Abrir menú principal

Arrogancia

excesivo orgullo de una persona sobre sí misma, que la lleva a creer y exigir más privilegios de a los que tiene derecho

La arrogancia (del latín arrogāre: ad- + rogāre) es, supuestamente, sinónimo de vanidad. En la teoría de la neurosis de Karen Horney, la arrogancia o ser arrogante es el producto de la compensación que ocurre en el ego (egocentrico,egocentrismo) por tener una autoimagen inflada.[1]​ Por lo tanto la persona pretende ejercer los derechos que cree tener por la importancia que se atribuye a sí misma, basada en su autoimagen; mientras que los demás lo ven y reconocen por lo que ellos creen que es. Ser arrogante significa ser altivo, altanero, jactancioso, prepotente, engreído. Es arrogante quien cree ser un experto en todos los temas, y que, en consecuencia, no tiene interés en escuchar otras opiniones. Una persona arrogante llega, incluso, a despreciar y ofender a las otras personas.

Creerse mayor aEditar

ReferenciasEditar

  1. sa maree, Nuestros Conflictos Interiores, cap. 6

Enlaces externosEditar