuera de ella. El campesino está afuera de ella y pasan los años. No puede entrar, ve un resplandor y van pasando los años. El guardián, el primer día que llegó, le dijo: aquí dentro, si entras, hay otros guardianes como yo, nada más. El guardián nunca le pegó, ni torturó, ni le amenazó con matarlo si entraba.

La relación con la ley como la sugiere Kafka, es aquello que nos incluye y nos excluye a la vez. Nos excluye porque no hemos podido entrar nunca, y nos incluye tanto que sólo estaba destinada para nosotros. La ley kafkiana es el imperio de una forma sin significado, puede ser un decreto, un acuerdo, un tratado, un informe, cualquier cosa puede ser y no ser, cualquier cosa lo que se le antoje a ese imperio, a esa cosa que está afuera.

La ley – precisamente por ser la ley – está fuera de la ley. El punto en el que está el campesino, en la puerta, sin poder hacer otra cosa que pasar los años y volviéndose, de alguna manera, una víctima de esa forma sin significado, es como un estado de excepción, parecido al estado de sitio de Turbay o el de Uribe.

Lo que sucede con el guardián es que él no se pone del lado del campesino, ni dice que también tiene curiosidad por saber lo que hay ahí dentro. El guardián no quiere saber nada, el campesino no puede saber.

Aunque la Ley parece atemporal e inexorable, es un producto histórico y sus efectos y aplicación parecen personales; por imaginar un ejemplo, citaría la Ley 100 de la Salud y o el intento de reforma a la Ley 30 de Educación, las interpretaciones de Autonomía: se presentan como producto natural de la necesidad histórica, como si no tuviera autor ni voluntad conocidos, como surgiendo de detrás de esa puerta tras la que sólo hay guardianes. Pero la reflexión, las interpretaciones de este texto pueden ir mucho más allá.

La atención puesta al pliego de peticiones de los trabajadores de la Universidad por parte de los directivos que parecieran no ser trabajadores también de la Universidad, me hace evocar el sinsentido de los estados y su Ley cuando los guardianes y las sombras toman sus puestos...

Los dos personajes, el campesino y el guardián, son temporalmente ciudadanos convertidos uno en delincuente que se dispone a cometer un delito, y otro en policía que no se lo impide, sino que le avisa que todavía no es su momento. Y ahí siguen, como en la historia de Kafka, el intento de soborno y la sorpresa del regalo. Es el diálogo permanente, el de el eterno retorno de Leon De Greiff; el guardián y el campesino pueden ser la misma persona, el mismo paisano en distintos tiempos, con diferencias entre el aquí y el ahora; es la oposición entre iguales, de diferentes grupos de iguales y de diferentes grupos de contrarios: el despelote y el régimen, el Dr. Jekyll y Mr. Hyde.

Referencias en trabajos por otros autoresEditar

La parábola es referenciada y retrabajada en el capítulo penúltimo de la novela Elizabeth Costello de J. M. Coetzee.

Jacques Derrida en el ensayo de igual título examina el aspecto meta-ficcional  de la estructura y contenido del relato de Kafka, como la colocación del título antes del cuerpo del texto y también dentro de la primera línea del texto en sí. Derrida incorpora una idea de Immanuel Kant del imperativo categórico así como el psicoanálisis Freudiano en su lectura de Kafka.

La película de Martin Scorsese Después de hora presenta una escena que parodia esta parábola.

El compositor norteamericano Arnold Rosner creó Parábola de la Ley, un trabajo para barítono y orquesta basada en la parábola de Kafka.

El primer episodio de la segunda temporada de FX serie de antología Fargo fue nombrado "Ante la Ley".

Enlaces externosEditar