Anteproyecto de Estatuto de Autonomía de la Región Valenciana de 1931

El Anteproyecto de Estatuto de Autonomía de la Región Valenciana de 1931 fue un anteproyecto de Estatuto de autonomía para la Comunidad Valenciana publicado en julio de 1931,[1][2]​ momento en el que se intentó dotar por primera vez en la historia reciente al pueblo valenciano de autonomía.

DesarrolloEditar

 
Manifestación en Alcira en 1932 en apoyo del Estatuto de autonomía.

El anteproyecto fue desarrollado por una comisión promovida por el Ayuntamiento de Valencia (el alcalde era Agustín Trigo) bajo iniciativa del Partido de Unión Republicana Autonomista (PURA) y de la Derecha Regional Valenciana (DRV), pero en el que participó también el Centro de Cultura Valenciana. Redactado en valenciano constaba de 28 artículos y una disposición transitoria. Concedía una gran importancia a los municipios, reconocía las provincias y era bastantes moderado en sus pretensiones. Pero los núcleos del PURA de Castellón y Alicante se negaron a secundarlo por ser demasiado conservador, cosa que provocó enfrentamientos entre la Conjunción Pro-Estatuto, que agrupaba a los valencianistas de la Agrupació Valencianista Republicana (AVR) y la izquierda republicana, y la DRV y el PURA.[3]

Tras su presentación el 11 de julio de 1931, el 1 de noviembre de 1932 se celebró la Asamblea de Alcaldes de Valencia, en la cual 229 municipios de 263 votaron a favor del texto. El 27 de noviembre la Conjunción Pro-Estatuto organizó un mitin multitudinario en Alcira en favor de la autonomía.[4]​ La oposición de las fuerzas hegemónicas en las instituciones y la victoria de la CEDA en las elecciones generales españolas de 1933 paró la campaña a favor del estatuto durante el segundo bienio de la Segunda República Española.

El trabajo se inició de nuevo en febrero de 1936, después de la victoria del Frente Popular en las elecciones generales de ese año, y con apoyo de las tres diputaciones y de los principales ayuntamientos. En abril de 1936, Angelí Castenyer, miembro del Partit Valencianista d'Esquerra y teniente alcalde de Valencia inició de nuevo conversaciones con los alcaldes de Castellón de la Plana y de Alicante; el 16 de julio, se constituyó en Castellón una Comisión pro Estatuto, que proyectó realizar un referéndum para septiembre.[4]​ El debate sobre el Estatuto fue interrumpido por la Guerra Civil y los acontecimientos revolucionarios vividos en todo el país.[3]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar