Azada

herramienta agrícola

La azada es una herramienta utilizada normalmente en la agricultura. Está formada por una lámina con el borde frontal cortante relativamente afilado por un lado y un mango para sujetarla. Se utiliza básicamente para cavar y mover tierras previamente roturadas o blandas y mover montones de arena o cemento. La pala se suele fabricar de hierro, aunque también puede haberlas de madera.

Una azada ligera.

Cuando el sacho se refiere a una dalca significa entonces un tipo de ancla.[1]

Sinonimia de azadaEditar

Una campesina rumana usando una azada en un campo de patatas.

Dependiendo de la zona geográfica también se denomina mocho (Colombia), azadón (Bolivia, Chile, Ecuador, México, Honduras y Colombia), escardilla (Venezuela), gualato (sur de Chile), guataca (Cuba y Canarias), escardillo, sacho (Galicia, Andalucía Occidental), chapulina, zacho o zacha (León, Zamora, Salamanca y Extremadura), zoleta, escavillo (Andalucía), fesoria (Asturias), jada, jadica, jadico, jadeta (Aragón), picacha (Burgos), anchada, zapa (Argentina), etc.

Dependiendo de su tamaño y forma también se denomina azadón (hoja cortante de mayor tamaño que la azada y con mango largo), azadilla (hoja de menor tamaño que la azada y con tamaño largo o intermedio) y zuela o azuela (hoja de menor tamaño que la azada con mango corto, a veces con incorporación en el lado opuesto del filo de la hoja de una cabeza en forma de martillo —muy usada en tareas de carpintería—). También puede tener forma de azada estrecha en un extremo una variante del pico: el zapapico o espiocha.[2]

Sus dimensiones varían según la aplicación y las regiones, siendo el tamaño corriente de 20 a 25 centímetros la plancha y de 60 a 80 el mango. Las azadas para la bina son largas y las de escardar tienen los bordes cortantes para seccionar las hierbas perjudiciales.

HistoriaEditar

Las azadas son una tecnología antigua, anterior al arado y quizás precedida sólo por el palo de cavar. En la mitología sumeria, la invención de la azada se atribuyó a Enlil, el jefe del consejo de dioses.[3]​ El arado de mano (mr) fue representado en el arte egipcio predinástico, y las azadas también se mencionan en documentos antiguos como el Código de Hammurabi (ca. siglo XVIII a.C.) y el Libro de Isaías (c. siglo VIII a.C.).

Los daños humanos causados por el uso prolongado de azadas de mango corto, que obligaban al usuario a inclinarse desde la cintura para alcanzar el suelo. Con el tiempo, esto podía causar un dolor permanente e incapacitante en la parte inferior de la espalda a los trabajadores agrícolas. Con el tiempo, esto dio lugar a un cambio tras una lucha liderada por César Chávez con la ayuda política del gobernador Jerry Brown en el Tribunal Supremo de California. Declararon que la azada de mango corto era una herramienta manual insegura que fue prohibida por la ley de California en 1975.[4][5]

La azada en la prehistoriaEditar

Las primeras azadas eran de piedra con mango de madera. Como las actuales, incidirían de forma oblicua en la tierra, mediante el impulso humano, para abrir hoyos o surcos.[6]

La azada como origen del aradoEditar

 
Uso de la azada para cavar. Imagen cedida por el Museo Valenciano de Etnología.

Algunos especialistas han propuesto a la azada arrastrada por una cuerda con tracción humana como origen del arado. Los primeros arados aparecen en Mesopotamia meridional hacia el 4500 a. C. y en Egipto e India entre el 4000 y 3000 a. C. primero arrastrados por el hombre y luego por tracción animal. Las primeras rejas —parte en contacto con la tierra para abrirla y levantarla— fueron de la misma pieza de madera del arado, luego de pieza distinta de madera tratada y endurecida al fuego, para finalmente ser de metal, más duradera y eficiente.[6]

El inglés Jethro Tull inventó en el siglo XVII una azada de cavar tirada por un caballo, siendo la mejor la del sistema Garrett, con la que se puede escardar en un día, con el solo empleo de un caballo, cuatro o cinco hectáreas de cereales, remolacha, etc.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Real Academia Española, Sacho
  2. 'Espiocha' en el DRAE
  3. PBS. Herencia: La civilización y los judíos. "Nippur". Consultado el 26 de noviembre de 2012.
  4. «Lucha en los campos: Cesar Chavez and the Farmworkers' Struggle». Pbs.org. Consultado el 13 de diciembre de 2012. 
  5. Bruns, Roger (2005). Cesar Chavez: A Biography. Westport, CT: Greenwood Press. pp. 91-92. ISBN 9780313334528. Consultado el 29 de octubre de 2015. 
  6. a b La prehistoria II, Jorge Juan Eiroa, pág. 25

Enlaces externosEditar